Navegación

Diálogo 11: Debate en torno a un plan de formación y al último informe PISA

 

Después de debatir lago y tendido sobre diferentes aspectos de la formación permanente de los docentes y su rol vital en el ámbito de su desarrollo profesional, el grupo de pedagogos decide que es el momento de abordar el análisis conjunto de un plan real de formación del profesorado planteado en un contexto concreto. María, como pedagoga gallega comprometida con su tierra, comparte con los restantes miembros de grupo el “Plan de Formación del Profesorado de la Xunta de Galicia para el curso 2013-2014” un documento creado por la Xunta de Galicia con el objetivo de coordinar las actuaciones en materia de formación permanente del profesorado.

Junto con el documento propiamente dicho, María ha preparado una breve introducción del mismo. Básicamente expone a sus compañeros las principales partes del mismo: criterios de admisión, criterios de evaluación, certificaciones, licencias y reintegros, programas europeos vinculados a la formación permanente, formación en centros coordinada por la Xunta de Galicia, actividades formativas promovidas por los CAFI/CFR (Centro Autonómico de Formación e Innovación y Centro de Formación y Recursos respectivamente), cursos de actualización lingüística y comunicativa así como indicación para la inscripción en los mismos.

Tras leer el documento por separado deciden quedar para compartir sus impresiones al respecto. Nada más llegar al Café Don Budi intercambian sus impresiones generales sobre el mismo. Todos coinciden en encontrarlo claramente incompleto y con graves deficiencias.

Pedro abre el debate tocando los aspectos más generales del documento sin entrar en detalles. La primera y más importante deficiencia a ojos de Pedro es la falta de visión estratégica. No se identifica ningún tipo de evaluación de la situación actual de los docentes y sus demandas, no se fijan líneas estratégicas a seguir, metas concretas a alcanzar ni programas serios de evaluación de resultados y reorientación estratégica.  Todos asienten gravemente mientras escuchan la exposición de Pedro y sorben tímidamente su correspondiente café o té.

Al terminar la exposición de Pedro, interviene María para reafirmar lo dicho por Pedro y concretar que los verdaderos protagonistas, los docentes y la comunidad educativa, pasan por ser meros espectadores. María como gallega, se siente especialmente defraudada con esta oportunidad perdida para orientar adecuadamente la formación permanente de los docentes gallegos. Como ejemplo de una alternativa al plan de formación gallego, María presente el análogo de Cantabria que, sin ser mucho mejor si representa un ligero avance desde el punto de vista estratégico.

Antonio por su parte, expresa sus impresiones de un modo más directo y sencillo al decir que bajo su punto de vista es poco menos que una recopilación de acciones formativas sin prácticamente hilo conductor de ningún tipo. La frase final resulta lapidaria: es un plan de formación sin plan, un bocadillo de tortilla sin tortilla.

Con todo, no se puede decir que el plan de formación sea un completo desastre. A este respecto Juana intenta rescatar los aspectos más positivos del mismo. En su opinión da fe de un buen número de iniciativas formativas de muy diversa naturaleza que abarcan todos los niveles educativos (aunque principalmente los no universitarios) y responde a diferentes demandas potenciales (hermanamiento entre centros, innovación educativa, gestión de bibliotecas, trabajo docente colectivo, atención a la diversidad, capacitación en el uso de las TIC, transferencia de experiencias docentes, estancias en otros centros, gestión de la convivencia en el aula, igualdad de género en el aula, construcción del europeísmo…). Además, vistas de un modo conjunto, las iniciativas planteadas no se restringen al colectivo docente sino que implican a casi todos los agentes (alumnos, docentes, directivos, administración educativa, empresas, centros educativos, empresas, ONGs, instituciones sin ánimo de lucro, futuro profesorado, personal no docente afín a estas actividades…)  lo cual todos consideran un acierto.

Juana distingue, en su repaso por las actuaciones descritas en el plan, aquellas promovidas desde la Comisión Europea y aquellas promovidas por el gobierno regional de la Xunta de Galicia. Ambas líneas de actuación no parecen tener un claro vínculo mostrándose como dos elementos totalmente diferentes y descoordinados pero que puestos de forma conjunta resultan bastante amplios aunque dejan un poco de lado la Universidad (especialmente en el caso de la Xunta de Galicia).

Mientras Juana cita todas las actuaciones descritas en el documento, a María le llaman la atención aquellas que tienen que ver con el trabajo colectivo de los docentes y el acercamiento de profesionales de diferentes centros e incluso sistemas educativos. Para María son una manifestación del tipo de iniciativas que estaban planteando en sus debates sobre la identidad docente y la formación permanente aunque pronto surgen diversas dudas al respecto: ¿estará funcionando bien?, ¿le dedicarán los recursos necesarios?, ¿se implicará de verdad la comunidad educativa?

La respuesta a algunas de estas preguntas parece más clara en el caso de las iniciativas de la Xunta de Galicia, tal y como apunta Antonio. En muchos casos la oferta de plazas no parece excesivamente abundante lo cual puede indicar una falta de interés por parte de los docentes, una falta de recursos de la administración o una mala planificación de actividades. Adicionalmente, Antonio también apunta a aspectos más secundarios pera también relevantes. En algunos casos parece que los trámites administrativos pueden llegar a resultar algo tediosos (actas, preinscripciones, proyecto, inscripción, informes finales, documentación asociada…) y la propia administración pone ciertas barreras territoriales vinculadas a la distribución de los CFR, algo que parece ir en contra del espíritu que se debería promover.

Finalmente, Juana cierra el debate aportando importantes carencias en aspectos como la transferencia del conocimiento generado en los proyectos de formación propuestos (pues no se detalla qué iniciativas se seguirán para hacer que llegue a toda la comunidad educativa) así como ausencia total o presencia muy tímida de ciertas temáticas (sexualidad, moral y ética, implicación de las familias en la educación, respeto por el medio ambiente y educación en la naturaleza…).

Análisis del Plan de Formación del Profesorado de la Xunta de Galicia para el curso 2013-2014

 

Finalmente, los cuatro colegas, comparten sus diferentes puntos de vista respecto de los resultados del último informe PISA.

PISA 2012: ni blanco ni negro, más bien gris

Diálogo 11