5. Fin del viaje…vuelta a casa.

5. Fin del viaje…vuelta a casa.

Última actualización de en Sara Cancelo Pereiro

Una vez que llega el final de un viaje por carretera, suele tocar el momento más difícil, en el cual debes reflexionar sobre todo lo visto y vivido. En este momento es en el que te das cuenta de las cosas que podrías haber hecho y vivido muchas más experiencias, esto es una de las cuestiones que hemos aprendido en la materia, a acomodarnos a una sensación de profesión inacabada. Esta sensación es la que nos debe mantener siempre en la necesidad de realizar muchos más viajes por esas carreteras del conocimiento y no dejarnos acomodar en la seguridad y estabilidad de nuestro “hogar”.

Viajar nos hace ser conocedores de la realidad, descubrir cosas nuevas e interiorizar todas las experiencias vividas. Por ello, creo que este viaje ha sido muy fructífero, ya que queda en mí multitud de paisajes observados, pero a su vez se mantiene la necesidad de visitar muchos otros que no he llegado a analizar y que pueden relacionarse con este viaje.

 

A modo de autoevaluación, me gustaría analizar todos los componentes de este viaje y destacar en ellos tanto lo positivo como lo negativo que he aprendido, ya que lo analizado de cada viaje se incluye en los archivos, blogs y tweets antes comentados.

Creo que como conductora de mi proceso de aprendizaje, conseguí adaptarme a este vehículo que es la red social Stellae, sacando un buen partido de las ventajas que nos da. Pude reflexionar sobre diferentes temas y compartirlos con mis compañeros, los cuales a su vez me aportaron sus propias ideas y experiencias, creando una plataforma donde todos podemos formar parte a un mismo nivel y tenemos un papel activo. Esto me sirvió para aprender tanto cuestiones más profesionales (como conocimientos teóricos, estudios, análisis, etc.) como personales (experiencias, reflexiones, impresiones, etc.).

Destaco uno de los puntos importante que pude observar en este viaje, y es la necesidad de una guía de esos lugares importantes a visitar. En este caso, como ya expliqué anteriormente, esta guía era la propia docente que logró hacernos ver la importancia de que los alumnos tengan un papel activo en su formación, pero a su vez la necesidad de ese apoyo y colaboración del docente para el proceso de aprendizaje. Como se pudo analizar durante la materia, a día de hoy es necesario que el alumno sea el centro en su proceso educativo y que el profesor se adapte a un papel de guía que propicie aprendizajes significativos, genere situaciones de debate y reflexión y acompañe al alumno en su desarrollo. Esta metodología, por tanto, genera una mayor responsabilidad en el alumno y a su vez una mayor autonomía.

También, creo que es necesario comentar que me llevo en mi maleta una vez finalizado este viaje. Al principio esta maleta cerraba bien, pero yo creía que contenía cosas innecesarias. A lo largo del viaje descubrí que incluso necesitaba rescatar cosas que me había dejado en casa ya que no era consciente de la importancia del docente en multitud de cuestiones así como la relación con todo lo que concierne a la educación (el docente siempre se verá afectado por las condiciones educativas, culturales, sociales, económicas, políticas… es decir, por todo aquello que forme parte de la  sociedad en la que está inmerso). Considero que ahora mismo mis maletas están llenas de todo lo aprendido, llegando incluso a no cerrarse completamente, pero eso no quita que tengo la sensación de necesitar volver atrás en muchas cuestiones para ampliarlas y seguir trabajando sobre ellas. Esto genera sensaciones de inseguridad sobre lo aprendido, pero creo que también forma parte de esa necesidad de formación permanente, ya que en tres meses resulta complicado conocer todo lo relativo a la formación y el desarrollo profesional del profesorado.

 

viaje IIIIIII

 

Me gustaría destacar, que al inicio de este viaje no esperaba observar paisajes tan variados, porque creía que el tema del profesorado era una cuestión mucho más específica y estable. Esta es una de las cosas que más destaco, ya que pude darme cuenta de la realidad cambiante en la que estos se desarrollan, todos los problemas a los que se deben enfrentar (tanto sociales, políticos, organizativos, en las aulas…) y la importancia de estar preparados para dar respuesta a todas las necesidades que se les plantean. Por ello, destaco la importancia de que este paisaje se muestra como algo inacabado, así como la identidad del docente, algo en constante renovación y modificación, siendo flexible y aprendiendo a adaptarse a las necesidades.

Otro de los puntos fuertes, es el hecho de tener un copiloto, con el que se reforzó mi idea de la necesidad de un entorno colaborativo y de trabajo en grupo a la hora del desarrollo profesional y la formación del profesorado. Esto no solo sirve para repartir tareas, si no que si se sabe llevar a cabo de manera efectiva, puede generar un entorno de aprendizaje que lleve a un conocimiento grupal muy positivo. Como se dice muchas veces, el grupo no es la suma de sus integrantes, si no que posee una dimensión muy superior. Con él, además, pudimos apoyarnos entre nosotros, trabajar en torno al respeto de las opiniones, la comunicación y el crear un clima confortable de trabajo. Hay que destacar, que nuestro grupo al ser solo dos integrantes resultaba muy fácil esta colaboración y veo muy positivo el incluir esta parte a nuestro portafolios.

Sin embargo, no todo han sido cosas positivas en este viaje. Como suele pasar al viajar por carretera, esta no siempre se encuentra en las mejores condiciones y en ocasiones coges caminos equivocados o en mal estado. Me gustaría destacar que con esta plataforma también se ha aprendido en base a ensayo-error, ya que en muchas ocasiones he comenzado a analizar cosas que resultaban no ser oportunas y pasaba mucho tiempo para elaborar cuestiones que después al plasmarlas en una entrada parecían muy escuetas. Este principalmente es uno de los problemas a los que me enfrento cuando tengo que trabajar de esta manera y en ocasiones me genera conflictos, ya que cada una de las publicaciones que se realizan llevan detrás un trabajo y reflexión de la cual en ocasiones es difícil dejar constancia, por lo que genera inseguridad.

Así mismo, hubo momentos en los que por cargas de otras asignaturas no pude dedicarle todo el tiempo que creo que necesitaban y al parar a reflexionar estos últimos días me daba la sensación de que ciertas cuestiones no reflejaban todo lo aprendido y otras necesitaban aún un mayor análisis. Como siempre se debe aprender de los errores, creo que esta red va a servir como plataforma para seguir avanzando en estos conocimientos y ha dado pié a generar en cada uno la necesidad de seguir viajando.

Por ello, creo que es necesario seguir viajando y explorando nuevos lugares, pero a su vez es necesario volver a los lugares ya conocidos y observarlos con una nueva mirada, tratando siempre de observa el paisaje de la manera más amplia y nunca dejando de reflexionar con cada experiencia.

 

 

 

 

viaje IIIIIIII

“Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje a seguir adelante y descubrir el mundo que os rodea con sus rarezas y sus maravillas. Descubrirlo será amarlo” Kahlil Gibran

 

“Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje” Louis L’Amour