Sobre la tecnología y la educación

    Adrián Otero Vilela
    Por Adrián Otero Vilela

    En clase se nos planteó una serie de preguntas sobre como influye la tecnología en el ámbito educativo, y me apetece hacer unas reflexiones sobre el tema; procederé a escribir las preguntas  y a argumentar mi respuesta/pensamientos sobre ellas.

    Las tecnologías ya se han hecho presentes y poseen impulso propio; la sociedad tendrá que habérselas con ellos de un modo u otro:

    Es cierto que las tecnologías están muy presentes en el medio social; pero discrepo en cuanto a la premisa de que la sociedad tiene que adaptarse a las tecnologías. Creo que el factor social es; si no el que mas, uno de los factores más importantes que conforman la vida humana y, por ende, todo lo que sea sustancial a la sociedad debe adaptarse a ella y no al contrario. Del mismo modo que sería poco lógico el adaptarse al cambio climático y no combatir contra su extensión pienso que la tecnología es una forma de extensión de la sociedad; y no al revés, la tecnología se sirve de la sociedad; o de su contexto mejor dicho, para crear(se) redes y así hacerse más fuerte; o notable, en el ámbito social, pero creo que de ningún modo la sociedad debe ser dependiente de las redes; aunque por desgracia ya lo somos bastante, por su uso e influencia constante.

    Ya no puede elegir que estas tecnologías sean o no sean relevantes para la educación, y en caso de que decida desentenderse de ellas, eso también será una decisión cuyas consecuencias desbordarán su dominio.

    Partiendo de la base de la relevancia (o no) de una cuestión cual se quiera en referencia a la realidad educativa; la cual depende de la educación y no de la cuestión en sí, es una realidad en la función educativa el uso de las tecnologías dentro del ámbito. Gracias al factor tecnológico se puede aprender de un modo más rápido y eficaz (más rápido y eficaz que no significa eficiente). Desentenderse o no de las tecnologías lo entiendo como desembarazarse de ciertos tipos de educación en base al uso de elementos tecnológicos dentro del aula; el pasar a la tablet desde el lapicero y papel es un adelanto tecnológico en educación que no tiene por qué significar un adelanto educativo en tecnología. Lo veo de este modo; de poco o nada sirve repetir los mismos procesos educativos cambiando los medios, pues lo que prima es el contenido y no la forma.

    Las nuevas tecnologías se han convertido en un problema educativo, un desafío, una oportunidad, un riesgo, una necesidad...todo eso, por razones que poco tienen que ver con las decisiones intencionales de los propios educadores.

    Que la escuela es meritocrática y esta rigurosamente controlada por quienes no deberían es un hecho ya innegable a estas alturas... Los propios educadores y educadoras poco pueden hacer si están obligados  a realizar sus docencias; docencias difíciles de computar en una sociedad tan clasificadora, injusta y desmoralizante como esta, a hacer un buen uso educativo de las formas y contenidos de los componentes tecnológicos si quienes realizan los planes educativos poco  tienen en cuenta; por no decir nada, el ejercicio pedagógico de la enseñanza-aprendizaje de los nuevos cambio generacionales.

    La tecnología ayudará a innovar las instituciones educativas.

    Sí y no; axiologicamente hablando sí, cualquier nuevo recurso dentro de una institución educativa es una forma de innovación dentro del ejercicio educativo, pero mesoaxiologicamente si el ejercicio cambia solo en su procedimiento y no en su contenido y valor la innovación poca existencia tendrá. Como nos pusieron el video en clase de recitar la tabla de multiplicar en alto con ayuda de la maestra y un libro y repetir el ejercicio sin el libro pero proyectándolo en una pizarra la innovación es un termino impreciso y fácil de utilizar para cuestiones de desarrollo pero para nada educativas.

     Hay que pensar en integrar el suficiente hardware para que todos tengan acceso, como solución a los problemas educativos.

    El problema educativo es un problema sustancial al egocentrismo humano en todas y cada una de sus formas; el hecho de que la meritocracia nos ha convertidos en seres individualmente sociales. El problema educativo no se basa en que todos tengamos los mismos recursos para aprender (que tambien) se basa en que exista un cambio hermeneuticamente transformador en la concepción y transmisión de la educación; de sus valores, actitudes, aptitudes, formas y contenidos.

    La tecnología es buena para el aprendizaje, motiva al alumnado y hace más fácil y más rápido la interiorización de contenidos.

    La tecnología claro que es buena para el aprendizaje; a nadie se le ocurriría pensar que una calculadora no va hacernos el trabajo más fácil y rapido... Pero si no existe una interiorización del porque y del como un instrumento funciona como funciona solamente estamos interiorizando los pasos o las fases para llegar a un contenido; pero no estaremos interiorizando dicho contenido.

    Por ejemplo en el SSPS en metodología se nos daban los pasos para hacer un ejercicio; sí interiorizábamos el contenido, pero no interiorizábamos el porqué de dicho contenido, nos limitábamos a reproducir lo que se nos fue dado no a profundizar en el porqué del resultado; más bien el acierto del mismo.

    La capacidad de transformación de la educación no es algo intrínseco de  la tecnología.

    Rápido y entendible; si la tecnología no es intrínseca a la transformación de la educación entonces la educación no debería ser intrínseca de la tecnología.

    ¿De que sirve la labor del pedagogo/a entonces? ¿Para que perder el tiempo si el uso tecnológico nos va a hacer la vida más sencilla y rápida pero menos justa y libre? ¿Porqué valorar la calidad si podemos valorar la cantidad? ¿Para que pensar en la transformación si podemos vivir de forma sencilla?

    La tecnología puede ayudar en la transformación de la educación puesto que es la mejor manera para hacer posible el dinamismo entre las personas en sus hallazgos, pensamientos, creencias, teorías, modos de vivir, de operar, de sentir... Estamos totalmente rodeados por hilos invisibles que nos envuelven, los hilos no son buenos ni malos; somos nosotros y nosotras quienes le damos el significante significado para que su naturaleza se vea afectada por nuestras acciones.

    Las tecnologías son insuficientes para mejorar la educación si su integración no se produce en el contexto de una reformulacion metodológica global (formativa, organizativa y curricular), capaz de generar algún tipo de ruptura con los medios educativos previos.

    Nada que añadir, totalmente de acuerdo, si es lo que hay que hacer para que mentir...

    Me gustaria terminar con esta frase para que la analicemos: "Dado que vivimos en una época de innovación, una educación práctica  debe preparar al individuo para trabajos que todavía no existen y no pueden ser claramente definidos" -Peter F. Drucker.

    Espero que os haya gustado un poquito el blog

      Adrián Otero Vilela

      Adrián Otero Vilela

      https://nethertattoos.tumblr.com http://oldlinesblog.tumblr.com/

      últimos comentarios