BLOG 5. ¿Tiene sentido que se invierta el dinero de los contribuyentes en la integración de las tecnologías en las instituciones educativas?

En estos blogs estoy tratando cuestiones relacionadas con la tecnología en la educación en sus diferentes ámbitos. Hoy traigo como cuestión, ¿Tiene sentido que se invierta el dinero de los contribuyentes en los Proyectos autonómicos y estatales para la integración de las tecnologías en las instituciones educativas?

Para responder a esto primero haré mención a otro de mis blogs, el Blog 2 “¿Es posible hoy aprender sin tecnología”  (al que si no visteis, deberíais echar un vistazo), en él que una de las conclusiones a las que llegamos era que es inevitable contar con las tecnologías en las aulas y no solo se deben utilizar por qué es inexorable a la educación en estos momentos en que la tecnología está entrando en todos los ámbitos, sino que debemos aprender a hacer un buen uso de ella como se indica en mi Blog 3¿Qué cambios conlleva la tecnología en nuestra forma de aprendizaje?"

Además, en el día de hoy, 22/04/2020, estamos viviendo una cuarenta por el COV-19, la pregunta que os hago es, ¿las instituciones en las se invirtió en tecnología no son las que actualmente siguen con sus tareas diarias sin problemas? Entonces invertir en proyectos autonómicos y estatales para la integración de las tecnologías en las instituciones educativas no nos puede parecer tan descabellado. 

Luego, teniendo en cuenta nuestra propia experiencia, yo como alumna de la Universidad de Santiago de Compostela en el Grado de Pedagogía, nuestra docencia sigue su curso con “normalidad” dentro de las circunstancias actuales, esto se debe a que en nuestra docencia contamos con herramientas multimedia y de software educativo durante todos los años de nuestra carrera, como la utilización de Moodle, por lo que podemos continuar realizando los trabajos. Por ello, la inversión realizada por la USC en la utilización de un campus virtual nos está facilitando las cosas. Además, la USC cuenta con herramientas como Microsoft Team que nos permite seguir con las clases expositivas, interactivas y tutorías, otra inversión que nos beneficia. Entonces para nosotros como estudiantes de la USC la inversión en tecnología y herramientas multimedia nos está facilitando la vida, ¿no creéis?

Por otro lado, las propias necesidades de las sociedades piden que se invierta en tecnología. En Italia están pidiendo a los contribuyentes que donen Tablet para que las personas mayores confinadas puedan hablar y despedirse de sus parientes. En España, la televisión española en el canal 2 hacen programas educativos para que los niños que no tienen acceso a internet puedan seguir con las lecciones de su currículum escolar.

Como se puede ver en las noticias que se están publicando durante la cuarentena las instituciones escolares no tienen los medios necesarios para dar clases virtuales como se puede ver en la noticia del país titulada “No tenemos las herramientas para dar las clases a distancia” (10 de marzo de 2020)

No sé vosotros, pero yo estoy de acuerdo con la frase anterior, haciendo un análisis de los niños/as que hay en mi vida (primos, hijos de amigos/as, etc.) puedo ver como la docencia que reciben es precaria en cuanto a herramientas multimedia, aunque tienen plataformas digitales no las utilizan adecuadamente ni los profesores ni los alumnos ni los padres y madres.  El material utilizado es de la primera o segunda generación de las cuatro generaciones de E-Learning, en las cuales se centran en reproducir los materiales y el aula física en un espacio virtual pero de forma muy básica y con una interactividad rudimentaria.

Si se hubiera invertido más en plataformas digitales los niños podrían dar unas clases virtuales de calidad, para ello sería necesario no solo que los alumnos/as tuvieran acceso a internet u ordenadores para poder trabajar, sería necesario formar a los docentes, alumnos/as, y padres y madres. Es una cadena, algo que es necesario para funcionar con “normalidad” en casos como este. 

Mientras el sistema educativo tiene una precaria utilización de las herramientas multimedia otras páginas como el cronista en su artículo “Se suspenden las clases: 15 apps para los chicos en cuarentena en casa” (16 de marzo de 2020) nos muestran aplicaciones para poder seguir con la educación en casa.  Teniendo en cuento esto, me pregunto, ¿se debería invertir más para que estas aplicaciones puedan ser desarrolladas por las instituciones estatales y autonómicas, no depender del sector privado y de las demandas que crean, sino solventar las demandas educativas reales existentes en la sociedad?

Pero podéis decir que esto solo es un fallo puntual, pero hay que ver los errores y aciertos en el aula de ciertos proyectos como el abalar. Por ello, para finalizar, os pregunto ¿Creéis que la inversión actual en Proyectos autonómicos y estatales para la integración de las tecnologías en las instituciones educativas es suficiente?

 

BIBLIOGRAFÍA

El cronista (16 de marzo de 2020). Se suspenden las clases: 15 apps para los chicos en cuarentena en casa. Recuperado de: https://www.cronista.com/clase/trendy/Se-suspenden-las-clases-15-apps-para-los-chicos-en-cuarentena-en-casa-20200312-0003.html

El país (10 de marzo de 2020). No tenemos las herramientas para dar las clases a distancia. Recuperado de: https://elpais.com/sociedad/2020-03-10/un-profesor-de-un-instituto-de-madrid-no-habria-que-haber-tomado-estas-medidas-antes.html

Montero, L. y Gewerc, A. (2013) Políticas oficiales sobre TIC y educación. Tendencias y líneas de actuación. En Gallego Arrufat, M. J. (Coord.) Aplicaciones de las TIC en contextos educativos. Madrid: Pirámide

Semana (3 de marzo de 2020). Tablet para despedirse: el conmovedor regalo a los abuelos contagiados de coronavirus en Italia. Recuperado de: https://www.semana.com/mundo/articulo/tablets-para-despedirse-el-conmovedor-regalo-a-los-abuelos-contagiados-de-coronavirus-en-italia/657593

    • Diego Cerviño Cerviño
      Diego Cerviño Cerviño

      Respendo a última pregunta que lanzas, a resposta clara está que é non. O sistema educativo público leva anos e anos queixándose da falta de recursos económicos e materias, xa que está mal coidado por parte do estado na última década para poder beneficiar outros sectores nacionais como o exército ou as 'vacacións da casa real', pero este é outro tema. Penso que esta falta de recursos no ámbito do sistema educativo público, ademais dunha concepción 'anecdótica' do emprego das TICS nos centros, levounos á situación actual de descontrol onde as aulas e a docencia virtual non están sendo da calidade precisa. 


      Penso que como estudantes e como futuros pedagogos, e como ti explicas na entrada, debemos defender a importancia do ensino con e en base ás TICS. Gustoume moito ler o teu blog, Silvia!

      • Alejandra González Álvarez
        Alejandra González Álvarez

        Buenas tardes Silvia, sin duda es un tema que nos da para más de un debate pero voy a abacar las cuestiones que me parecen más importantes mostrándote mi sincera opinión. 

        Hay cosas que has mencionado en las que estoy totalmente de acuerdo, pero también hay alguna en la que no. Desde mi punto de vista, independientemente de que estemos en una situación anómala, no considero que se esté siguiendo con la "normalidad" que tu mencionas. Evidentemente es una situación difícil de manejar pero ya sea por razones externas o internas a nuestra universidad no me parece que se esté gestionando de la mejor manera posible, un claro ejemplo es nuestro periodo de prácticas. Además, como bien mencionas en tu blog, los recursos por parte de muchas de nosotras no son los adecuados y esto en la educación obligatoria aún es mucho más notorio según me confirman fuentes cercanas. 

        Sin duda la respuesta es sí, todo lo que tenga que ver con la educación no puede ser considerada como una mala inversión. Puede que haya personas que prefieran un método más tradicional a la hora de abordar una asignatura, pero no debemos de ver la tecnología como una método que sustituya en su totalidad a lo que estamos acostumbrados, sino como una herramienta de complementación y ayuda en nuestro proceso de aprendizaje. 

        Después de esta situación, es indiscutible la importancia que tiene en nuestras vidas, gracias a ella muchas empresas siguen en pie, muchas familias han podido despedirse de sus seres queridos, muchos docentes han podido continuar sus clases y todo eso sin hablar de que también nos sirve como una herramienta de ocio y entretenimiento. 

        Felicidades por tu post, un besiño y mucho ánimo en lo que queda de confinamiento, que cada día es un poquito menos!

        • Silvia Santos López
          Silvia Santos López

          Buenas Diego y Alejandra! 

          Primero agradecer vuestros sinceros comentarios, me parece de gran importancia poder debatir sobre estas cuestiones y no solo afirmar o dar las gracias por sus blogs a la gente que publica en redes. Me gusta que vuestra opiniones coincidan y discrepen con la mía, eso significa que habéis leído mi blog y lo entendisteis. 

          Por otro lado, volviendo al tema del que hablábamos, estoy de acuerdo contigo alejandra, cuando afirmas que nuestra docencia no se está gestionando de la mejor manera posible, nosotros estamos ya sufriendo las consecuencias, y más que lo haremos en uno o dos meses. Pero, por ello, puse comillas a la palabra normalidad, igual debería haberlo aclarado, digo "normalidad" porque nuestra forma de trabajar antes de la pandemia, no están tan alejada a lo que hacemos durante el confinamiento. 

          Un saludo, 

          Espero que está siendo lo más llevadero posible. 

           

           

          • Marta Carballo Puebla
            Marta Carballo Puebla

            Bo día.

            Para empezar vou responder á pregunta de se se debería invertir máis ou menos en educación. Penso que antes diso, o que debería facer a Administración e a autoridade política é unha análise de necesidades profunda, que creo que é o que faltou estes anos de "innovación" tecnolóxica. Unha vez que se teña en conta as necesidades reais, poderase saber canto hai que invertir e como. E ao mellor incluso resulta que non hai que gastar tantos cartos como se espera (ao mellor); ou quizais si que habería que priorizar o sistema educativo fronte a outros sectores nacionais, como di Diego, para podelo financiar correctamente. É un pouco absurdo gastar o diñeiro público a cegas, sen saber como vai repercutir nin se se está facendo un bon uso del.

            Outro tema que me gustaría comentar é a visión que se teñen desas novas tecnoloxías, da súa función. A educación regrada do sistema educativo público é, na súa maioría, e sobre todo na etapa obrigatoria, presencial. As tecnoloxías que se incorporen e a formación que se da entorno a elas deben ter isto presente. O que quero dicir é que, dende a miña opinión, non deberiamos tomar esta situación de anormalidade como algo ao que teríamos que estar preparados. A tecnoloxía ten que ser algo complementario, sobre todo en educación. Algo que nos facilita a vida, si, pero complementario. Pode que se se tomasen mellores decisións e houbese unha innovación tecnolóxica e educativa ben feita, baseándose nas necesidades reais, agora estariamos moito máis preparados/as. Pero temos que ter coidado que dentro desas necesidades reais non se incorporen situacións coma esta que estamos vivindo, porque ata agora non o era, e non podemos dar por normal que nos atopemos con máis. Se se dan, tan importante é adaptarse como comprender que está pasando.

            • Marta Carballo Puebla
              Marta Carballo Puebla

              Bueno, moitas gracias polo post Silvia, que me quedei pensando en todo iso e dinlle a enviar sen máis. Unha aperta grande :)

              • Silvia Santos López
                Silvia Santos López

                Boas Marta! 

                A miña resposta vai ser breve, non creo necesario engadir mais información da que xa dixen, se o fixéra só estaría sendo repetitiva. Agradezo os teus comentarios, a verdade e que estiven reflexionando a partir do teu comentario. Alégrome de que a miña entrada che valera para reflexionar.