Noelia Oliveira Porto

Uno se acerca al final del viaje. Pero el final es un objetivo, no una catástrofe. George Sand

()

Descripción corta: Los rasgos que más me definen son: la empatía, la timidez, el nerviosismo y la humildad.
Email de contacto:
Sitio Web: http://
Usuario de Twitter:

Sobre mi

“No hay mayor gratificación en el asesoramiento psicopedagógico que el ayudar a pensar, a actuar según lo que se piensa y a pensar según lo que se hace, mientras se hace” (Nélida García Márquez)

Actividad

Nube de etiquetas

Archivos

Mover archivo

Tablón de mensajes

  • Noelia Oliveira Porto

    “Asesorar es una habilidad muy diferenciada;
    las personas silenciosas la poseen en mayor
    medida que las ruidosas; porque los asesores
    son capaces de vivir vicariamente obteniendo
    placer del éxito de otros; son interpretes, no
    teóricos, ni tampoco personas de acción;
    funcionan mejor en la fase reflexiva del
    aprendizaje y, en definitiva, se trata de gente
    atraída por la influencia, no por el poder”
    (C. Handy)

  • Noelia Oliveira Porto

    “...si una de las herejías más importantes del cambio
    educativo es la cultura del individualismo, la
    colaboración y la colegialidad son fundamentales para
    la ortodoxia del cambio... se presentan como estrategias
    especialmente provechosas para promover el desarrollo
    del profesorado... (para) que éste trascienda la reflexión
    personal e idiosincrásica y la dependencia de expertos
    externos, hasta un punto en que los docentes pueden
    aprender unos de otros, poner en común su pericia y
    desarrollarla juntos”
    Andy Hargreaves

  • Lourdes Montero

    Una buena recomendación la atribuida a Nélida García Márquez para una asesora del futuro que combinada con la atribuida a paulo Freire, forman un cóctel a degustar.
    Saludos
    Lourdes

  • Noelia Oliveira Porto

    «... a estos muñecos, como a los humanos, muévenlos cordelillos groseros, que son los intereses,
    las pasioncillas, los engaños y todas las miserias de su condición: tiran unos de sus pies y los
    llevan a tristes andanzas; tiran otros de sus manos, que trabajan con pena, luchan con rabia,
    hurtan con astucia, matan con violencia. Pero entre todos ellos desciende a veces del cielo al
    corazón un hilo sutil, como tejido con luz del sol y con luz de luna, el hilo del amor, que a los humanos,
    como a estos muñecos que semejan humanos, les hace parecer divinos, y trae a nuestra
    frente resplandores de aurora, y pone alas en nuestro corazón y nos dice que no todo es farsa
    en la farsa, que hay algo divino en nuestra vida que es verdad y es eterno y no puede acabar
    cuando la farsa acaba.»
    Jacinto Benavente. Premio Nobel de Literatura. 1922

Ver todo

Blogs

Más entradas

Páginas

No se han creado páginas aún