(4) 2. Conclusión de lo vivido en mi viaje y sus aportaciones.

 

    2.  Conclusión de lo vivido en mi viaje y sus aportaciones.


         Una vez realizado mi viaje por el mundo en sus seis continentes, recapitulo a modo de conclusión todas las experiencias de este maravilloso viaje, que son:

-          Respecto a la gran pregunta, ¿qué es más amplio la orientación o el Asesoramiento?

Después de todo lo leído a mayores de ambos conceptos luego de la realización del documento en el que respondí a esta pregunta. Desde mi punto de vista sigo pensando que ambas acciones convergen en la misma figura, aunque con frecuencia se diferencie estrictamente entre asesor y orientador, porque a este último se identifica con un psicólogo clínico dentro de un modelo clínico (que se sitúa en el modelo psicopedagógico) y al primero con un formador o asesor de docentes.  Por tanto para mi, orientador y asesor, deviene en la misma figura, porque al fin de cuentas ambas profesiones en su práctica acaban dependiendo una de la otra. Es decir, la orientación y asesoramiento son dos piezas que deben ir parejas de manera que el asesor orienta y que el orientador asesora, o lo que es lo mismo, son prácticas incluyentes.

Por otro lado, ambas funciones tanto siendo asesor como orientador, se debe de tener una intervención sistemática, teniendo en cuenta todos los elementos sobre los que intervenir. Ya que ambas son dos prácticas emparentadas en sus metas más valiosas: ayuda y apoyo al sistema educativo, que tiene como fin la autocapacitación del sujeto mediante la consciencia de sí mismo y su realidad; por tanto se complementan para lograr este objetivo común, o dicho de otra forma, orientación y asesoramiento no son procedimientos contrapuestos sino que forman un continuo.

Pero en con la lectura de más documentos para ver si era capaz de encontrar alguna diferencia obtuve que:

La orientación:

  •  Implica una actuación mucho más directa, porque el orientador actúa generalmente con alumnos  desde una perspectiva asimétrica haciendo diferencia de status.
  • Orientar es intervenir sobre

El asesoramiento:

  • Las decisiones las toman las personas asesoradas
  • El asesoramiento trabaja desde una perspectiva horizontal, donde no  existe diferencia de estatus, y cada individuo posee un saber específico, es decir es un trabajo de igual a igual desde aportaciones significativas del uno al otro.
  • Asesorar quiere decir intervenir con

Por tanto a pesar de haber encontrado estas diferencias, yo sigo pensando como al principio, porque he visto en clase que varias o la mayoría de las personas coincidíamos en que ambas practicas deben de ir emparejadas.

 

-          Modelos se asesoramiento: Como se vio, existen diversas clasificaciones de los modelos de asesoramiento, y en ellas diversos modelos. Pero en sí, el rol asesor de soporte y ayuda se debe de definir no por la decisión de aplicar un modelo u otro, sino por el juicio y la intención ante la demanda de necesidades dinámicas de los diferentes momentos y contextos profesionales y educativos, situándose así cuidadosamente en la zona de desarrollo potencial, y de esta forma tendiendo hacia el modelo colaborativo. Porque lo importante, es poder ser capaz de observar de forma particular cada caso, es decir, las características del profesorado, la innovación pretendida y la institución que alberga la posibilidad de cambio. De esta manera se conseguirá llevar a cabo una buena actividad y practica asesora.

 

-          La técnica de Acuario puesta en práctica en clase: me ha gustado mucho llegar a conocerla, porque a pesar de que en clase no se pudo desarrollar del todo, me ha permitido observar que es una muy buena técnica al permitir desarrollar la capacidad de expresar los diversos puntos de vista de una manera democrática, al mismo tiempo que fomenta el diálogo, la discusión informal y la participación de todas las personas implicadas en su puesta en práctica, dispersadas en los grupos existentes.

 

-          El profesorado: Para ser capaces de conseguir un cambio potente hacia una «educación pública y de calidad para todos» (Escudero, 2002) sea sostenible e «interiorizado», hay que buscar la implicación del profesorado y las comunidades siempre desde el sentido común y la relevancia, con optimismo y de manera significativa, en un accionar pleno de colaboración, prudente y perseverante. Ya que muchas veces el profesorado no se implica en la práctica de manera colaborativa para alcanzar metas comunes.

 

-          La colaboración, es uno de los valores más importantes a alcanzar. Ya que:

  •  Esta se convierte un desafío para todos los profesores y profesoras que desarrollan su actividad profesional en centros de trabajo donde el dialogo profesional, la comprensión, la cordialidad, la aceptación mutua, la reflexión colectiva, la apertura, la flexibilidad, etc., no existen. Por lo que la colaboración, sólo se desarrollará, en una cultura donde tenga cabida la apertura, la comunicación, el trabajo compartido, el intercambio de prácticas profesionales, la reflexión colectiva, la búsqueda conjunta de soluciones a problemáticas surgidas de la actividad docente, las preocupaciones e intereses profesionales compartidos, etc.
  • Hoy en día  todo el trabajo del profesorado o cualquier otra profesional del centro, requieren de una labor de equipo, ya que los procesos educativos para que sean de "calidad" dependerán en gran medida de la posibilidad y capacidad de desarrollar dicha labor. Por tanto, hay que trabajar por la existencia de la colaboración en todos los centros de enseñanza y así ser capaces de alcanzar las expectativas puestas en la mejora.
  • Un ambiente donde reina la colaboración y la superación diaria por la mejora, ayuda a obtener un trabajo en equipo óptimo, encaminándolo para que en él existan innovaciones sostenibles, es decir, que todos como un equipo sean capaces de proponer innovaciones en las que trabajar, pero luchando paralelamente porque estas sean sostenibles.

 

-          El asesor:

  •  En primer lugar, un asesor por mucho la labor que este esté muy bien cualificado, tenga mucha experiencia, etc., si en el centro en el que trabaja no existe un buen ambiente de colaboración entre los diversos profesionales, jamás se lograrán tener grandes resultados, ni se podrá luchar conjuntamente por obtener las mejores soluciones ante los posibles problemas o situaciones que puedan salir a la luz. Por tanto, lo más importante es luchar si no la hay, por fomentar un ambiente de colaboración en el centro, para así quitarle el máximo jugo a las expectativas a alcanzar.
  • Los asesores, tienen que luchar porque la función de asesor cada día sea más valorada, sea más completa y sea respetada en todos los ámbitos que la forman, para que así esta pueda realizarse conforme a los objetivos que la misma pretende conseguir en su lucha diaria. Y reine ante todo un ambiente de colaboración y superación por parte de todos los profesionales. Para así, entre todos poder afrontar los diversos retos que el día a día les plantea como desafío, aunque a veces conseguir ganar la confianza de todo el profesorado, para obtener de ellos su colaboración, no es una tarea nada fácil.

 

-          La diversidad: es una realidad social, y, por lo tanto, una realidad en cada centro educativo; realidad derivada de la singularidad biológica, psicológica, social y cultural de cada alumna y cada alumno, de la singularidad de cada familia y de cada una de las profesoras y de los profesores, también de las particularidades de cada centro y de cada comunidad educativa en su conjunto. Y la respuesta educativa a esa diversidad debe concretarse en cada uno de los proyectos educativos, en cada una de las enseñanzas, en la coordinación docente, en la personalización de la educación de cada una de las alumnas y alumnos, en los recursos y medidas educativas, en los compromisos familiares y sociales y en todo lo que contribuya al máximo desarrollo personal y social del alumnado y a su preparación para convivir y participar, de forma autónoma, en una sociedad democrática.

En consecuencia todos los centros y profesorado, tienen que tener como objetivo educativo, conseguir que todas las personas consigan el máximo desarrollo personal y social posible, por lo que requiere que: se les facilite una educación adaptada a sus singularidades, que se les garantice una igualdad efectiva de oportunidades y que se les ofrezcan los recursos necesarios, tanto al alumnado que lo precise como a los centros en los que se escolariza.

Por tanto, ninguna circunstancia personal o social puede ser motivo de discriminación alguna a la hora de organizar la atención educativa del alumnado, por lo que los centros educativos deberán ofrecer una respuesta que compense las diferencias individuales de todas las alumnas y alumnos, en el marco de los principios de normalización e inclusión y desde la consideración de la diversidad como un elemento enriquecedor para el conjunto de la sociedad. Ya se recoge en el preámbulo de la citada Ley orgánica 2/2006, que la educación «es el medio más adecuado para garantizar el ejercicio de la ciudadanía democrática y un instrumento de mejora de la condición humana y de la vida colectiva».

 

-          El currículum: es algo fundamental en todo centro y práctica docente, porque el currículum escolar nos sirve para, diseñar o planificar el trabajo que el profesorado desarrollará más tarde en el aula, es decir para hacer explícitas las intenciones del sistema educativo. Y también, para guiar la práctica pedagógica, es decir una guía para orientar el trabajo del profesorado en el aula. Por lo que es importante que los profesores conozcan los diversos tipos de currículum existentes y ver cuál de ellos se amolda mejor a nuestra práctica docente.

 

-          El cambio: es el concepto que siempre tenemos que tener muy presente en la práctica docente. Ya que es uno de los agentes que garantizan la mejora de la práctica docente en toda su totalidad, obteniendo así resultados fructíferos y de enorme riqueza tanto personal, por el trabajo realizado, como a nivel académico, por los resultados alcanzados reflejados en el alumnado.

 

-          Los estereotipos: El profesor ha sufrido las consecuencias negativas de los éxitos obtenidos por el sistema escolar en los últimos veinte años, perdiendo el respeto y el apoyo social que constituían su retribución social, y la sociedad ya no cree tan únicamente en la educación como antes. De ahí esa lucha constante por parte de los “nuevos” profesores para poder recuperar esa visión y que no siga siendo injustamente valorada por los estereotipos ya establecidos.

 

 

              Por tanto teniendo en cuenta todas las experiencias recapituladas (o conocimientos obtenidos) en mi viaje por el mundo en sus seis continentes, me hace recordar sobre lo dicho en Europa el día de mi partida antes de empezar este viaje que era: “Pero en definidas cuentas, con los conocimientos y preparación recibida sobre el asesoramiento, a día de hoy, no me siento capaz de poder llevar a cabo dicha labor; labor que a través de la formación que esta asignatura me puede dar, me ayude a prepararme más sobre el asesoramiento y en consecuencia, sentirme más preparada para poder desenvolver dicha labor o reto.”. Pues ahora, situándome en el mi punto de llegada, también Europa, reafirmo que ahora aunque no me sienta del todo preparada para ello, si que gracias a las experiencias vividas en este viaje me siento dispuesta para retar a esa labor si en el futuro se me presenta la ocasión de poder realizarla. Y por otro lado, a seguir viajando y planeando viajes para prepararle lo máximo posible en la ampliación mis conocimientos, y en consecuencia seguir haciéndome y respondiéndome las preguntas: qué aprendí,  qué reorganicé, qué aclaré, en qué estaba confundida, etc., cada vez que acabe un viaje lleno de experiencias enriquecedoras para mi futura labor asesora.

     En conclusión este portafolios me hizo reflexionar y rejuntar muchos conceptos de gran importancia, todos ellos necesarios para poder alcanzar una buena práctica asesora.