El peligro de Zoom ¿Cuestión de software?

 Hello classmates ¡Ya estoy de vuelta!

Esta vez para hablaros de uno de los temas propuestos en la materia:  Educación abierta, conocimiento abierto, software libre... o ¿cerrado y propietario?. Mirándolo así, sé que parece bastante aburrido, por lo que he decido  actualizarlo un poco y relacionarlo con la situación pandémica actual.

Por ello, hoy os traigo Zoom, una aplicación que según su propia pagina web es 'la empresa líder en videocomunicaciones con una plataforma sencilla y confiable para conferencias de audio, video, chat o seminarios web en todos los dispositivos móviles'. La herramienta está muy de moda estos días, pues es una de las muchas, que se utilizan para comunicarnos en época de confinamiento.

Siguiendo mi investigación, el software es una parte clave para la seguridad y privacidad en estos recursos. Zoom fue creado por la empresa Cisco Webex y tiene un software privativo.

El software es todo lo que se encuentra en el interior de un dispositivo. Según Gómez y Gil se define como “los programas que gobiernan el funcionamiento del sistema, pero también incluye otros elementos tales como, documentos, bases de datos, o algo tan inmaterial como son los procedimientos de operación o de mantenimiento periódico” (2020, p.20).

Existen dos tipos de software básicos: libre y propietario. Tal y como establecen Culebro, Gómez y Torres (2010), “el software libre es aquel que puede ser distribuido, modificado, copiado y usado; por lo tanto, debe ir acompañado del código fuente para hacer efectiva las libertades que lo caracterizan (...) protegido con copyleft impide a los redistribuidores incluir algún tipo de restricción en libertades propias del software” (p.3)

El privativo o propietario por su parte, cuenta según ellos, con “una persona física o jurídica, que posee los derechos de autor sobre un software, negando o otorgando al mismo tiempo, los derechos de usar el programa con cualquier propósito, estudiar cómo funciona y adaptarlo a las propias necesidades” (p.4). En definitiva, se mantiene la reserva de derechos sobre su uso.

Videochat"Videochat" by Rob Boudon is licensed under CC BY-NC-SA 2.0imageimageimageimage

Según el periódico El país (2020), la aplicación Zoom, logró aumentar estrepitosamente el número de usuarios por día en los meses de Abril y Marzo. El representante internacional Abe Smith, explicó que aunque la herramienta ya era usada por numerosas personas, sobre todo millenials, el estado de confinamiento provocó que todo el mundo se sumase a ella. 

Este aumento de su uso, vino acompañado también con problemas de seguridad, que alertaron a todo aquel que las utilizaba, entre los que estaba ¡La Reina Isabel II! Carlos Rerucha (2020), afirma que tiene varios frentes por los que pueden entrar hackers "Desde el inicio de sesión, en el que los usuarios pueden ser rastreados a través de Linkedin o Facebook, hasta poder conectarse a una videollamada utilizando un ID aleatorio (...) usando herramientas de automatización se pueden encontrar hasta 100 ID de reuniones de Zoom en una hora e información de casi 2.400 reuniones de Zoom en un solo día de escaneos".

Ante las criticas, los directivos afirman estar trabajando en la mejora del sistema. Judith Vives (2020) establece, que ya existe la nueva versión Zoom 5.0, en la que se cuenta con una encriptación de mayor calidad a la anterior, contando con la posibilidad de los usuarios, para denunciar el mal uso de la plataforma por alguien de sus reuniones. Aún así, sus consumidores  siguen reduciéndose, y las escuelas o empresas en su mayoría estadounidenses, que confiaban en ella han prohibido su uso.

Muchos entendidos afirman, que estas vulnerabilidades se deben principalmente,  a un software sin código abierto, impidiendo a los quien la utiliza conocer los peligros reales que enfrenta sin dar opción a modificar o solucionar los problemas, dejando todo en manos de la empresa.

Personalmente, opino que estos fallos si se podían evitar con otro tipo de software, siendo el libre una buena opción, y aunque me alegro de que esta situación les haya hecho mejorar sus condiciones, nadie va a poder borrar las filtraciones que se han producido. Miles de fotografías e e-mails hechos públicos sin ninguna consecuencia aparente.

Y tú ¿Qué piensas sobre esto? ¿Eres más de software libre o privado? ¿Has utilizado alguna vez la aplicación?¿Conoces otras que estén teniendo problemas?

 

Referencias Bibliográficas

Culebro-Juárez, M., Gómez-Herrera, W. y Torres-Sánchez, S. (2006). Software libre vs software propietario. Ventajas y desventajas. Bajo licencia Creative Commons.

Gómez Palomo, S. R., & Moraleda GIl, E. (2014). Aproximación a la ingeniería del software. España: EDITORIAL UNIVERSITARIA RAMON ARECES.

Rerucha, C. (2020, abril 13). Se desvelan los problemas de seguridad de Zoom, la famosa aplicación de videollamadas. Cadena Dial. Recuperado de https://www.cadenadial.com

Rubio, I. (2020, abril 29). Zoom: “Ninguna empresa de ‘software’ es 100% perfecta”. El País. Recuperado de https://elpais.comZoom: Video Conferencing, Web Conferencing, Webinars, Screen Sharing. (s. f.). Recuperado 30 de abril de 2020, de https://zoom.us/es-es/about.html

Vives, J. (2020, abril 29). Zoom responde a las críticas con una nueva versión que mejora la seguridad. La Vanguardia. Recuperado de https://www.lavanguardia.com

Zoom: Video Conferencing, Web Conferencing, Webinars, Screen Sharing. (s. f.). Recuperado 30 de abril de 2020, de https://zoom.us/es-es/about.html

    • Camila Andrea Sánchez
      Camila Andrea Sánchez

      Hola Estefanía

      Tu post me llamó realmente la aplicación. Personalmente conocí esta aplicación durante el confinamiento y me ha sido de gran utilidad pero no estaba familiarizada con el problema que has mencionado. 

      Desde mi punto de vista también es más útil el freeware, ya que permite más libertades al usuario. 

      Un saludo

      • Paula Rodríguez Hermida
        Paula Rodríguez Hermida

        Hola Estefanía,

        Al igual que Camila, he descubierto Zoom durante este confinamiento, puesto que gran parte de mis amigos están empleando esta plataforma para realizar sus clases on-line.

         

        Conocí el problema que estaba teniendo Zoom, en referencia a la protección de datos de sus usuarios, mientras buscaba información para redactar mi actividad 2 de esta materia. Obviamente, por curiosidad entré y leí que el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) advirtió que Zoom estaba sufriendo una vulnerabilidad, ya que los ciberdelincuentes estaban robando información confidencial y ejecutando archivos en el dispositivo de la víctima. Pero la cosa fue a más, ya que se produjeron diversas  intromisiones en videollamadas ajenas, enlaces públicos de las salas, etc. Sin duda, entiendo como esta plataforma, a pesar de haber corregido los errores, ha perdido gran cantidad de usuarios, ya que es preciso destacar que ha sido una  acumulación excesiva de vulnerabilidades.

         

        Por último, respondiendo a tu pregunta, abogo por un software libre, ya que los usuarios tienen la libertad de ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar dicho software. Además, en cuanto a la privacidad y seguridad de nuestros datos, este software es más seguro, puesto que dificulta el ataque de terceros y la afectación por virus comunes. 

         

        Me ha gustado mucho tu blog. Un saludo.

         
        • Estefanía González Montes
          Estefanía González Montes

          ¡Hola chicas! Gracias a ambas por vuestro comentario, puedo ver que el confinamiento está haciendo que todas encontremos recursos por internet de los que no teníamos ni idea, y que resultan más temerarios de lo que creíamos. 

          Paula, tal y como dices esta aplicación causó bastantes estragos en las ultimas semanas ¡Y aún conozco gente que continúa utilizándolas! Con suerte esta llamada de atención haga recapacitar a los propietarios para aumentar aún más capital en su seguridad y continúen sacando versiones mejoradas.

          ¡Encantada de leerlos!