Post publicado por Nerea Bastón Martínez

Por Nerea Bastón Martínez
Nuestra obsolescencia programada es la sanidad privada.