¿Es posible aprender sin tecnología?

    Paula Vidal

    La tecnología, como vengo nombrando desde el inicio de esta cuenta y en este blog, es un instrumento que nos aborda diariamente y se ha hecho casi inevitable su uso; creando una necesidad, en su uso, para nuestro desarrollo diario. Con esto, y bajo este pensamiento, veo inevitable el uso de la tecnología en las aulas, pues más que formarse con ella, resulta una necesidad, cada vez más creciente, formarse en ellas. Por lo tanto, mi respuesta a la cuestión “¿Es posible aprender sin tecnología?” es rotundamente, no. La llegada de la tecnología facilitó la llegada de conocimiento, su agrupamiento y su acceso, y haciéndonos partícipe en él; ya que podemos crear contenido. Lo que sí es verdad, es que al ser un ámbito tan extenso, puede dar lugar a confusión a la hora de elegir el “conocimiento correcto”, pero por eso hago referencia a la necesidad de formarse en la tecnología, y no tanto, en formarse con ella.

     

    Agustin Gabutti hace referencia en su blog publicado en el Cuaderno Rojo en el 2007, a la necesidad de incorporar la tecnología en los centros, ya que “prohibir o no estimular el uso de la tecnología en el aula es cómo evitar que entren al salón de clases. Ese salón de clases es un reflejo del avance de la sociedad, es por eso que los recursos tecnológicos y las nuevas metodologías dinámicas de enseñanza y aprendizaje son necesarias. Por lo tanto, incorporar la tecnología es incorporar a los centros en la sociedad.

     

    Lo que a los centros escolares se refiere, y a su forma de incorporar el uso de las TICs en las aulas, podemos destacar la existencia de computadoras, pantallas inteligentes, y otros numerosos softwares destinados al uso del centro educativo; pero todo esto, a mi juicio, son meras infraestructuras o materiales proporcionados, pero en si mismos, sin ningún valor. Pero lo destacado por María Teresa Lugo y Virginia Ithurburu en la Revista Iberoamericana de Educación en 2019, es la potenciación de Internet ya que promueve proyectos colaborativos entre escuelas y proyectos educativos más allá de la institución, junto con portales educativos. Es decir, la posesión de material tecnológico en las aulas no proporciona una mejor educación por el simple hecho de tenerlo, si no la forma de trabajar con él. Una vez su trabajo potencie ciertas cuestiones pedagógicas, podríamos hablar de avance, o juzgar en la medida de lo posible la implicación de estas

     

    Según Sancho en 2006, las nuevas tecnologías de la información tienen 3 efectos inmediatos: la alteración de la estructura de los intereses, cambian el carácter de los símbolos, y modifican la naturaleza de la comunidad. Con esto, hace referencia a la necesidad de formarse, que ya la advierten desde la UNESCO, caracterizando a la sociedad como “sociedad de conocimiento” capaz de ejercer todos los cambios provocados por las nuevas tecnologías.

    Con esto, se debería enfocar la educación hacia la tecnología, pero no indirecta y abstracta, si no capaz de ser manejada, didáctica y cargada de conocimientos (con una educación adecuada en la elección de estos).

     

    ¿Qué opináis? ¿Necesitamos tecnologías en la educación? ¿Podemos ir al margen de estas?

     
    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
    Lugo, M. Ithurburu, V. (2019)Revista Iberoamericana de Educación. Políticas digitales en América Latina. Tecnologías para fortalecer la educación de calidad. vol.79
     
    Sancho, J.(2006). De tecnologías de la información y la comunicación a recursos educativos. En Juana Sancho (coord..) Tecnologías para transformar la educación. Madrid. Akal. Pags. 15-49
     
     
      • Sonia Oreiro
        Sonia Oreiro

        Boas! Si esta pregunta a tivera que responder no comezo da asignatura seguramente a miña resposta sería: non. Non obstante, agora comparto totalmente a túa opinión, educar con e na tecnoloxía estase a converter en necesidade nos nosos días. Encantoume lerte :)

        • Yaiza Sieira Luna
          Yaiza Sieira Luna

          Hola Paula!

          Estoy totalmente de acuerdo con lo que reflejas en esta entrada, pero especialmente con estas palabras  "la posesión de material tecnológico en las aulas no proporciona una mejor educación por el simple hecho de tenerlo, si no la forma de trabajar con él", ya que haces referencia a la metodología como centro del proceso de cambio educativo. 

          Un beso:)

          Paula Vidal

          Paula Vidal

          Tengo 20 años, y soy estudiante de pedagogía.

          últimos comentarios