2. Saber identitario del profesorado

En este apartado se recogen todas aquellas competencias que considero que debe de tener un buen docente.

En primer lugar, un buen docente debe de poseer inteligencia emocional, puesto que un docente que sea capaz de expresar las propias emociones, ser capaz de ponerse en el lugar de los otros en cuanto a lo que sienten, ser capaz de controlar las propias emociones y tener la capacidad de motivarse a uno mismo es una base muy importante. Puesto que un docente no puede dejar que sus alumnos vean que está triste o enfadado, porque eso influye en el clima del aula negativamente. Por lo que tener la capacidad de inteligencia emocional puede ayudar a crear un clima de aula satisfactorio para que el aprendizaje sea lo mejor posible. Cabe decir que este tema de la inteligencia emocional se recoge en un capítulo de Hargreaves, "Enseñar en la sociedad del conocimiento".

Dentro de la inteligencia emocional se recogen otras como las habilidades sociales, la empatía y la motivación.

Reflexión sobre el capítulo del libro “Enseñar en la sociedad del conocimiento”

 

Otras competencias de la inteligencia emocional

 

Otra de las competencias que ha de tener un buen profesor es la competencia digital, puesto que el profesor debe saber utilizar la información de forma estratégica y buscar aquello que más le interese, sobretodo en estos tiempos en los que cada vez utilizamos más internet para buscar información y las TIC.

Importancia de que el profesorado adquiera competencia digital

 

La siguiente competencia es la creatividad, todo profesor debe de ser creativo para hacer cosas nuevas, puesto que si se hace siempre lo mismo corre el riesgo de que los alumnos se aburran. Un profesor creativo hará las clases mucho más interesantes y eso potenciará el aprendizaje de sus alumnos.

 

La importancia de un profesor creativo

 

El trabajo cooperativo es una de las competencias más importantes para todo el proceso de formación de un profesor, puesto que el ayudarse de otros compañeros hace el trabajo más elaborado y mucho mejor, puesto que la idea que no tiene uno la complementa otro, y los problemas se resuelven mejor de forma conjunta. Si los profesores se ayudasen unos a otros trabajarían mucho más seguros y agusto lo cual provocaría un clima muy agradable, a parte de dar ejemplo a los alumnos para trabajar en equipo.

 

Trabajo cooperativo, ¿ayuda al proceso de enseñanza aprendizaje?

 

Por último, otra competencia que recogí es la de saber evaluar y analizar materiales curriculares, puesto que el material didáctico que se emplea en un aula es muy importante para el desarrollo de la misma, por este motivo considero que los profesores deberían saber que tipo de material están utilizando y saber evaluarlo para intentar escoger el material al que le vaya a dar más provecho.

 

FORMACIÓN DEL PROFESORADO Y ANÁLISIS DE MATERIALES CURRICULARES

 

Todas estas competencias son importantes para cualquier profesor y para crear la identidad de los mismos. Considero que todas estas competencias se tienen que empezar a fomentar en la formación de los docentes para que se vayan habituando más a ellas y finalmente las adquieran, aquellos que no las tengan, porque hay algunos profesores que ya son creativos de por sí o tienen inteligencia emocional.