5. FIGURA DEL CORREDOR; CORREDOR INTERNO/CORREDOR EXTERNO

images (1).jpg

 

     En esta quinta página, compartiré con vosotros (al final de la página), varios documentos, en primer lugar aquel que lleva por título “Figura del asesor educativo”. La razón por la que he realizado una simplificación del asesoramiento, centrándome en el educativo es que,  nuestra futura labor como orientadores será desarrollada en el ámbito educativo, por lo que me pareció más oportuno recopilar información acerca del agente educativo al que le incumbe las tareas propias de este ámbito de asesoramiento. Las fuentes de las que me he valido para extraer la información a partir de la cual he elaborado el archivo que os adjuntaré a continuación,  son los libros:


-Gupta, R.M. y Coxhead, P. (1993). Asesoramiento y apoyo psicopedagógico, estrategias prácticas de intervención educativa.

-Marcelo García, C. y López Yáñez, J. (coords) (1997). Asesoramiento curricular y organizativo en educación.

 

             Hasta la promulgación de la Ley Orgánica General de Educación LOGSE en el 1990, los servicios de apoyo a nivel educativo, se caracterizaban por una relación lineal entre este y los demás agentes educativos. Pero afortunadamente esta concepción ha ido evolucionando pasando a considerar la labor del asesor,, como una pieza clave, que facilita y se adapta a los problemas y a las necesidades del profesorado, favoreciendo esto la mejora de la calidad educativa.

       Es gracias a la promulgación de la citada ley cuando la figura del asesor “cobra vida”, algo que planteó la necesidad de clarificar las funciones tanto del asesoramiento como del apoyo.


   Por lo general, el asesor asumirá uno de los papeles específicos:

1. Asesor de recursos

2. Asesor del procesos


     El asesoramiento puede ofrecer un servicio tanto interno como externo. A continuación colgaré el documento donde he tratado este tema que lleva por título, Asesor interno/Asesor externo. El primero de ellos es aquel que se encuentra integrado en la estructura de la institución. Desde mi punto de vista, la labor de este es más cercana y tiene más en cuenta las características del asesorado ya que, el hecho de convivir diariamente con él, le facilita en gran medida su labor, ya que no tiene la necesidad de partir desde la salida para poder comenzar por superar los primeros obstáculos con los que se encontrará en el desarrollo de su labor asesora, como por ejemplo, empaparse de la información básica del cliente, personal, académica, familiar, social. Es un trozo de carrera que ya tiene superado, unos obstáculos que fueron derrotados con cada zancada del día día en la institución educativa. Pero también es cierto, que ese conocimiento nos puede llevar a no correr de forma objetiva, es decir, a estar tan seguros de lo que conocemos y de lo que a nuestro cliente le hace falta, que acabemos en el suelo.

        Todo lo contrario le sucede al asesor externo. Es el agente que proviene del exterior de la estructura del centro, cuando se le requieren sus servicios. Tendrá que comenzar desde el punto de partida, comenzando la carrera por el principio, asimilando toda la información que requiera para poder ir superando cada uno de los obstáculos que le surjan durante el transcurso de la carrera. Esto en un principio puede parecer una desventaja, mientras el asesor interno ya ha superado los primeros obstáculos y ya ha avanzado una cantidad de metros considerables, el asesor externo por el contrario, se encuentra esperando el pistoletazo de salida. Sin embargo, si nos paramos a reflexionar sobre ello durante tan solo unos instantes, nos daremos cuenta de que esa desventaja no es tal. El hecho de no conocer las características del cliente, le permite trabajar de una forma más objetiva, sin dar por hecho muchas de las necesidades que quizá, el asesor interno, por el hecho de conocer al asesorado, ya de por sabidas sin volver a indagar sobre las vidas.

          Como todo en la vida, cada uno de estos asesores guardan en sus definiciones, en sus tareas y en sus funciones, ventajas y desventajas, y es labor del asesor, sea del tipo que sea, superar cada una de las desventajas y aprovecharse de cada una de las ventajas con las que cuente. Solamente de esta manera, se logrará llevar a cabo una labor asesora que facilite la mejora de la calidad educativa.


images (2).jpg


 

“La labor asesora, sea desarrollada como servicio interno o como servicio externo, podemos compararla a un barco que, en muchas ocasiones, se verá obligado a superar las tormentas que azoten el mar a su paso y en muchas otras, deberá aprovechar el viento a favor avanzando todo lo posible hacia la consecución de sus metas”

 

Casal Cruces, Uxía (2013)

 

   Como ya anunciara al comienzo de la página, a continuación os adjunto los documentos pdf en donde trato: En el primero el tema del asesor educativo y en el segundo sus ámbitos de actuación según desempeñe su labor, dentro de las estructuras de la institución educativa "Asesor interno", o fuera de la estructura de la instituión educativa "Asesor externo".

Figura del asesor educativoAsesor interno - Asesor externo