3. Cara naranja: Orientación vs Asesoramiento

 

image


Después del primer acercamiento a la materia se nos ha presentado un tema controvertido  como es la diferenciación entre la orientación y el asesoramiento. He establecido esta a través del color naranja ya que continúa a ser un color muy vivo e intenso, lo cual refleja mi desconcierto aún presente ante la materia. Cuando parecía que tenía conocimiento del asesoramiento observo cómo no es suficiente con conocer una cara del cubo, sino que todas son igual de importantes y que, por lo que parece esta no va a ser ni más difícil ni más fácil que la anterior sino, diferente, pero a la vez similar, de ahí mi desorientación.

 

Respecto al tema, en el aula se había generado un debate que estaba cargado de dudas y de cuestiones a las cuales no encontrábamos respuesta, nunca, por lo menos en mi caso, me había planteado si la orientación y el asesoramiento forman diferentes piezas de la cara o por lo contrario se aúnan en una misma. Se presentaba al principio como un misterio, dónde no sabíamos dónde empezaba uno y donde acaba el otro,  como dijo Anne Katherine Donde terminas tú empiezo yo”.

 

Ya que, ambos términos parecían compartir características y matices hemos tratado de  esclarecer  el tema a través de diferentes sesiones llevadas a cabo en el aula. Estableciendo  las características más básicas de cada uno de  ellos para poder empezar a indagar acerca de esta suave línea que los separa, sabiendo de que puntos partir. Por lo que a través de diferentes documentos que poseíamos algunos miembros del grupo pudimos en un principio establecer los diferentes matices  diferenciales que presentaban cada uno de ellos.

 

Los matices consensuados en por el grupo aula  fueron los siguientes:

 

ORIENTACIÓN

Origen

Guidance, couselling

 Práctica

 Directa con estudiantes

 Poder

Asimetría

Comunicación

Unidireccional

Meta

Resolución de problemas

 

ASESORAMIENTO

Origen

Support, adviser

 Práctica

 Indirecta: con profesores u otros miembros de la comunidad educativa

 Poder

Horizontabilidad

Comunicación

Bidireccional

Meta

Capacitación asesores/asesorados

 

Mencionar que, Lourdes para comenzar a situarnos las manos en la posición correcta para empezar con los primeros movimientos nos ha proporcionado algún tipo de respuesta, exponiendo que  ambas son prácticas emparentadas y sus metas  más valiosas son la ayuda y apoyo al sistema educativo; ambas emergen de una historia distinta pero casi terminan por converger, pero presentan matices que diferencia ambos términos. De ahí el significado de la definición que os muestro a continuación:

 

La orientación como una práctica que debería estar atravesada por el asesoramiento, esto es, que el asesoramiento (en cierto modo) reconfigura el sentido de la orientación en la medida en que incide en el apoyo y en la colaboración (Lourdes Montero, 2013).

 

Como podemos observar las diferentes sesiones continúan desenvolviéndose con la misma metodología propuesta al inicio, en la que debemos ser nosotros los que reflexionemos e indaguemos sobre las diferentes pinceladas que se nos proponen en clase para configurar nuestro propio conocimiento. Al fin y al cabo la base que nos permite avanzar en el conocimiento de nuestro particular cubo del asesoramiento.

 

A través de estas matizaciones se han clarificado los aspectos que diferencia a cada uno de ellos y para poder profundizar más al respecto centrándonos en cada concepto  en general y en sus modelos en particular hemos realizado una tarea grupal, grupo de futuras piscopedagogas, con el fin de asentar las bases teóricas para poder continuar avanzando en la comprensión de los movimientos necesarios.

 

A pesar de que los investigadores del ámbito de orientación y asesoramiento no llegaron aun a consensuar un único significado para el término modelo, se pueden apreciar elementos comunes en algunas de las definiciones propuestas por los autores que muestro a continuación y otros.

 

Los modelos de orientación son “una representación que reflecta EL diseño, la estructura y los componentes esenciales de un proceso de intervención en Orientación”.

  Bisquerra y Álvarez Gonzalez (1988)

 

Un modelo es “la representación de la realidad sobre a que lo que hay que intervenir, y  que va a influir en los propósitos, métodos y agentes de dicha intervención”.

Rodríguez Espinar (1993)

 

En ambas definiciones se puede apreciar la idea que, en Orientación, los modelos sirven de guía para la intervención y su función consiste en sugerir  de que manera intervenir y diseñar el proceso de orientación. En esta línea, como grupo consensuamos y optamos por la definición de modelo que ofrece Pantoja (2004), pues como grupo nos parece una de las definiciones más completas:

 

“Un modelo es un marco teórico de referencia de la intervención orientadora que se identifica con la representación de la realidad sobre la que el orientador debe actuar e indicar los fines, métodos, agentes y cantos aspectos sean necesarios para a su aplicación práctica”.

 

Una vez definido el término “modelo”, nos centraremos en la  clasificación de los existentes en las diferentes prácticas debido a la complejidad de la orientación y del asesoramiento generan una variedad de modelos cuyo enfoque de actuación es diferente segundo la perspectiva aportada.  Para una mejor clarificación de estos os dejo el documento que hemos realizado bajo el título de  Modelos de Orientación y Asesoramiento. En un primer momento, abordaremos los modelos de orientación en función de diferentes criterios: histórico, tipo de relación, tipo de intervención, ámbitos de intervención y de ayuda de la mano de diferentes autores como pueden ser Carles Monereo, Escudero J. M., Meyers, Álvarez y Bisquera, entre otros. Posteriormente en cuanto a los modelos de asesoramiento también propiciamos una definición y basamos en este caso la clasificación en Nieto Cano por parecernos la más exhausta y precisa.

 

Además de por los pasos a través de los que pueden realizarse, por los supuestos en los que se asientan con respecto a clientes y consultores, por las metas que  persigue, que pueden ser descritas segundo un criterio bipolar de intervención directa frente a la potenciación y capacitación de los sujetos/instituciones y por el tipo de responsabilidades que asigna a los sujetos (estrechamente diferenciadas o paritarias y compartidas)” (Escudero, 1992)

 

 


 En conclusión, y después de haber visto las numerosas clasificaciones de los modelos de orientación y asesoramiento he llegado a dos conclusiones gracias a las aportaciones de Lourdes Montero en el aula.  En primer lugar, podemos ver, por ejemplo en el caso de los modelos de  orientación hacen la mayoría hacen referencia por lo menos a tres comunes: clínico, de consulta y de servicios, aunque siempre con matices diferentes en función de los criterios y los fundamentos teóricos de cada autor/a.

 

En segundo lugar, el ecleticismo de los modelos, es decir, es un método que consiste en reunir lo mejor de cada modelo, adoptando o seleccionando entre varias opciones. Por ello debemos tener muy presente la importancia de no adoptar un único modelo, sino que todos ofrecen la posibilidad de retroalimentarse y adaptarse en función de la realidad concreta a la que se dirija.

 

Finalmente con la intención de profundizar más en esta cara naranja, he realizado una reflexión acerca del asesoramiento y de diferentes modelos desde el punto de vista de los asesores externos al centro, con ello, se acota especialmente el tema que nos ocupa, aunque esta precisión da la posibilidad de advertir que será el asesoramiento externo a las escuelas, el que configurará, mi siguiente documento. No obstante la función general de apoyo externo a las escuelas y a los profesores no agota todas las modalidades posibles de asesoramiento escolar, como bien sabemos; el asesoramiento externo merece ser incluido en una categoría más amplia de dinamización, animación y facilitación del desarrollo y mejora de la escuela en la que también habría que incluir asesores, coordinadores, responsables y orientadores internos a los centros y, por supuesto, también los mismos profesores.

 

Sin embargo en esta ocasión me ha parecido interesante indagar en este tipo de asesoramiento, porque quizás mis conocimientos previos sean más amplios en torno a la orientación y asesoramiento que se desenvuelve dentro del propio centro. Quizás porque he podido observar más de cerca esta práctica tanto de forma teórica como práctica, al realizar el año pasado el prácticum, en un departamento de orientación de un colegio. Por ello este archivo, presenta la oportunidad de acercarse al término del asesoramiento desde esta perspectiva y pudiendo a la par compartir teorías muy interesantes de diversos autores como por ejemplo Freire.

 

El documento que os presento a continuación está basado en aportaciones de autores como Juan M. Escudero Muñoz y Juan M. Moreno Olmedilla, ambos autores realizan varias investigaciones y trabajos de importante calibre acerca del tema que nos ocupa, el asesoramiento; como he mencionado en la correspondiente entrada que os muestra a continuación:

 

http://stellae.usc.es/red/blog/view/47020/el-asesoramiento-a-centros-educativos

 

 

En archivo que os dejo a continuación, pretendo hacer una profunda reflexión acerca del asesoramiento desde el punto de vista de los asesores externos al centro, con ello, se acota especialmente el tema que nos ocupa, aunque esta precisión da la posibilidad de advertir que será el asesoramiento externo a las escuelas, el que configurará, desde ahora mi plan de análisis. No obstante la función general de apoyo externo a las escuelas y a los profesores no agota todas las modalidades posibles de asesoramiento escolar, como bien sabemos; el asesoramiento externo merece ser incluido en una categoría más amplia de dinamización, animación y facilitación del desarrollo y mejora de la escuela en la que también habría que incluir asesores, coordinadores, responsables y orientadores internos a los centros y, por supuesto, también los mismos profesores.

 

Sin embargo en esta ocasión me ha parecido interesante indagar en este tipo de asesoramiento, porque quizás mis conocimientos previos sean más amplios en torno a la orientación y asesoramiento que se desenvuelve dentro del propio centro. Quizás porque he podido observar más de cerca esta práctica tanto de forma teórica como práctica, al realizar el año pasado el prácticum, en un departamento de orientación de un colegio. Por ello este archivo, presenta la oportunidad de acercarse al término del asesoramiento desde esta perspectiva y pudiendo a la par compartir teorías muy interesantes de diversos autores como por ejemplo Freire.

 

El documento que os presento a continuación está basado en aportaciones de autores como Juan M. Escudero Muñoz y Juan M. Moreno Olmedilla, ambos autores realizan varias investigaciones y trabajos de importante calibre acerca del tema que nos ocupa, el asesoramiento. En este caso en concreto baso el documento en su obra el asesoramiento a centros educativos. Realizando, por tanto, un resumen de aquellas partes que consideraba importantes retroalimentando el discurso con aportaciones de otros autores y propias con la intención de clarificar el conjunto del texto, a través de ejemplos o de mi propia forma de ver lo que nos emitían.

 
 A través de la realización de este documento  ha configurado la posibilidad de situar la figura real del asesor/a a un centro educativo desde el exterior para comprender cómo los modelos que hemos mencionado marcan en cierto modo nuestra práctica, aunque como ya hemos mencionado no debemos regirnos por un único modelo. Asumiendo numerosos roles que se le atribuyen  y que por otra parte parecen configurar un entramado impenetrable pero que con entusiasmo, determinación, responsabilidad… pueden llegar a hacerse realidad y permitiéndonos avanzar a hacia la deseosa calidad del proceso.

 

Con esto finalizo el contenido referente a esta cara naranja, la cual mencionaba al principio que no sería fácil y como hemos podido observar no lo ha sido. Ya que para poder establecer las diferencias entre dos términos tan complejos, que casi podrían  cada uno de ellos configurar un cubo de rubik  diferente, se necesita tener conceptos, características, funciones… muy claras y definidas ni no es  del todo así.  Pero estamos en el camino correcto por eso os invito a seguir realizando movimientos e intentar conocer ahora la otra cara del cubo, porque:

 

"Si puedes soñarlo, puedes hacerlo"

W. Disney