TECNOLOGÍA. ¿Tecnología es sinónimo de innovación educativa? ¿Cómo afecta la tecnología en la sociedad?

    Carmen Castro Garcia
    Por Carmen Castro Garcia

    Uno de los debates en los que siempre caemos, es el uso de la tecnología, tanto si nos referimos al ámbito académico como al social, y es que cada uno tiene su opinión y su punto de vista frente a un tema tan abierto como este. Por ello me gustaría ofreceros mi opinión personal y reflexionar un poco sobre ello.

    La tecnología es una herramienta al alcance de todos, pero realmente, quien se encarga de que eso sea una innovación, es cada uno. Por ello, decir que “la tecnología es buena para el aprendizaje, motiva al alumnado y hace más fácil y más rápido la interiorización de contenidos” no tiene sentido en un contexto en el que introducir tecnología, en muchos casos, se traduce en instalar un proyector con una pantalla táctil en una clase.

    Introducir tecnología en los procesos de enseñanza-aprendizaje no soluciona los problemas educativos existentes.

    En mi propia experiencia, puedo fundamentar esto con lo que pasó en mi instituto, en el que introdujeron pantallas digitales con proyectores en cada aula, para que la mitad de profesores no lo usaran, para que directamente pusieran el texto del libro proyectado o para que en vez de utilizar el encerado resolvieran los ejercicios en el ordenador/Tablet y se proyectara en la pantalla. Este tipo de utilidad, no mejoró en nada nuestro proceso de aprendizaje y por tanto, hubiera sido lo mismo si no tuviéramos pantallas y proyectores.

    No por ello, hay que negarse a la introducción de tecnología, porque sólo “Las tecnologías son insuficientes para mejorar la educación si su integración no se produce en el contexto de una reformulación metodológica global (formativa, organizativa y curricular), capaz de general algún tipo de ruptura con los modelos educativo previos”.

     

    A nivel social, el uso de las tecnologías aumenta a pasos gigantes, y por tanto defiendo que “Las tecnologías ya se han hecho presentes y poseen impulso propio; la sociedad tendrá que habérselas con ellos de uno u otro modo”. Hoy en día, son muchas las ocasiones en las que la tecnología es totalmente necesaria, como puede ser:

    -Para acceder a muchos tipos de papeles oficiales, como la obtención de un certificado de ausencia de delitos sexuales, imprescindible para poder trabajar con menores. Para la realización de las prácticas curriculares o para los voluntariados es necesario, y cuando yo lo necesité, tuve que activar mi DNI electrónico en una máquina y luego acceder con ello a una página web en un ordenador específico de la subdelegación de Pontevedra.

    - Para consultar facturas o tickets de compra, ya que cada vez más empresas están reemplazando el papel por los documentos electrónicos.

    - Para mucha formación a la que sólo hay acceso de forma online, con la que se consigue llegar a muchísima más gente con unos costes bastante inferiores. Un ejemplo de esto son los numerosos cursos que se ofrecen desde plataformas como educaweb.

    - Para poder entregar un currículum en una empresa, que por motivo de la ley de protección de datos, ya no se puede entregar en papel. Pero hasta mismo para realizar el currículum hay que utilizar tecnología, y cuanto más innovadora mejor, porque más llama la atención.

    -Para poder comunicarse, sobre todo a distancias considerables, sale mucho más barato si dispones de herramientas que funcionen vía Internet, que utilizar formas más convencionales. Se fomenta el uso de la tecnología, y personas que nunca habían utilizado un ordenador o un teléfono móvil moderno, acaban por aprender y adaptarse. Un ejemplo personal es el caso de mi madre, que nunca había tenido un ordenador ni un móvil moderno, para poder hablar con su hermana que vive en Suiza, tuvo que empezar a utilizar Whatsapp, porque si no debía pagar una tarifa internacional a más, en la línea móvil.

     

    Esto y mucho más es la realidad ante la que estamos y con lo que tenemos que convivir, por lo que, una enseñanza en la utilización de la tecnología, desde mi punto de vista, es ofrecer más oportunidades a las nuevas generaciones que nacen en medio de una sociedad inmersa en la tecnología. El uso que en un futuro quieran hacer de ella está en sus manos, pero darles las herramientas y la oportunidad de tener conocimiento sobre un importantísimo factor mundial, creo que es necesario.

    Si a mí me hubieran enseñado de otra forma, utilizando los recursos tecnológicos que teníamos de un modo más atractivo, puede que hoy en día fuera más receptiva con el uso de las nuevas tecnologías, ya que a pesar de estar a favor de su integración en el ámbito escolar, me cuesta a veces adaptarme y utilizar muchas de las herramientas tecnológicas que nos ofrecen.

      Carmen Castro Garcia

      Carmen Castro Garcia

      Alumna de 3º de Pedagogía, de la USC.

      últimos comentarios