Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Navegación

2. Introducción

2. Introducción

Última actualización de en Pablo Rivas Díaz

imageMe encuentro ante un nuevo reto, de esta vez la meta es conseguir formar a una serie de profesores que se encuentran perdidos y desubicados en su propio centro educativo dado que no se sienten identificados con las funciones que les son encomendadas desde la administración educativa.

Para abordar esta problemática utilizaré como símil los continuos abordajes de los piratas a las diversas embarcaciones que surcaban los mares. Como bien es sabido, los piratas eran hombres temibles e impredecibles ya que nunca sabías por donde te iban a atacar, al igual que a día de hoy sucede en el ámbito educativo donde nunca sabemos con qué nueva reforma nos sorprenderán. Te desposeían de toda ganancia (bajada de sueldos) haciéndose famosos durante cientos de años (ocurrirá con nuestro Ministro de Educación actual). Sin embargo, no debemos generalizar esto a todos los países ya que no todos los piratas son malos, en países como Finlandia los piratas reciben el nombre de “corsarios” debido a que son piratas legales que reparten sus ganancias con el resto de la población reconociendo sus méritos y logros.

Para conseguir mi meta intentaré motivar e incentivar a mi tripulación de tal manera que aumenten sus expectativas y visión de futuro. Para esto utilizaré una metodología y estrategias diferentes a las que reciben en los cursillos de formación permanente que les ofrecen desde la Administración  ya que estos cursos son realizados con una finalidad totalmente diferente a la deseable. Un docente asiste a estos cursos para completar las 100 horas de formación necesarias para sus sexenios y recibir un mayor salario a fin de mes, pero no por actualizarse y mejorar sus habilidades sociales o conocer nuevas estrategias de aprendizaje, aunque indirectamente se actualicen.