5. HACIENDO MI MOCHILA DE ASESOR

HACIENDO MI MOCHILA DE ASESOR.

 

Llegado a este punto ya sabemos de donde venimos y hacia donde queremos ir, pero… ¿sabemos los materiales que debemos llevar en este camino? ¿tenemos preparada nuestra mochila para tan largo viaje? Es algo fundamental que tenemos que tener claro para poder proseguir en la búsqueda de nuestro futuro como buenos profesionales del asesoramiento.

 

Este apartado lo voy a dividir en dos secciones de la mochila de asesores, una de ellas voy a añadir las técnicas que conocimos en clase y en la otra voy a meter todas las experiencias, informes y procedimientos aprendidos en el periodo de prácticas en un centro escolar.

 

En la primera sección de mi mochila de asesor no puede faltar la “técnica de acuario”, que pusimos en práctica un día en el aula. La cual me pareció una técnica interesante, muy productiva y que promueve el trabajo y el aprendizaje cooperativo, ya que si uno de los círculos no realiza su papel la técnica no sale todo lo bien que debería. Por lo que creo que es una técnica muy interesante para poner en práctica en una tutoría o en grupo de alumnos para poder observar diferentes cualidades, tanto de una forma individual de cada alumno como de una forma grupal del aula.

 

Dejo adjuntado el archivo que había realizado con anterioridad sobre la técnica de acuario más detalladamente.

Rememorando la técnica de acuario.

Y por otra parte, en la segunda sección de mi mochila de asesor voy a introducir diversas pruebas, técnicas y experiencias que he adquirido en las prácticas de este año de psicopedagogía como personal del Departamento de Orientación.

 

Lo primero que me gustaría meter en mi mochila serían algunos de los test que aprendí a pasar a diferentes alumnos. Los cuales son los siguientes:

 

  • El primero sería el Wisc, ya que me parece una prueba de la más completas que existen para poder realizarle una evaluación y un informe detallado al alumno para posteriormente poder empezar a asesorar tanto al discente como a sus familiares. Es una excelente prueba para la exploración de diversas capacidades con la finalidad de determinar la capacidad intelectual de niños y adolescentes.
  • Otro de los test que creo que son de gran ayuda dentro de un Departamento de Orientación para averiguar alguno de los problemas de los alumnos son el d2 y el EMAV, los cuales son para evaluar un déficit de atención.
  • Una de las pruebas más interesantes para añadir en esta gran mochila es la del ORIPRO, la cual consta de tres bloques de preguntas (aptitudes, rendimiento académico e intereses) a través de los que el alumnado descubre las áreas o campos profesionales que más se adaptan sus características y, en función de los resultados obtenidos, puede tomar decisiones en materia formativo-profesional.
  • Y por último, algunos informes para evaluar el progreso de las diferentes Adaptaciones Curriculares Individualizadas que se le entregan a los alumnos con las notas de las evaluaciones con la finalidad de que los padres y/o familiares puedan observar el progreso.

 

Sé que mi mochila de asesor aun está incompleta y que le quedan innumerables secciones para rellenar, pero espero que a lo largo del tiempo pueda ir llenándola poco a poco con diversas experiencias y conocimientos adquiridos a lo largo de la vida.

  Mi mochila de asesor

 

“Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida”.

Albert Schweitzer - (1875-1965) Médico, filósofo, teólogo protestante y músico franco-alemán.