3. Introducción y justificación del hilo conductor

El trabajo que se detallará a continuación, es un e-portafolio elaborado para la asignatura de “Formación e Desenvolvemento Profesional do Profesorado”. Es la presentación de todo el trabajo llevado a cabo a lo largo del cuatrimestre, y por lo tanto refleja muchas horas extras de reflexión, de indagación, de investigación y de trabajo. El e-portafolio tiene numerosas ventajas entre las que destacan el estímulo que produce en el aprendizaje autónomo al generar organización, la flexibilidad que le otorga al alumno al permitir esta autonomía para gestionar su propia formación, el aprovechamiento que se hace de internet y de las web, o el hecho de que permite el seguimiento del desarrollo o avance en un curso, y la reflexión y autoevaluación del mismo. Supone por lo tanto, mantener una constancia en el trabajo diario y personal, para poder, poco a poco ir dando forma a un grupo de conocimientos adquiridos, y que son ya parte de nuestra formación.

Este año, con respecto al anterior, se ha introducido la novedad de los grupos. La verdad es que compaginar el trabajo personal y el trabajo en grupo no es sencillo, ya que elaborar correctamente los blogs lleva su tiempo, y por lo tanto o nos dedicábamos a una cosa o a la otra (con la carga de trabajo del resto de materias, no daba tiempo para más). Esto quizás puede verse reflejado en mi trabajo, y es que si al comienzo del trimestre y durante el primer mes, me centre más en trabajar en el grupo, al final se ve que la mayor parte del trabajo estuvo en configurar mis blogs personales. La verdad es que veo por un lado mucho más enriquecedor el trabajo individual y por otro en cambio el de grupo. Es decir, si atendemos al desarrollo personal, a las capacidades de investigación, reflexión y elaboración con autonomía propia,  el blog personal sin duda gana puntos. En cambio por otro lado, si atendemos al trabajo en grupo, también implica todas estas destrezas, pero de manera conjunta y por lo tanto con menor carga de trabajo. Aunque eso sí, también tiene sin embargo, el enriquecimiento del trabajo cooperativo, y sobre todo el poder hacerlo conjunto también te hace tener una mirada más crítica, ya que otra persona tiene que dar el consentimiento de lo expuesto, mientras que en el personal, cada uno pone lo que cree conveniente.

Pues bien, hecha esta presentación que podríamos denominar más formal, considero conveniente explicar la estructura de mi e-portafolios, y el hilo conductor del mismo. Este año he escogido como metáfora para relacionar mi trabajo, el viaje, pero no un viaje cualquiera, sino un viaje al fin del mundo. ¿Por qué? Pues ahí va mi explicación.

Este es nuestro último año de carrera, aquí se cierra otra etapa de nuestras vidas, por lo tanto ahora, cogemos nuestra maleta repleta de conocimientos, y emprendemos un nuevo viaje, hacia otro destino, con otros objetivos y metas. En esa maleta, uno de los compartimentos irá repleto de los conocimientos adquiridos en esta red, que estarán identificados de la siguiente forma: por un lado llevaré ropa, ésta será por un lado ropa interior (todo mi trabajo personal, a través de mi blog), y por el otro, la ropa de vestir (todo lo trabajado a través del grupo “Pedagogos en formación”) ¿Por qué esa distribución? Pues porque considero que lo que mis propias elaboraciones van por dentro, son reflexiones, investigaciones, pensamientos, gustos y opiniones propios, por lo tanto deben de formar parte de mi interior, y sólo están expuestas a los demás si yo las público. Sin embargo, la ropa de vestir, la que va en las capas exteriores, es la que los demás ya ven de mi, con ella comparto mis experiencias en grupo, y es ropa complementaria a mi trabajo personal, ya que en cierto modo también van mis ideas implícitas en ese trabajo.

Además de la ropa, llevaré también lógicamente calzado, necesito unos elementos de apoyo, para pisar firme y que todo mi atuendo, cobre sentido, es por ello que todos los archivos utilizados, tanto en grupo como de manera individual, son mis pares de zapatos, zapatillas y botas. Sin ellos nada sería igual, me dan un salto de calidad en mi trabajo, y acompañan de manera encomiable a todos mis blogs. Descalzo siempre medimos unos centímetros menos por la suela, de ahí ese salto de confianza, de relación y de sentido que me otorga llevar los pies protegidos.

Por último, en mi maleta no podrán faltar los complementos. Son esas cosas que te dan cierto detalle, para estar ya bien definido tu look, tu manera de ser, o tus reflexiones en los blogs. Acompañan de manera superficial, todo el trabajo y son también elementos que hay que valorar, porque pueden algunas veces, ofrecernos aclaraciones sobre todo lo demás. Mis complementos son en este caso, los tweets y los favoritos.

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este no es un viaje cualquiera, es un viaje al fin del mundo. ¿Qué implica esto?

Un viaje al fin del mundo, implica principalmente que nunca sabes cuándo vas a llegar. Implica por lo tanto implícitamente paciencia, vocación, identidad, uso de diferentes recursos (de transporte, de alojamiento, para subsistir…), esfuerzo, ganas de aventura, lucha, entrega, cierto grado de formación etc. Puede parecer que estoy hablando de todos los valores y habilidades que implica ser docente, y que hemos trabajado en la asignatura, pero no, es lo que implica este viaje del que estoy hablando, el viaje al fin del mundo. Voy a especificar brevemente cada uno de ellos:

            Paciencia: en un viaje en el cual no conoces tu destino final, siempre tienes que tener paciencia, porque nunca sabes cuándo llegarás al final de tu trayecto. Habrá que hacer escalas en múltiples aeropuertos, esperas en estaciones de tren y autobuses, autostop en busca de alguien amable que te lleve, y sobre todo andar, tus pies guiarán siempre tu camino.

            Vocación: para aventurarte en un viaje así, tienes que tener las ideas claras, porque dejarás atrás ciertas cosas, pistas por el camino, pero debes continuar. Estarás viajando continuamente, por lo que tiene que gustarte lo que estás haciendo, sino, abandonarás antes de llegar a la meta.

            Identidad: en referencia a la personalidad de cada uno. Uno tiene que ser consecuente con sus ideas, sus opiniones, crear su propia identidad, para mostrarla a los demás. Tu identidad en este viaje debe ser fuerte, ya que habrá momentos buenos y momentos no tan buenos.

            Uso de diferentes recursos: pues está claro, para alcanzar las metas hay que contar con múltiples variables, por lo tanto tendrás que estar dispuesto a andar, a ir en coche, en autobús, en tren, en barco, en avión, o en lo que haga falta con tal de seguir avanzando en tu camino. Además tendrás que buscarte la vida, necesitarás sitios donde dormir y no siempre serán cómodos y estarán a tu gusto, pero deberás acostumbrarte y saber valorar lo que tienes, y lo que pueden ofrecerte los demás. El objetivo lo tienes claro, pues ahora sólo te queda subsistir y continuar adelante.

            Esfuerzo, lucha, entrega y ganas de aventura: por todo lo dicho, este viaje no es sencillo, tienes que ser fuerte, estar siempre alerta, y no tener miedo. Necesitas tener claro por lo que quieres luchar, esforzarte por ello y que nada te detenga.

            Formación: para comenzar este viaje necesitas cierto grado de formación, tener claro en qué tipo de viaje te estás embarcando y sobre todo seguir aprendiendo según el viaje vaya transcurriendo, porque la formación no está reñida con el tiempo, y nunca es tarde para aprender.

A través de Stellae Airlines comienza ahora mi viaje, ¿hacia dónde me llevará? Sólo lo sabré cuando desembarque en un nuevo puerto. Este puerto no será todavía el fin del mundo, de hecho no sé dónde queda ese lugar. Simplemente no hay un fin, ni del mundo, ni de la formación. Tiene carácter permanente, y tú decides por dónde continuar, el fin llegará solo. Este viaje te saldrá caro, porque deberás pagarlo con tu esfuerzo, y eso vale más que cualquier moneda, pero si quieres venirte, estás invitad@, las puertas de la formación, siempre están abiertas.