Blog 5. ¿Es posible hoy aprender sin tecnología? Propuestas de formación con tecnología.

¡Hola, compañeras y compañeros!

En esta entrada me gustaría escribir acerca de la influencia que tiene la tecnología en el proceso de aprendizaje, para empezar, es necesario definir qué entendemos como nuevas tecnologías, de acuerdo con Mena y Marcos (1996) se considera que son ‘’todos aquellos medios electrónicos que crean, almacenan, recuperan y transmiten la información a grandes velocidades y en grandes cantidades’’. Por otra parte,  según Burbules, N. & Gallister, Th. (2001) ‘’las nuevas tecnologías son consideradas tecnologías de la información y de la comunicación’’. Lo que nos lleva a plantear las siguientes cuestiones: ¿Es posible aprender sin el apoyo de las nuevas tecnologías? ¿Es mejor aprender con o sin tecnología?

Como bien sabemos, las nuevas tecnologías han permitido que el trabajo en el aula sea mucho más fácil pero… ¿hasta qué punto se vuelven necesarias o no? la respuesta es sí, si se puede aprender sin tecnología, me parece que esto es posible en cierta medida, claro, y debido a que es preferible que al salir al mundo laboral, el individuo se encuentre capacitado para realizar las tareas por sí mismo y de alguna forma me parece que la tecnología entorpece un tanto el desarrollo de esa habilidad, pues toda la información ya está hecha, por decirlo de algún modo.

Es interesante destacar que actualmente es posible obtener ciertos conocimientos en el ámbito educativo sin necesidad del uso de la tecnología, esto se lleva a cabo a través de material impreso como libros, revistas, periódico, etc.  a pesar de que se tienen estas últimas herramientas, la demanda del uso de las TICS para educar al alumnado es cada vez mayor.

Sin embargo, considero que utilizar las tecnologías durante el proceso de aprendizaje significa un método de enseñanza bastante efectivo y cómodo para todos los integrantes del cuerpo académico -el docente, el alumno y los directivos- puesto que resulta más fácil el seguimiento al alumno y que este mismo pueda contactarse con su profesor en caso de alguna duda e incluso en situaciones de emergencia. En la actualidad se busca que el alumno sea creador de contenidos y no sólo receptor de información, es por ello que se encuentra latente el uso de plataformas para subir documentos, interactuar entre compañeros de aula y con el profesor, consultar bibliografía, y un sinfín de actividades que facilitan el proceso de aprendizaje del alumnado.

Además, el papel del docente también es fundamental, ya que este debe generar un ambiente de compañerismo y trabajo en equipo, lo cual ayudará a que el tiempo compartido en la escuela sea enriquecedor y satisfactorio tanto para los alumnos como para el profesor. Algunas medidas para implementar la tecnología en el aula son las siguientes: crear un blog de clase, el uso de las redes sociales relacionándolas con el curso, el uso de YouTube puede ayudar a que los alumnos desarrollen el sentido creativo a partir de la elaboración de videos educativos, los debates sobre algún tema por medio de la red o un foro de alumnos en el que todos puedan interactuar entre sí y compartir sus opiniones sobre algún tema en específico, etc.

Para finalizar, es bien conocido que la tecnología en relación al ámbito educativo significa una gran herramienta pero si no se le da el uso adecuado es posible que no sea tan efectiva en el aula, por lo que debe haber un balance entre la enseñanza por medio de medios tradicionales y el uso de las nuevas tecnologías para que sea posible que los alumnos desarrollen un pensamiento crítico y obtengan un aprendizaje de calidad.

 

Referencias bibliográficas:

Burbules, N. & Gallister, Th. (2001). Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Barcelona: Granica (Cap. 1 y 2).

Imagen tomada de: https://miguelvalero.com/wp-content/uploads/2018/02/Curso-creacion-Blogs.jpg

últimos comentarios