¿Hay innovación cuando integramos tecnología en una propuesta de formación?

    Irene A
    Por Irene A Comentarios (2)

    Al contrario de lo que creía anteriormente, el hecho de integrar la tecnología en una propuesta de información no supone una innovación por sí misma. En un inicio, esta introducción puede parecer novedosa para los educandos y educadores, pero si la metodología no cambia, esta introducción se convierte meramente en un cambio de soporte.

    Como alumna de la ESO en un colegio de Santiago, viví la transición de pizarra de tiza a pizarra digital. Cuando la instalaron inicialmente, tanto como el resto de mis compañeros y compañeras estábamos emocionados, todos queríamos utilizarla. Después de esa primera emoción, nos dimos cuenta de que las clases eran lo mismo que cuando teníamos pizarra de tiza y un proyector. Quizás se podría decir que la enseñanza se volvió más visual, pero la esencia y la metodología no cambiaron, y después de la novedad todo volvió a ser igual en las clases. Con esto no quiero decir que dejáramos de aprender, sino que nadie estaba aprovechando realmente las ventajas que se presentaron a raíz de los nuevos recursos.

    image

       Fuente: https://www.flickr.com/photos/edublogs06/857979934

    Un ejemplo de introducción de tecnología pero no de innovación es la imagen anterior. En esa imagen se está realizando un análisis sintáctico en la pizarra digital, la cual está colocada encima de una pizarra de tiza. ¿Realmente es necesaria la utilización de la pizarra digital para esto? ¿Qué diferencia presenta con usar la pizarra de tiza? Para mí, la respuesta está clara. No.

    Por otro lado, considero que la introducción de las tecnologías en las aulas, si bien no con la metodología correcta, se presenta como un paso en la dirección correcta, pero es simplemente eso: un paso en un recorrido muy largo. Tras la adaptación de espacios para el uso de la tecnología y la instalación de hardware, debe venir una correcta aplicación y un buen uso, ya que si esto no es así, la tecnología deja de ser una herramienta para la transmisión de conocimiento y aprendizaje.

    Actualmente, la idea errónea de que tecnología e innovación van de la mano está muy extendida. El hecho de que la tecnología pueda ser, potencialmente, una herramienta innovadora en la educación, no quiere decir que lo sea por el mero hecho de existir. Retomando lo dicho anteriormente, y de acuerdo con lo escrito por Montero & Gewerc (2010), la innovación en este contexto requiere la colaboración entre diferentes elementos: la adaptación a las necesidades de la sociedad, los recursos humanos y la organización de la institución. Es el propio contexto el que define su posibilidad de transformación. Para preparar al contexto para la innovación, se debe invertir en formación permanente y continua para los educadores y educadoras.

    Para concluir, quiero decir que la tecnología en el contexto educativo aún tiene un largo camino por recorrer. Como escribí en mi entrada anterior, hay numerosos proyectos por todo el mundo destinados a que ésta sea integrada en las aulas, y valen la pena. A veces la innovación es cuestión de tiempo y no de apurarnos a cambiar todo de repente, olvidando que necesitamos de la colaboración del resto de la sociedad y que debemos darle tiempo a las personas a adaptarse gradualmente al cambio. La transición vale la pena, ya que nos permite analizar las necesidades de la sociedad y adaptar las tecnologías a estas necesidades.

    Referencias bibliográficas:

    • Montero, L. y Gewerc, A. (2010) de la innovación deseada a la Innovación posible. Escuelas alteradas Por las TIC. Revista de Curriculum y Formación del Profesorado 13 (1).

    • Encuentro Edublogs. (2007). Explicando la pizarra digital [Imagen]. Recuperado de https://www.flickr.com/photos/edublogs06/857979934

      • Ainhoa Torreira
        Ainhoa Torreira

        Boas Irene, pareceme moi interesante a túa entrada, ademais de compartir contigo todo o que dis. Eu tamén vivín ese transición ás pizarras dixitais, pero fóra de parecerme unha innovación xa no momento, apenas vía ningún cambio a como se realizaban as clases nas pizarras clásicas. Está claro que, para que existe unha innovación aplicando a tecnoloxía, tanto a propia institución ou centro teñen que contar coa infraestructura axeitada e, ademais disto, os e as docentes deben ter unha formación axeita, e así aplicacar á tecnoloxía dunha forma innovadora e educativa.

        • Irene A
          Irene A

          Gracias por tu comentario Ainhoa! Veo que estamos de acuerdo en cuanto a la respuesta principal del blog: '¿Hay innovación cuando integramos tecnología en una propuesta de información? 

          Queda patente que la innovación asociada a la tecnología no debe ser basada simplemente en la introducción de hardware, sino que debe ir más allá, hasta las metodologías, la formación y la adaptación de espacios, como tú bien dices. 

          Saludos!

        últimos comentarios