Proyectos autonómicos y estatales para la integración de las tecnologías en las instituciones educativas. ¿Tiene sentido que se invierta el dinero de los contribuyentes en eso?

    Alicia
    Por Alicia Comentarios (2)

    A partir de leer Montero, L. y Gewerc, A. (2013). Políticas oficiales sobre TIC y educación. Tendencias y líneas de actuación, he podido llegar a entender que las políticas educativas deben conectarse con las demandas de transformar el impulso tecnológico mediante proyectos autónomicos y estatales, los cuales, he podido llegar a aprender, gracias a Montero y Gewerc (2013), deben invertir dinero para formentar la tecnología en las aulas. Con todo ello, podemos decir que es necesario que se invierta dinero de los contribuyentes en llevar a cabo la integración de las TICs en todos los centros educativos.

    Los profesionales de la educación pierden cierta autonomía si no se invierte dinero en sus proyectos educativos tecnológicos. A fin de cuentas, existe una contraposición entre la conservación y el cambio en esta temática. Por ello, podemos argumentar que es totalmente necesario que existan medidas y políticas educativas que incentiven el cambio hacia la nueva era de la tecnología educativa, ya que el profesorado puede sentirse limitado en ciertas ocasiones, si no consigue que se profundice en el hecho de aprender mediante la creación de nuevas formas de enseñanza utilizando la tecnología en las instituciones educativas.

    El impulso tecnológico debe de avanzar en los establecimientos públicos educativos, para que los discentes puedan desarrollar capacidades de aprendizaje tecnológicas, a través de prácticas educativas de formación inicial. No se puede desvalorizar al profesorado que estimula dichas prácticas en la educación a día de hoy, ya que implica un avance estimulante para los/las alumnos/as. Para ello, las políticas estatales y autonómicas deben invertir el potencial económico necesario. Sin esto, no creceremos ni ascenderemos al aprendizaje rápido e interesante, que implica el avance en las redes sociales educativas, por ejemplo.

    El hecho de que los/las estudiantes aprendan mediante blogs, que puedan compartir entre ellos/as, resulta relevante, ya que se pueden nutrir mutuamente y recrear una nueva información que puede resultar intrigante para el lector. Esto implica que todos/as podamos disfrutar de la información que los/las demás crean a partir del conocimiento de otros/as personas, lo cual resulta positivo, ya que conlleva un avance educativo y grato para: tanto como los/las educadores/as como para los/las alumnos/as. De este modo, se complementan las políticas educativas con la autonomía de los/las educadores/as para poder recrear nuevos medios de educar en metodologías tecnológicas. Con todo ello, podemos llegar a pensar que, los proyectos autonómicos y estatales, para la integración de las tecnologías en las entidades educativas proporciona un gran progreso en nuestra “sociedad de la educación”.

     

    Material de lectura empleado:

    • Montero, L. y Gewerc, A. (2013). Políticas oficiales sobre TIC y educación. Tendencias y líneas de actuación.
      • Laura Pérez García
        Laura Pérez García

        ¡Hola Alicia!

        Acabo de leer tu entrada (yo también he hecho una entrada sobre este tema) y me ha parecido muy buena.

        Coincido contigo en que el hecho de invertir dinero en recursos tecnológicos para los centros educativos nos ayudará a progresar en nuestra sociedad. Aunque sí es verdad que para que esto ocurra, el profesorado no puede mantenerse al margen, debe estar actualizado en estos temas.

         

        • Alicia
          Alicia

          Hola Laura! Gracias por leer mi entrada. Por supuesto que los/las profesores/as deben de actualizarse en todo momento para poder ofrecer una buena educación a sus alumnos/as y, no quedarse estancados en la enseñanza tradicional.

        últimos comentarios