C - ¿Por qué de un Sueño?

image

Esta es una interesante pregunta, dado que las similitudes entre un sueño y el aprendizaje adquirido en la asignatura no están muy claro a simple vista, si es que existen en un principio. Aunque un poco que busquemos, que escarbemos bajo la coraza de la ignorancia nos daremos cuenta de cuan parecidos pueden llegar a ser, tanto es su construcción como en su función final.

Si uniéramos todos nuestros sueños veríamos que hay en todos ellos un hilo conductor que es un guión de vida. Es exactamente lo mismo que sucede con el aprendizaje de las personas y más concretamente con el mío propio.

En la asignatura de Formación y desarrollo profesional del profesorado, hemos trabajado a lo largo de este pequeño período temporal la formación de futuros profesionales de la formación y el asesoramiento pedagógico en instituciones educativas y de formación del profesorado y a la iniciación en la investigación en este ámbito si fuese necesario y preciso. En concreto se pretende adquirir un aprendizaje  sobre esta temática y para ello, es necesario que se lleven a cabo una serie de paso o etapas, para entenderlo, interiorizarlo y conformar nuevos conocimientos.

Eso es precisamente lo que pretende los propios sueños. Nuestra mente es consciente en todo momento de nuestras aspiraciones e inquietudes, desde las más instintivas a las más culturales. Además podemos aprender de los mismos, a través de diferentes estrategias.

Esta plataforma nos ha otorgado la posibilidad de construir nuestro propio proceso de aprendizaje. Se trata pues de un sueño donde recae en nosotros un mayor peso de responsabilidad para el trabajo y la consecución del conocimiento, pero una nueva forma de interacción, colaboración y contribución al propio proceso formativo como profesionales de la pedagogía.

image

Cuando nos introducimos en el mundo de los sueños, no lo hacemos sin un control o vigilancia, es nuestra propia mente, conocedora de nuestros miedos e inquietudes, la que nos guía en el proceso imaginario. Al igual que la mente, la figura del docente es parte activa en nuestro proceso de aprendizaje y de construcción de conocimiento. Aporta perspectivas teóricas en las sesiones de clase y nos motiva para la práctica. Nos sigue en nuestros avances y nos aconseja y ayuda en la mejora de este.

Entiendo pues, que la metáfora de los sueños es la  más apropiada, arriesgada tal vez, para explicar cuál ha sido mi propio proceso formativo y de adquisición de aprendizaje en esta materia.