Aplicaciones de la Tecnología en la Educación ¿La sabemos aprovechar?

¡Buenas tardes a todos!

En este nuevo post me gustaría continuar debatiendo sobre las TIC en la educación, así como, las distintas herramientas y aplicaciones que se tienen en la formación autonómica de nuestro país. A lo largo de anteriores entradas, he nombrado algunos proyectos como ABALAR, conocido y experimentado por la mayoría de nosotros. Pero ¿Cuál es la aplicación real de las tecnologías? ¡Vamos a descubrirlo!

El informe de investigación de la Universitat Oberta de Cataluña & el Instituto Interdisciplinario de Internet (2008), afirma que, como hemos dicho antes, la sociedad educativa está cada vez más familiarizada con las tecnologías, siendo posible que, más del 80% de docentes en los institutos españoles, las utilicen en sus procesos educativos.

Aún así, se establece también, que sólo menos de la mitad considera sus conocimientos digitales suficientes, para aprovechar al máximo las tecnologías. Esta es pues, una de las razones por las que el MEC, introduce mayores recursos en los centros.

La llegada de recursos tecnológicos a las instituciones educativas se ha hecho notar, pero, aunque la mayoría de profesionales consideran, que son una gran ayuda en el avance formativo, también son muchos los que creen, que no existen planes curriculares correctamente adaptados para su implementación en las aulas, por lo que su utilización, no es aprovechada al 100%.  De esta forma, se observa como las TIC se encuentran más integradas en la Educación Secundaria que en niveles primarios.

Castile Christian Academy Computer Lab"Castile Christian Academy Computer Lab" by SheepGuardingLlama is licensed under CC BY-NC-SA 2.0imageimageimageimage

Entonces, ¿De que manera se utilizan? Esta misma investigación nos cuenta que, en su mayoría, son los profesores como apoyo transmitiendo contenidos, quienes exprimen mejor las herramientas en el aula. A través de presentaciones o ejercicios sobre las distintas temáticas, los docentes ponen en práctica su control de aplicaciones como PowerPoint, el uso del proyector o la pizarra digital. Los alumnos por su parte, acceden a los recursos en una menor medida, utilizándolos en materias o momentos puntuales, mayoritariamente para la búsqueda de información o hacer ejercicios.

Más de la mitad de los centros, cuentan con una media de entre once y cuarenta ordenadores, siendo más comunes en aulas de mayor nivel educativo y con una alta presencia de públicos sobre privados. Siendo así, afirmamos. que existen herramientas para poder poner en practica una introducción adecuada de las TIC. ¿Qué es pues, lo que falla?.

 La planificación. Como pedagoga, considero que organizar y modificar curriculums educativos es un proceso que está a la orden del día, dado que, la sociedad se encuentra en una situación de cambio y progreso constante, al igual que la educación. Esto es, así como se han modificado los objetivos generales del aprendizaje (el niño como centro de la educación, si a la asimilación no a memorización o repetición) también deben tenerse en cuenta, aquellos referentes a las metodologías de aula e innovación.

Según el informe, son los directivos de centros públicos, quienes más insisten a los docentes sobre la planificación de las TIC en el aula, aunque, también existe un porcentaje de estos, que no creen necesaria su comunicación, pues son los propios formadores los que deben preocuparse por ello.  En mi opinión, la tecnología en la educación es un tema que ha de preocupar a todos los profesionales educativos, incidan o no directamente sobre los alumnos. Deben contrastarse opiniones, debatirse argumentos y llegar a un consenso adecuado a las necesidades. 

Y tú ¿Qué opinas? ¿Crees que nuestra función como pedagogos es clave para mejorar la situación?

Referencias

Sigalés, C., Mominó, J. M., Meneses, J., & Badia, A. (2008). Informe de Investigación UOC. La integración de internet en la educación escolar española. Situación actual y perspectivas de futuro. Recuperado de: https://www.researchgate.net/profile/Antoni_Badia/publication/264368576_La_integracion_de_internet_en_la_educacion_escolar_espanola_situacion_actual_y_perspectivas_de_futuro/links/53da44690cf2631430c808f5.pdf

    • Diego Lomba Hermo
      Diego Lomba Hermo

      Hola Estefanía!

      Me parece muy chocante el dato que incorporas en tu blog de que del 80% de los docentes de institutos usan las tecnologías en sus clases pero sólo la mitad creen tener conocimientos suficientes para emplearlos. A partir de esta idea pienso que el principal motivo de esto es que el curriculum como tal sigue siendo el mismo que hace muchos años. Si es cierto que algunos contenidos pudieron cambiar pero en general, la forma en la que se imparten clases en primaria sigue siendo la misma que se usaba cuando yo iba en ese curso y ya hace unos años de eso.

      Como ya tú dices, lo que falta es planificación y organización, y que los responsables estatales tengan en cuenta nuestra profesión y nos consulten para hacer cambios educativos, algo que sí ocurre en otros países como en Finlandia. Puesto que la tecnología educativa, a mi modo de verlo, tiene que ver con una metodología que se implemente en la clase y "la inunda" es decir, que los equipos y programas tecnológicos se envuelven en el aula  con los contenidos de los tradicionales libros de textos, involucrándose para optimizar el aprendizaje del alumnado.

      Para mí, se trata de una cuestión de abrir los horizontes a las múltiples oportunidades que la tecnología ofrece para obtener mejores beneficios en la educación de los jóvenes.

      • Estefanía González Montes
        Estefanía González Montes

        ¡Hola Diego! Gracias por tu comentario.

        Existen muchos planes educativos alrededor del mundo que merecería la pena probar para ver su eficacia. Creo que el mayor problema como afirmamos ambos es la falta de relación comunicativa entre los docentes y profesionales de la educación por ello, estoy a favor de realizar campañas de formación cuando se crea necesario, tanto a adultos como a niños, para lograr que la tecnología sea un punto a favor que sume y no reste, en definitiva, para convencer a los jefes de gobierno que es una inversión hacia la mejora.