2. Introducción.

2. Introducción.

Última actualización de en Nerea Bastón Martínez

image

Estamos inmersos en un contexto general de enseñanza caracterizado por los importantes cambios e innovaciones  tanto en los contenidos como en la estructuración de los diversos niveles educativos, más concretamente en la etapa de educación obligatoria. Lo que supone al elemento fundamental del cambio educativo, que es el profesorado, unas pautas de acción y un rol que contribuyan al aprendizaje significativo de los contenidos, así como a potenciar y favorecer el protagonismo real de los alumnos y alumnas en el proceso de construcción de dicho aprendizaje y a prepararlos para comprender la sociedad en la que se desenvuelven, así como a desarrollar la capacidad de analizar críticamente su entorno. (Hernández Abenza 2011)

Una de las problemáticas que se encuentra en la formación inicial del profesorado, es la de configurar un modelo de formación que sea eficaz, que contemple los diversos ámbitos de adquisición de contenidos, que tenga en cuenta el contexto real de actuación y que responda a las demandas generadas por las competencia deseables para el profesorado de educación obligatoria. La formación del profesor a lo largo de la historia ha ido evolucionando como lo han hecho los conceptos de escuela, de enseñanza, de currículo, los medios de comunicación y el sistema educativo. Todos estos factores, junto a otros, han dado lugar al desarrollo de perfiles profesionales de la función docente en los que subyace una concepción de la escuela y de enseñanza diferente. Por ello, un modelo de formación del profesorado es dependiente de la propia evolución de la sociedad. (Debesse, 1980 citado en Hernández Abenza 2011)

Formación engloba tanto la formación inicial como la llevada a cabo a lo largo de la actividad profesional, la formación permanente. Estos dos momentos van íntimamente unidos y más aún en el caso que nos ocupa de la formación del profesorado, la cual debe venir caracterizada por contemplar la diversidad de intereses y necesidades; ha de ser flexible; diversificada, para atender a diferentes colectivos; vinculada a la práctica; adaptada a los constantes cambios; equilibrada entre los contenidos y el componente didáctico; multiplicidad de ofertas y pluralidad de estrategias. La formación permanente del profesor puede considerarse pues como un sistema específico, dirigido al prfeccionamiento profesional en su tarea docente. (García Llamas, 1998)

En la asignatura de Formación y Desarrollo Profesional del Profesorado hemos trabajado la formación del profesorado en diferentes ámbitos y escenarios, las políticas y prácticas de formación, las diferentes perspectivas, modelos, estrategias y recursos de formación... este trabajo se ha llevado a cabo tanto a nivel colectivo a través del trabajo en el aula y en pequeños grupos como a nivel individual a través del trabajo autónomo de cada alumno y esto se ha ido reflejando en la red Stellae en forma de blogs, tweets y archivos. Finalmente el compendio de nuestro trabajo a lo largo del cuatrimestre se verá reflejado en el portafolios (e-portafolios en este caso), se trata de una recopilación de evidencias (documentos diversos, viñetas, artículos, publicidad, programas, trabajo, páginas web, notas de campo, diarios, relatos, etc) considerados de interés para ser guardados por los significados con ellas construidos (Montero, 2002), pero en este caso a nivel electrónico. 

Personalmente, la vuelta al Stellae ha sido dura, antes de cursar la asignatura no imaginaba que retomaríamos la red después de la experiencia del año pasado en Tecnología Educativa pero, en general, mi trabajo y los resultados en esta materia han sido mejores y más constantes en comparación con el año pasado; esto se debe a que con Tecnología Educativa nos encontramos en un mundo y una metodología de enseñanza-aprendizaje totalmente nuevas a las que yo, personalmente, no estaba acostumbrada. En general, mi valoración es positiva quizás porque ya conocía la red, pero por otro lado el estar constantemente creando y recreando conocimientos me ha supuesto una gran carga de trabajo que más o menos he sabido llevar, quizás esta sea la mayor dificultad que le encuentro a mi paso por aquí en este cuatrimeste.

La realización de mi e-portafolios se desarrollará en base a una metáfora que he escogido porque se asemeja a mi paso por la asignatura en general y por el Stellae en particular, en ella yo me identifico con un árbol y con su proceso de crecimiento, desde la plantación de la semilla hasta la recogida de sus frutos. Mi recorrido empieza en el contexto de la Formación del Profesorado, soy la semilla que empieza a crecer gracias tanto a los conocimientos proporcionados por la maestra como a los que voy adquiriendo por mi misma; eses conocimientos serían el abono y el agua, tanto los que proporciona una persona como los que el propio árbol busca a través de sus raíces y que hacen que la semilla crezca y se desarrolle para posteriormente convertirse en árbol. 

Error processing the video

 

Este trabajo constará de un siguiente apartado llamado desarrollo o crecimiento en el que explicaré en profundidad la metáfora con la que me identifico, haré un repaso por algunos aspectos fundamentales y básicos de la asignatura y crearé un par de subpáginas que se dividirán en los trabajos realizados en el aula y en los trabajos realizados personalmente en casa a partir de ideas proporcionadas en clase tanto por los compañeros como por la profesora. Posteriormente un apartado de conclusiones me llevará a reflexionar sobre mi paso por la asignatura y por la red así como a la realización de un proceso de autoevaluación. Finalmente crearé una última página con la bibliografía y webgrafía empleada en la creación del e-portafolios. 

 image