Luz

Soy estudiante de 5º de psicopedagogía en la USC. Actualmente, estoy viviendo en la ciudad Compostelana aunque soy de Redondela, un pueblo situado a medio camino entre las ciudades de Vigo y Pontevedra.

3.4 LA TEXTURA MUSICAL

3.4 LA TEXTURA MUSICAL

Última actualización de en Luz

Mediante el sentido del tacto podemos apreciar la textura de los objetos o las superficies: rugoso, liso, suave, áspero... Pero ¿a qué nos podemos referir cuando hablamos de textura en la música?. Los sonidos no se pueden tocar, no se pueden definir con el tacto. En música la textura es un concepto más complejo. Podemos definirla como la manera de mezclar o entretejer las distintas melodías, voces o instrumentos.

Así, que para comprender bien el asesoramiento, compararemos su textura con la de orientación para así, aclarar más nuestras ideas.

Ondearé en las ideas de María Mar Rodríguez Romero respecto a sus ideas sobre ASESORAMIENTO y ORIENTACIÓN:

La orientación, históricamente, aparece ligada con el "guidance", una labor enfocada preferentemente hacia asuntos profesionales, aunque posteriormente se corresponde también con el "counseling", un tipo de práctica que incluye, junto a asuntos académicos, el tratamiento de problemas personales. Es, generalmente, concebida como una estrategia de detección, tratamiento y/o prevención de problemas de muy variado tipo, de aprendizaje, personales, vocacionales, que, se considera, repercuten negativamente en el aprendizaje y la enseñanza o que, siendo tratados, mejorarían las vidas de los estudiantes y otros tipos de clientela. Es realizada por un profesional de la educación, relacionándose directamente con el sujeto o sujetos que presentan el problema, es decir, los estudiantes, de modo que se conceptualiza como una práctica directa.

En ambos casos está presente una dimensión de encauzamiento de las trayectorias personales, académicas y profesionales de los estudiantes y otra clientela, que es la que prevalece en la denominación usada en nuestro país, y que la compromete con acciones de construcción de la identidad de los clientes con los que trata directamente.

En ciertas ocasiones se incluye dentro de la orientación y de la intervención en psicología social una estrategia específica que se denomina consulta y que presenta claras similitudes con el asesoramiento, porque se enfoca como una práctica indirecta. Sin embargo no deja de ser más que una opción de actuación que carece del rango que se le otorga al asesoramiento”

¿Qué puede decirse del asesoramiento? Esta denominación procede, al menos, de tres términos. “Consultation” y “adviser y advisory services” aluden a la consideración, deliberación y reflexión en relación con consejos, recomendaciones o sugerencias, promovidos a partir de la interacción con otros sujetos que no padecen el problema o la situación que desencadena el proceso de petición de ayuda o apoyo. El primero se ha utilizado en el campo de la empresa, la industria y la organización, casi siempre para referirse a personas externas a la institución que dan consejo profesional a ésta o a los sujetos que pertenecen a ella. El contexto con más tradición en su aplicación a la escuela es el estadounidense. En algunos casos se traduce por consultor y labor de consulta, pero lo más habitual es utilizar asesor y asesoramiento. La segunda denominación –“advise” se usa, sobre todo, en el ámbito británico y suele asignarse a papeles y órganos con funciones de apoyo integradas en el sistema educativo, en algunos casos cercanas a la inspección. El tercer término es apoyo support. Este término alude a la idea de ayuda que conlleva la labor y ha sido asignado a la estructura organizativa que sustenta la función, sistemas de apoyo (van Velzen et al., 1985) y también se ha usado con mucha profusión para denominar la persona que desarrolla labores de asesoramiento: agente de apoyo. Esta última acepción ha sido también empleada para nombrar los servicios de orientación.

Para acabar, también concluyo con lo que para la autora Rodríguez Romero es la diferencia más destacable entre la orientación y el asesoramiento. "La forma en que el profesorado participa en el asesoramiento es la diferencia más notoria que presenta con respecto a la orientación. Mientras que la desigualdad de poder entre los estudiantes y el orientador es considerable, entre el profesorado y los agentes de apoyo no es tan patente. Esta proximidad en términos de poder ha condicionado radicalmente las estrategias y formas de desempeño del asesoramiento y ha otorgado a éste una cualidad paradójica de la que hasta ahora ha estado inmunizada la orientación".