Blog 5: ¿Hay innovación cuando integramos tecnología en una propuesta de formación?

En el mundo actual en el que vivimos, es una realidad que la tecnología está muy presente en nuestra vida diaria, tanto en nuestro tiempo de ocio como en el ámbito educativo y laboral. Es cada vez mayor el número de empresas que introduce la tecnología con el fin de ser más productivos, cada vez es más común que los colegios tengan ordenadores para sus alumnos, y ya no se imagina un aula sin una pizarra digital que utiliza el profesor para dar su materia.  Por lo tanto, es muy común asociar la tecnología con la innovación, pero realmente, ¿Hay innovación cuando se integra la tecnología en una propuesta de formación?

Montero & Gewerc (2010) definen la innovación como aquel proceso interno de la escuela que, en algún sentido, altera las condiciones y características de su trabajo. Toda innovación tiene en su seno, la idea de cambiar la esencia o la forma de algo, y con ello, perturba, trastorna e inquieta de alguna manera el orden anteriormente establecido.

Innovación es un cambio que introduce novedades, y se refiere a modificar elementos ya existentes con el fin de mejorarlos. Y con esta definición, sí que se podría afirmar que en el momento en que se comenzó a introducir las TICs en el ámbito educativo, hubo innovación ya que fue un cambio en la educación. Pero, realmente, si analizamos la finalidad con la que se introdujeron, podemos ver que no en todos los centros se consiguió el resultado esperado, ya que se le dio más importancia al mero hecho de tener aparatos tecnológicos en sus aulas que a como introducirlo de forma adecuada al proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado.

Numerosas investigaciones plantean que la integración de las TICs en el ámbito educativo depende de múltiples factores, que son las creencias y teorías de la enseñanza, del profesorado y su formación, de las políticas educativas, de las prácticas de enseñanza y de la cultura de la institución. (Law et al., 2008; Montero, 2007; Mumtaz, 2000; Somekh, 2008; Webb y Cox, 2004).

En definitiva, teniendo en cuenta estos factores fundamentales, añadir que para introducir las TICs en los centros debería realizarse primero una planificación y saber que se quiere mejorar en la educación, tras esto, una vez introducida la tecnología en el aula, debería realizarse una evaluación posterior para ver qué aspectos positivos ha tenido, y en qué aspectos se debe mejorar. Esto, debe ir acompañado de una formación del profesorado para que tengan los conocimientos necesarios sobre las tecnologías y adquieran una competencia digital que les permita enseñar a sus alumnos/as adecuadamente.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: 

Montero, L. y Gewerc, A. (2010) de la innovación deseada a la Innovación posible. Escuelas alteradas Por las TIC. Revisa de Curriculum y Formación del Profesorado 14 (1).

Innovación. (2020, 22 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Recuperado de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Innovaci%C3%B3n&oldid=124470400.

    • Silvia Santos López
      Silvia Santos López

      Buenas tardes Natalia! Luego de leer tu blog, me hago una pregunta, ¿Crees que en nuestras aulas el profesorado tiene unos conocimientos adecuados sobre tecnología y cuentan una competencia digital para poder enseñarnos adecuadamente?.  Quiero decir, somos pedagogos y deberíamos practicar con  el ejemplo, primeramente nuestros docentes debería utilizar las herramientas disponibles para actualizar su didáctica en las aulas y no quedarse en el siglo pasado. Por otra parte, nosotros como futuros pedagogos deberíamos utilizar estas herramientas multimedia y de software educativo, o por lo menos conocerlas para poder aplicarlas en un futuro, además de pedir a nuestros docentes una actualización de su metodología. ¿No crees? 

       

      • Natalia
        Natalia

        Gracias por tu comentario! Este blog lo he enfocado desde un punto de vista general del ámbito educativo, pero me parece una buena reflexión la pregunta que has hecho enfocándola desde nuestro grado. Creo que para esa pregunta debería profundizarse en la carrera y los diferentes profesores, ya que, aunque creo que muchos si que cuentan con una competencia digital, si que otros carecen de ella o no saben sacarle partido a la hora de un proceso de enseñanza-aprendizaje. 

        En la actualidad, con el confinamiento que estamos viviendo, creo que es el momento de realizar esa reflexión, ya que, se podría ver qué profesores han sabido adaptar su asignatura a esta situación por medio de las TICs y quien no. 

      últimos comentarios