4.1.1 Amor

El primer componente esencial de cualquier relación es el amor, sin este, las relaciones en la pareja se vuelven tensas e inaguantables, por lo que tenemos que tener cuidado con este "falso amor" (obsesión o conveniencia diría yo) porque este nos marca diferentes formas de comportarnos y de actuar y.....no todas son adecuadas!!!!

Si es el amor puro el que nos guía, sea cual sea el camino que tomemos, si vamos paso a paso y adaptándonos al ritmo adecuado conseguiremos el amor maduro al que todos desean llegar.

image

Modelos de Asesoramiento y Modelos de Orientación

La labor descrita hasta el momento puede llevarse a cabo desde perspectivas diversas, también conocidas como modelos. Estos son "representaciones que reflejan el diseño, estructura y componentes esenciales de un proceso de intervención en orientación" (Bisquerra et al 1998:55); es decir, son guías para la acción ya que cada uno propone procesos y procedimientos para la misma por lo que cualquier profesional, en el marco de sus funciones, basará su actuación en uno de dichos modelos, siendo necesario conocerlos todos para detectarlos en las prácticas de un centro educativo y aproximarnos a las creencias que rigen la práctica de los profesionales con quienes debemos colaborar.

En cuanto a la diferenciación modelos de Orientación y modelos de asesoramiento debemos destacar el hecho de que, al ser prácticas emparentadas, en algunos casos resulta difícil hacer una diferenciación clara entre unos y otros ya que dada la evolución de la práctica educativa podemos afirmar que, hoy en día apendas hay modelos puros y, aunque se mantienen clasificaciones divisorias, gran parte de los modelos de Orientación pueden ser considerados de Asesoramiento también, aunque destacando que al contrario es más difícil.

Lo que se pretende ofrecer a continuación es un breve repaso de algunos de ellos puesto que podemos encontrarnos con diferentes clasificaciones de los modelos según los autores que realicen las mismas.

1) La primera clasificación que podemos realizar de los mismos es: 

Modelos teóricos

Basados en los enfoques elaborados por diferentes autores que siguen diferentes corrientes

-Modelo conductista

-Modelo humanista

-Modelo de Rasgos y factores

-Modelo cognitivo

  etc.

Modelos de intervención

 

Modelos básicos

Son la unidad básica de intervención en Orientación

- Modelo clínico

- Modelo de programas

-Modelo de consulta

Modelos mixtos

Son combinaciones de los modelos básicos para satisfacer las necesidades de un contexto determinado

- Modelo clínico-psicométrico

- Modelo psicopedagógico

- Modelo socio-comunitario

                        Modelos organizativos

Son propuestas que se                                                                                   hacen para un contexto y momento determinado

Modelos institucionales

Son las administraciones públicas las que hacen la propuesta para todo un territorio

- Modelo del MEC

- Modelo de las diversas Comunidades Autónomas

Modelos particulares

Son modelos organizativos privados, referidos a un centro educativo en particular, un equipo sectorial o un gabinete privado de orientación psicopedagógica

2) En cuanto a los modelos de asesoramiento revisaremos la clasificación de Montero y Sanz (2008):

- Técnico operario “reparador” o modelo reparador: Se percibe al alumnado como “problemático” y no como a un alumno con “problemas” o circunstancias familiares, educativas, comunitarias, sociales, globales… que están influyendo en él, son derivados por el profesor a un orientador que actuará en solitario para solventar ese problema. El objetivo principal es el diagnóstico de la deficiencia cara a la toma de decisiones y la elaboración de programas individualizados. Es evidente la similitud con el modelo clínico.

- Modelo de consulta triádica: Se produce una consulta tras la que el profesor lleva a cabo la intervención. Un aspecto relevante de este modelo es el papel de mediación que el profesor hace entre los otros dos elementos de la relación. El agente que actúa, el profesor. Asesor-profesor-alumno, modelo de consulta triádica en palabras de Jiménez Gámez y otros (2005)

- Colaborador animador o modelo cooperador: El asesor ayuda al profesor y lo asesora ante una dificultad  con el sujeto, que es objeto de la consulta, para que sea él quien actúe con el  alumno; pero además, como profesional, el asesor no duda en intervenir  directamente con el alumno si es preciso, pero sin perder de vista un enfoque  global, sistémico de la intervención, incluso haciéndolo de forma colegiada, en  equipo y desplegando los recursos humanos y materiales necesarios; tal vez  también de fuera del centro, del entorno, de la comunidad. Estamos ante lo que  se denomina consulta colaborativa, clara superación de modelos anteriores y  una de las bases del trabajo actual de asesores y asesoras.

- Transformador, investigación o  modelo transformador: Hace referencia a un modelo más complejo que se basa en una una mezcla de todos ellos. Son fundamentales las buenas relaciones -incluso la cordialidad- con los  diferentes miembros de la comunidad educativa, para potenciar el nivel de  colaboración. No es tarea fácil, pero se deben propiciar actitudes hacia un cultura colaborativa del profesorado frente a la balcanización e individualismos predominantes. La comunidad está relacionada y produce un trabajo más sistémico y más productivo. Hay que destacar el trabajo en red para que las propuestas se lleven a cabo y para que se puedan alcanzar las metas educativas que un centro se propone. La interrelación de los elementos implica que cuando uno de ellos se mueve el conjunto también lo hace por lo que el asesor debe estar atento a todo el proceso no tanto para poder interpretar los cambios sino para favorecer la comunicación entre todo el conjunto y la búsqueda de soluciones en un sistema de trabajo colaborativo, se identifica con un modelo sociopsicopedagógico.

A pesar de que cada profesional puede decantarse por uno u otro modelo considero de vital importancia el conocimiento y manejo de todos y cada uno de ellos, de sus pros y sus contras, ya que para realizar nuestra labor deberemos adaptarnos a los mismos para ir propiciando que poco a poco, en función de lo mejor para cada contexto, sean los asesorados los que vayan cambiando/reformulando su visión acerca de los que emplean y la adecuación de los mismos a sus actividades. Por lo que  no debemos dar recetas de empleo de uno u otros, aún siendo cierto que, personalmente, “comulgo” más con modelos sociopsicopedagógicos, indirectos e internos, dado que estos corresponden de una mejor forma a la conceptualización de asesoramiento anteriormente reflejada, se destacará siempre el carácter de utilidad de cada uno de ellos de acuerdo con el contexto en el que se lleve a cabo la acción, siempre y cuando se actúe sobre las premisas anteriormente descritas.


Conociendo pues lo anteriormente descrito, podremos distinguir los distos tipos de actuaciones en el amor/relaciones (asesoramiento) y emplear aquellas que más se adecuen a los acuerdos tomados por la pareja.