Blog 4. Luces y sombras de las redes sociales. El fenómeno influencer (II).

En mi anterior blog comenté el concepto de fenómeno influencer y dos características de un influencer: el discurso y el altruismo. En este blog voy a analizar en profundidad este fenómeno y la influencia del mismo en los jóvenes. 

 

Sabemos que un influencer es una persona que influye y, por lo tanto, goza de influencia pero, ¿qué es en realidad un influencer? ¿por qué los jóvenes quieren ser influencers?

 

Cada vez más los jóvenes quieren convertirse en influencers porque, aparentemente, son personas que trabajan desde casa, no invirtieron dinero para iniciarse en su trabajo (sólo necesitaron un teléfono móvil y conexión a Internet), las marcas les regalan productos para que los prueben, cobran por hacer publicidad, los invitan a viajes en hoteles de lujo y los invitan a fiestas exclusivas.

 

Influencer, Por Escrito, Niña, Mujer, Escribir

Figura 1: Imagen recuperada de Pixabay. Enlace: https://pixabay.com/es/photos/influencer-por-escrito-ni%C3%B1a-mujer-4081842/

 

Tras todo ese mundo idílico y de ensueño se esconde la realidad y es que eso solo es una parte de la vida de los influencers. Sin embargo, los jóvenes tienen en su cabeza que esa es la única realidad de la vida de estos personajes públicos. Derivado de este deseo de ser influencers surgen cursos para aprender a ser influencer e, incluso, el primer curso universitario para ser influencer.

 

Si bien es cierto, son muchos los casos de jóvenes que han llegado a ser influencers como El Rubius, Vegetta777, Dulceida, Yuya, Auronplay, Lizy P, Luzu vlogs, Raquel Reitx, etc. ¿Es tan fácil como parece alcanzar la fama y llegar a ser influencer?

 

Desde mi punto de vista, no todo es tan idílico como parece y a pesar de la naturalidad con la que los jóvenes se exponen mediáticamente, esta exposición tiende a volverse en su contra cuando cometen un error o su comportamiento resulta inadecuado. La mayoría de los influencers acaban por encontrarse con un juicio social por un tuit fuera de tono, una foto inapropiada o un comentario polémico. La facilidad que tiene el contenido de alcanzar cobertura nacional o mundial en cuestión de horas combinado con la costumbre de compartir el más mínimo detalle de su vida privada da lugar a linchamientos sociales, ‘ciberacoso’ y juicios públicos de dimensiones inesperadas (Revista de Estudios de Juventud, 2018). 

 

Niña, Webcam, Monitor, Internet, Mujer, Afroamericano

Figura 2: Imagen recuperada de Pixabay. Enlace: https://pixabay.com/es/illustrations/ni%C3%B1a-webcam-monitor-internet-mujer-4496011/

 

Es evidente que Internet abre un mundo nuevo de oportunidades, de profesiones y de relaciones y por supuesto toda las profesiones suponen un riesgo, pero en el caso de los influencers, hay que ser conscientes de que no todo lo que se muestra es cierto. 

 

Existe el debate de que los influencers son una moda pasajera ya que siempre han existido los procesos de influencia. ¿Creéis que esto es cierto?

 

Referencias bibliográficas: 

 

Martínez Delgado, F. (2018). Jóvenes: nuevos hábitos de consumo. Revista de Estudios de Juventud, 119, pp. 75-93. Disponible en: http://www.injuve.es/sites/default/files/2019/03/publicaciones/revista_injuve_119.pdf

 

SanMiguel, P. (2017). Influencers: ¿una profesión aspiracional para millenials?. Revista de Estudios de Juventud, 9 (18), pp. 129-142. Disponible en: http://www.injuve.es/sites/default/files/2018/29/publicaciones/9._influencers_una_profesion_aspiracional_para_millennials.pdf 

 
    • Alba Moreira
      Alba Moreira

      Hola Tania! 

      Me ha parecido muy interesante tu entrada en el blog. Está claro que los influencers buscan captar la atención de la sociedad a través de imágenes, vídeos, etc en los que se puede apreciar lo maravilloso de su vida, pero también es cierto, como tú dices, que este grado de exposición supone un riesgo, especialmente el fenómeno "hater", pero también creo que nada va más allá que lo que puede vivir un famoso "normal" en su día a día.

      Respondiendo a tu pregunta, sí creo que los influencers serán una moda pasajera, por lo menos, tal y como los conocemos hoy en día, ya que, en mi opinión, configuran los personajes más prescindibles de la sociedad, y, al final, por ese motivo, será la sociedad misma la que los acabará rechazando.

      • Natalia Varela García
        Natalia Varela García

        Hola Tania! Moitos de nos estamos reflexionando sobre os e as influencers, sobre o impacto que poden ter nas vidas de quen os sigue e na imaxen que queren dar a través das redes sociais. Comenzando pola última pregunta que propós na entrada...Non creo que os influencers sexan unha moda pasaxeira, xa que como dis, é unha figura que sempre existiu na sociedade. Unha persoa á que nos queremos parecer, que fai publicidade e que move masas. Sen embargo, si considero que esta figura foi moi cambiante ao longo dos anos, e que, actualmente, a expansión das redes sociais e o uso masivo das mesmas polos máis xóvenes fan que se convirtan, en moitas ocasións, en meros consumidores, non só da plataforma de instagram, por exemplo, senón de todos esos productos e esas vidas que observan a través da pantalla. 

        Baixo o meu punto de vista ser influencer é un posto de traballo, ainda que moitas persoas poidan opinar diferente, considero que a creación de contido, a publicidade e o marketing a través de calquera plataforma é considerado un traballo. É certo que o papel que desenvolven estas persoas é moi fráxil por asi decilo, conleva moitas cousas positivas como pode ser ter a oportunidade de que miles e a veces millóns de persoas te escoiten, o cal supón unha oportunidade para ofrecer cousas positivas á sociedade.

        Buscando información sobre estas persoas públicas atopei unha páxina que falaba das accións que poden levar a cabo. Segundo dita páxina un influencer pode ser: a cara da súa propia marca (como é o caso de Dulceida), diseñador ou creador de contido, un artista, un megáfono xa que ten a posibilidade de dar voz a empresas e que aos seus seguidores cheguen os productos dunha forma máis llamativa... Sen embargo, ter unha vida "tan pública" pode ser moi perxudicial. As persoas en xeral pensan que a vida que se mostra polas redes sociais é a vida real destes persoaxes públicos, sen embargo cada un nas redes sociais deixa ver o que lle interesa. É absurdo pensar que a vida das persoas é tal e como a mostran. Ou acaso a algún de nós nos representan ao 100% as nosas redes sociais? Penso que os influencers levan unha carga social moi importante á que teñen que facer mérito e coa que teñen que ter moito coidado, xa que calquer mínimo error ou calquer malentendido ou conflicto pode acarrear consecuencias negativas, mesmo pode enfrontar persoas totalmente axenas a eles e elas. 

        • Tania Ramos García
          Tania Ramos García

          En primer lugar, gracias a las dos por dejar un comentario. Valoro mucho que alguien deje algún comentario porque eso significa que alguna de las entradas ha suscitado un interés que ha llevado a un proceso de reflexión. 

          En segundo lugar, ambas opiniones coinciden en que un/una influencer está muy expuesto a las críticas y en definitiva, lleva una carga social importante. Me parece muy interesante la reflexión de Natalia sobre el reconocimiento de estos personajes públicos y la creación de nuevos puestos de trabajo. Considero que, en efecto, es un puesto de trabajo pero, podemos reflexionar mucho acerca de este fenómeno así como de la influencia que ejercen en los jóvenes desde el papel que nos compete, es decir, el de pedagogas. 

          Creo que será una moda pasajera tal y como conocemos a estos personajes públicos hoy en día. Sin embargo, no podemos ignorar el impacto de los influencers en la sociedad y, especialmente, en el colectivo de la infancia y de la juventud. 

          ¡Gracias otra vez por dejar vuestros comentarios!

          Tania Ramos García

          Tania Ramos García

          Estudiante de tercer curso de Pedagogía en la Universidad de Santiago de Compostela.

          últimos comentarios