Blog 10. Brecha Digital. (Actividad 4). ¿Qué es?¿Qué consecuencias tiene la brecha digital en épocas de confinamiento por coronavirus?

¡¡Hola a todos y todas!! En este post me gustaría hablaros sobre la brecha digital. ¿Qué es?¿Qué consecuencias está teniendo en este confinamiento? 

 

Empecemos por definir este concepto. 

“La brecha digital hace referencia a la desigualdad entre las personas que pueden tener acceso o conocimiento en relación a las nuevas tecnologías y las que no. Las desigualdades se producen tanto en el acceso a equipamientos (primera brecha digital) como en la utilización y la comprensión de las que ya se encuentran a nuestro alcance (segunda brecha digital)” (Coachtec, 2013).

 

Asimismo, como bien se explica en la definición, al hablar de esta brecha no solo nos referimos a la dificultad de acceso sino al conocimiento y comprensión para hacerlo. Respecto a esto, cabe destacar que la integración de las TIC aún no es un hecho en el ámbito educativo, así como si es cierto que se ha podido lograr un acercamiento no se ha conseguido una total integración por diversas causas. Esto ha aumentado las dificultades con las que ahora se encuentran estudiantes y profesores/as a la hora de continuar con la docencia. 

Del mismo modo, es importante mencionar que la brecha digital existe desde hace mucho tiempo, dado que siempre ha habido desigualdades y, las nuevas tecnologías no son una excepción. No obstante, con la llegada del Covid-19, esta brecha se ha incrementado ya que dadas las circunstancias son muchos los alumnos/as que no pueden continuar con sus clases. A pesar de que se estén llevando a cabo medidas como la dotación de ordenadores a centros para aquellos alumnos/as que no disponen de uno o ciertas ayudas económicas, estas no son suficientes para hacer frente a toda la demanda que existe en estos momentos. Según muestran Negueruela y Torres (2020) a través de la página de Unicef, un 9,2% de los hogares con ingresos más bajos y en los cuales viven niños/as, es decir, cerca de 100.000 hogares en España, no tienen acceso a la red. 

 

“Según un estudio del Comisionado de Infancia, uno de cada cinco niños del primer cuartil de renta vive en un hogar sin ordenador (20%), en comparación con el 0,9% del cuarto cuartil de renta: la falta de acceso a un ordenador es casi 20 veces mayor en los hogares más pobres” (Negueruela y Torres, 2020). Me parece interesante comentar estos datos ya que, muchas veces tendemos a pensar que el hecho de tener un recurso tecnológico en casa que nos permita conectarnos a la red wifi significa que ya no hay brecha, pero esto no es así. Obviamente no es lo mismo poder trabajar en un ordenador que en un móvil o una tablet. Muchos de nosotros y nosotras podemos corroborarlo. Cuántas veces no habremos dicho frases como “bueno eso lo hago más tarde en el ordenador que es más cómodo”. Un simple comentario como este es un gran ejemplo de esa desigualdad.

 

El Covid-19 ha supuesto un elemento destacable en el incremento de dicha brecha, como ya he comentado. En estos tiempos, cuando muchas madres y padres de familia se han quedado sin trabajo, y sobre todo en aquellos hogares donde la situación económica ya no era la más favorable, se ven muy afectados. El CEIP Pedro Simón Abril de la Línea de la Concepción (Cádiz), es un ejemplo de ello. Allí, José Manuel, coordinador del proyecto “el cole de las emociones”, cuenta lo siguiente: “la comunicación con las familias más vulnerables es ahora más complicada debido a la falta de medios digitales y, también, por la escasa implicación o interés de algunas familias. A pesar de estas dificultades, el profesorado realiza un mayor esfuerzo para comunicarse con determinadas familias a través del teléfono móvil, transmitiendo pautas de trabajo con los niños” (Negueruela y Torres, 2020). Igualmente, el director del CEIP Manuel Altolaguirre de Málaga, comenta una frase cuando habla de la postura de las familias más vulnerables del centro, que creo que refleja muy bien la situación actual de muchas familias: “La prioridad de estas familias es comer”. Tristemente esta es una realidad, y aunque es cierto que el coronavirus ha aumentado el número de familias con carencias a nivel económico, no debemos olvidar que esto es algo que lleva afectando a la educación desde siempre.

 

En definitiva, lo que está claro es que el estado de alarma ha acentuado la brecha digital que ya existía. Sin embargo, debemos reconocer que nos ha servido para demostrar los errores del sistema educativo en cuanto a la integración de las TIC porque, a pesar de que hay ciertos factores como el económico que son mucho más complicados de solucionar, el conocimiento y comprensión de las mismas no debería suponer un elemento más a sumar en esta brecha. 

 

Espero que os gustase este blog :)

 

 

Referencias bibliográficas: 

 

Coachtec. (2013). ¿Qué es la brecha digital? [Mensaje en un blog]. Coaching Tecnológico. Formación en tecnología, redes sociales y marca personal. Recuperado de: https://www.coaching-tecnologico.com/que-es-la-brecha-digital/

 

Suárez Pertierra, G. (28 de abril de 2020). Cien mil hogares no tienen acceso a la red, lo que aumenta la brecha educativa. El Norte de Castilla. Recuperado de: https://www.elnortedecastilla.es/sociedad/brecha-educacion-coronavirus-unicef-20200428204221-ntrc.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.es%2F 

 

Negueruela, A & Torres, B. (2020). La brecha digital impacta en la educación. España: Unicef. Recuperado de: https://www.unicef.es/educa/blog/covid-19-brecha-educativa 

 

López, F. (s.f). Los diferentes tipos de brecha digital y su mayor incidencia en las mujeres. GNDIARIO. Recuperado de: https://www.gndiario.com/brecha-digital-genero-desigualdades 

 

 

    • Adela Abeijón Villanueva
      Adela Abeijón Villanueva

      Buenas tardes Gabriela. Al igual que tú creo que en este período han salido a la luz que el sistema educativo de nuestro país, asi como nadie, estaba preparado para afrontar esta situación tan exceptual. Espero que cuando todo se calme y vaya volviendo a la normalidad no se deje pasar de largo las desigualdades que están surgiendo por esta brecha digital, por ejemplo, para continuar con el aprendizaje y la enseñanza de gran parte del alumnado. Es una situación muy injusta para muchos estudiantes el no poder continuar con su formación por no tener a su disposición los recursos digitales necesarios para ello. Ojalá se le ponga remedio a esta situación y muchas gracias por tu entrada.