Vanessa Valero Iglesias

Me considero una persona simpática, responsable, trabajadora, perseverante, con carácter y muy indecisa.

1. INTRODUCCIÓN

1. INTRODUCCIÓN

Última actualización de en Vanessa Valero Iglesias
  1.  INTRODUCCIÓN

 

La asignatura de Asesoramiento curricular a centros y profesores pertenece al plan de estudios académico de la Licenciatura de Psicopedagogía, debido a la gran importancia de sus contenidos para nuestra futura labor como psicopedagogos/as, al incidir tanto en nuestro desarrollo personal como profesional.

Esta materia me ha desvelado la multitud de horizontes que abarca la asesoría, ya que, desde el principio, toda mi formación de base ha estado orientada hacia la educación, al estudiar en un comienzo Maestra en Educación Primaria. Además, la metodología, basada en el lema “Learning by doing” (aprender haciendo), y el e-portafolios como herramienta de apoyo al proceso de enseñanza-aprendizaje tomando como plataforma la red social Stellae, me han permitido reorganizar y reestructurar mis conocimientos previos acerca del asesoramiento. Estas estrategias, junto al acompañamiento proporcionado por la profesora Lourdes Montero a través de su amplio bagaje académico-profesional, me han permitido modificar, ajustar y ampliar mis conocimientos y herramientas necesarias para afrontar en un futuro cercano una práctica tan compleja como es el asesoramiento psicopedagógico.  

Aquí os adjunto una serie de archivos donde explico la teoría de Donald Schön, epistemólogo que desarrollo el axioma “Learning by doing”, afirmando que a partir de la acción se genera el conocimiento, el cual se comprueba y ajusta de nuevo en la práctica y, por otro lado, el e-portafolios como pilar a través del cual se articula esta materia, al permitir tanto documentar  como evaluar los aprendizajes de una persona.

“LEARNING BY DOING”

UNA APROXIMACIÓN A LOS PORTAFOLIOS

 

Una vez elaborados los documentos que, en mi opinión, considero necesarios para abordar esta materia, me veo en el gran dilema de cómo organizarlos de manera clara y coherente. Tras un período de tiempo reflexionando, me he dado cuenta de la gran similitud que existe entre la construcción del conocimiento y la construcción de un puzzle. En un principio, esta comparación puede parecer surrealista, sin embargo, cuando estamos construyendo un puzzle, al igual que como ocurre con el conocimiento, en un primer momento, es necesario reorganizar nuestras ideas previas, a través de una serie de tácticas y estrategias particulares, como por ejemplo, clasificar las piezas por colores, texturas o formas; para posteriormente, ir añadiendo, poco a poco, nuevas piezas o contenidos basándonos en las piezas de partida o preconcepciones formuladas. De esta manera, pieza a pieza va surgiendo un mundo propio, es decir, nuestro propio conocimiento que conlleva un aprendizaje significativo. De aquí viene el título de mi portafolio personal:   “Nuestro conocimiento: un juego de puzzle”.

 


¿Quieres descubrir como todo encaja?