E.4. Rompecabezas resuelto: autoevaluación

   

¿Cómo ha quedado mi rompecabezas?

 

Pues bien, mi rompecabezas ha quedado totalmente compuesto y resuelto, gracias tanto al trabajo autónomo, a las entradas realizadas siguiendo las bases proporcionadas por Lourdes y al trabajo cooperativo que ha estado presente en algunas de las publicaciones. Así ha quedado de la siguiente manera:

¿Como ha quedado mi rompecabezas?

 

Ahora, creo conveniente realizar una autoevaluación del proceso seguido durante estos tres meses de clase de la materia Formación e Desenvolvemento Profesional do Profesorado. Pues que, como indiqué en alguna de mis publicaciones relacionadas con la evaluación educativa, es importante valorar la propia capacidad y calidad del trabajo realizado, y más en un campo pedagógico como el nuestro.

Antes de sumergirme en el asunto, es necesario que destaqué dos entradas realizadas que están en consonancia con esto, pues que en ellas hablo de lo que me ha supuesto la materia para mí, destacando los fases de mi propio proceso de aprendizaje, haciendo alusión a elementos del proceso de aprendizaje reflectados en mis publicaciones (constructivismo, el cognitivismo y el conductismo), y mencionando las habilidades que he puesto en juego para realizar el trabajo.

Habilidades que he puesto en juego durante mi proceso de aprendizaje en la plataforma.

 

¿Que ha supuesto para mí esta nueva andadura en torno a la materia “Formación e Desenvolvemento Profesional do Profesorado”?

Por consiguiente, debo comenzar diciendo que el trabajo elaborado ha dado lugar a un  cómputo de horas, de esfuerzo, de exploraciones, de elaborar y reelaborar las entradas, de búsqueda de imágenes que reflejasen lo que estaba diciendo en cada momento, de realización de esquemas para sintetizar la información, de empeño para transmitir adecuadamente mis opiniones y que fueran bien entendidas, de caminatas de la facultad al piso en busca de libros o de revistas… ¿Pero esto ha valido para algo? No sé cuál será el resultado de esta rigurosa tarea, pero lo que si puedo decir con certeza y veracidad es que el proceso me ha aportando grandes ventajas. Me ha ayudado e impulsado a realizar un análisis de las características, de los problemas o de las condiciones de la función docente, para lo cual tuve que desplegar diferentes estrategias y recursos y así ir evaluando la evolución de la docencia.  Esto lo tuve que acompañar con una adecuada búsqueda de fuentes pertinentes de información, las cuales le di un uso muchos más pedagógico que el año pasado, pues en este año me centré más en ir a la biblioteca de la propia facultad a buscar libros para poder armonizarlos con la información encontrada a través del soporte virtual. También me guié más por la bibliografía tanto básica como complementaria que la propia profesora nos proporcionó a través del programa de la materia.

Por otro lado, y como anteriormente apunté, se dieron competencias transversales. Pues aprendí a relacionarme más con mi grupo-clase, poniendo énfasis en el trabajo en equipo, en ir desenvolviendo una actitud autocrítica y de reflexión, analizando y sintetizando la información localizada. He ido integrando la teoría con la práctica, así a medida que elaboraba las entradas siempre intentaba poner algún ejemplo que había encontrado o haciendo referencia a alguna vivencia vivida acerca de tal ámbito.

En lo que respecta al tiempo del trabajo y, por consiguiente, al entorno virtual del Stellae, debo hacer dos distinciones. Por un lado, que comencé a publicar en la red dos semanas más tardes de haber comenzado las clases, por tanto fueron dos sesiones interactivas y expositivas en las que espere para volver a enfrentarme al trabajo en la red. Este tiempo de espera, ha sido debido a que primero quería observar y examinar cómo se iban a desenvolver las distintas sesiones, para tener una idea más clara de cómo abordar de nuevo el trabajo en la plataforma. Por otro lado, una vez que di por comenzado el cometido impuesto, me propuse llevar a cabo una temporalidad permanente y continua, no tardando más de cuatro días entre unas publicaciones y otras. La razón fue para no caer en el olvido, e imponerme de alguna manera un trabajo constante e interrumpido, no dejándolo nunca de lado. Creo que é conseguido esta meta, aunque en alguna ocasión, debido al trabajo de las otras materias cursadas este semestre, transcurrieron varios días en publicar. En este sentido, me gustaría haber tenido más tiempo para poder tocar más aspectos, pero al tener el examen tan cerca y al ser antes de navidades, éste se ha visto recortando. Aunque pienso que esto no tiene por qué finalizar aquí, sino que puede ser un “hasta luego” o un “hasta pronto”.

De la misma manera, no sólo he utilizado conocimientos nuevos que iba aprendiendo a medida que transcurrían las clases, sino que hecho uso de aquellos conocimientos previos que tenía sobre el tema. Aquí podría mencionar aquellos aspectos que estudie y que quedaron interiorizados en algunas de las materias cursadas a lo largo de toda la carrera, como pudieron ser didáctica, sociología de la educación, psicología del desarrollo, pedagogía social, pedagogía laboral (cursada este curso) y evaluación de programas. Mencionó éstas, porque es con las que veo que tiene más relación más próxima la materia que nos ocupa ahora. Esto lo trataré mejor en el punto siguiente de valoración final, pues pienso que va más unido a esto.

Autoevaluación.Hasta ahora me he autoevaluado de manera positiva, pero también debo hacer hincapié en lo negativo de la misma. Me refiero a aquello que no emplee como debiera o aquello de lo que carecí. Referido a la plataforma, no hice uso de los tweets como lo hice con las publicaciones, los archivos o los favoritos. Lo cual considero un sesgo por mi parte, ya que no emplee todas las herramientas que me ofrecía el entorno virtual. El hecho de hacerlo es sencillo, uno por el tiempo que me podía suponer entrar en la plataforma y escribir, lo cual consideraba más beneficioso emplearlo en la búsqueda de información y hacer las entradas. Y otro, porque no considero enriquecedor buscar citas o frases de varios autores para ponerlos como tweets cuando no sé lo que defiende cada uno de ellos, cuando no he leído sus argumentaciones o sus obras, por ejemplo. Para mí esto es antipedagógico, y para que fuese lo contrario tendría que profundizar en cada uno de ellos y así plasmarlo a través de los tweets, en caso de que tuviese tiempo para poder dedicarme a esto, si escribiría y haría uso de ellos. También está el hecho de que podría escribir cualquier tipo de cosa, desde lo más insignificativo a lo más meramente importante.

En lo tocante a las clases desarrolladas, tanto si son interactivas como expositivas, é cometido una falta, el no tener una participación más activa durante la exposición de las mismas, o intervenir en determinados casos cuando si tenía opiniones y argumentaciones que dar a conocer a mis compañeros. Esto se debió a la timidez y a la inseguridad. Al hecho de considerar que mis ideas quizás no aportasen nada nuevo al conjunto de la clase. Ahora me doy cuenta de que debería haber intervenido y mediado en las clases, porque esto podría ser otra de las piezas claves de mi rompecabezas. Pero como dice una gran frase humilde para admitir tus errores, inteligente para aprender de ellos y maduro para corregirlos”. Y con esto me quedo de la parte negativa de mi autoevaluación.