¿Podríamos volver a estar sin tecnología?

En un principio no iba a escoger este tema para comenzar, pero a lo largo de la clase me he dado cuenta de que nunca me había parado a pensar en si sería capaz de vivir sin las tics tal y como las conocemos hoy en día, lo cual me ha hecho reflexionar y preguntarme sobre este tema y por eso quiero compartirlo. Por experiencia propia diré que es imposible vivir sin tics y pienso que es por la evolución tan rápida que han tenido. En un primer momento al tener por ejemplo ordenador, no podía utilizarlo hasta llegar a casa, cuando aparecieron los portátiles esto cambió por completo: podías llevarlo a cualquier sitio y si además tenías un módem USB era increíble, pero es que ahora con el teléfono móvil puedes estar constantemente conectada y utilizando las apps independientemente de donde estés, además ¿Quién no tiene datos en el teléfono hoy en día?.

 

Indagando un poco por nuestro buscador por excelencia, google, me he encontrado una publicación del periódico digital ABC publicado más o menos en septiembre del pasado año en el cual leí algo que, cuando menos me ha dejado anonadada. Decía lo siguiente “Uno de cada cuatro españoles de entre 18 y 65 años es adicto al móvil, según un estudio” (Diario ABC). El hecho de que se haya utilizado la palabra adicción es lo que me ha llevado a pensar que realmente el desarrollo de las tecnologías a pasado de ser algo para facilitar la vida de las personas a ser un arma que, de forma indirecta hace daño a todo aquel que la usa de forma inadecuada.


image
Fuente: Diario ABC

Quiero dejar claro que cuando hablo de tecnología no me refiero simplemente al teléfono móvil o al uso de los ordenadores, sino al “conjunto de teorías y técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico ” (RAE). Lo que quiero decir con esto es que considero tecnología desde la creación de la lanza para cazar y poder alimentarse hasta la aparición del ordenador ya que ambos deberían tener el mismo objetivo: facilitar la vida del ser humano.

 

Pero es aquí donde comienzan los problemas, al igual que hoy en día no podríamos vivir sin utensilios de cocina o sin ropa, no lo podemos hacer sin las tecnologías que han ido poco a poco apareciendo en nuestras vidas… ¿a qué se debe esto?, los seres humanos siempre hemos tenido una serie de necesidades que han ido cambiando a medida en que lo ha hecho también la sociedad y cada vez es más difícil satisfacer ciertas necesidades, el problema en mi opinión aparece cuando confundimos una necesidad con un deseo y eso es lo que nos pasa con las tecnologías, se ha convertido en un deseo tan fuerte el tener dispositivos móviles, redes sociales, ordenadores… que de forma errónea se considera hoy en día una necesidad, es decir en aquello sin lo que las personas no podemos vivir y el hecho de que desaparecieran en el momento en el que estamos sería como empezar una “apocalipsis tecnológica”. El hecho de usar todos los aparatos electrónicos se ha hecho tan necesario para nosotros que hoy en día vemos como niños de tres años los utilizan casi como profesionales lo que en mi opinión no sería negativo siempre y cuando a través de la educación se enseñara a utilizarlos de la mejor forma posible y provechosa, lo que en mi opinión no se está haciendo.

 

Lo que debemos tener claro es que no podemos dejar de utilizar algo que ya viene introducido en nuestros genes a pesar de que nuestros antepasados vivieron sin tics y salían de igual forma adelante, (ahora ya se utiliza la calculadora en primaria, se busca en los diccionarios electrónicos o se pide a una asistente virtual que te busque información...). Lo que quiero decir con esto es que gracias a esta clase aprendí que las tecnologías nos han hecho evolucionar a un paso enorme, pero me quedo con una frase: “evolución no significa progreso”, mientras no tengamos claro eso seguirá habiendo noticias en las que aparezcan conceptos como ciberbullying, adicción y tecnologías juntos en la misma oración. No debemos olvidar que son el progreso y la evolución los objetivos a alcanzar y no la involución ¿Queremos usar la calculadora para poder saber cuánto nos vemos a gastar en el supermercado?, creo que nos debemos hacer esta y otras preguntas antes de actuar y, esto no solo lo digo desde un punto de vista pedagógico, sino también en los demás contextos: familiar, social…

 

 

¿Cómo me he sentido con este aprendizaje?, pues cuando menos desconcertada porque me he dado cuenta de que realmente de una forma u otra todos somos adictos a la tecnología y no tenemos conciencia hasta que nos damos cuenta de que no podemos ni salir a comprar el pan sin el teléfono móvil. Hay que cambiar esta situación porque estoy segura de que aquellos que inventan las tecnologías no lo hacen para crear adictos, sino para hacernos la vida más fácil, desde el ámbito educativo por tanto vamos a desarrollar esa competencia tecnológica empezando desde cero y de forma temprana para intentar evitar “la enfermedad del siglo XXI: el estrés tecnológico” (Diario ABC).

 

Bibliografía utilizada: 

Fuente de difusión (Periódico): https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-vivir-sin-tecnologia-posible-201809030232_noticia.html

 

    • eva garcia fraiz
      eva garcia fraiz

      Hace unos meses me empecé a plantear la idea de que estaba haciendo un uso abusivo de las tecnologías concretamente en la utilización de redes sociales y intenté consultarlas con menos asiduidad llegando incluso a desinstalarlas del móvil para no tener la tentación de mirarlas, pero lo cierto es que duré como una mañana. Creo que el uso abusivo se debe en gran parte a la necesidad que tenemos de conocer y ser conocidos por otras personas, o de dar una imagen ideal de nosotros que al fin y al cabo es lo que se ve en las redes sociales, además de estar pendientes de lo que hace el resto, generando en nosotros en muchas ocasiones sensaciones de inferioridad, negatividad... Es por eso que no me imagino actualmente vivir sin algunas de las tecnologías ya que las hemos integrado en nuestra vida como si fuesen un elemento o prenda indispensable.

      • Carmen Castro Garcia
        Carmen Castro Garcia

        Me gusta mucho la frase de "evolución no significa progreso", y estoy totalmente de acuerdo con ella, hoy en día el ritmo de evolución que llevamos no concuerda para nada con el progreso que estamos generando. Aunque sí ayuda a facilitar y mejorar muchos aspectos de la vida de las personas, la evolución como simple sinónimo de innovación no nos ofrece mucho más, y es por eso me parece muy importante aprender a sacarle el mayor partido posible a todas esas innovaciones que nos permitirán progresar tanto a nivel personal como social.

        • Uxia Sanjurjo
          Uxia Sanjurjo

          Eva, estoy totalmente de acuerdo contigo por más que borremos las aplicaciones de nuestros móviles cuando nos damos cuenta no sólo volvemos a tenerlas sino que además encontramos nuevas de nuestro interés que descargamos a la vez jaja es decir que es peor el remedio que la enfermedad como se suele decir.

          Además me parece muy interesante lo que dices con relación a que queremos dar una imagen ideal de nosotros lo que en mi opinión es, cuando menos inmoral, debemos procurar no utilizar las redes sociales para mentir o coaccionar porque poco a poco eso será lo que pasa a los jóvenes hoy en día. Muchas veces me paro a pensar en como serán las redes sociales en un futuro y, no te miento cuando te digo que me asusta. 

          Un saludo.

           

          • Uxia Sanjurjo
            Uxia Sanjurjo

            Hola Carmen, 

            La verdad es que resulta muy triste tener que utilizar frases como esta, además cuando la sociedad en la que vivimos solo hace alardear de innovación sin importar, parece ser, si esa innovación es o no positiva para la comunidad y si realmente el día de mañana será considerada un logro o no. Además tiene gracia todo esto cuando a lo largo de nuestra historia, vemos ejemplos de innovaciones, como la bomba atómica, que cuando menos fue responsable y, lo sigue siendo de numerosos enfrentamientos.

            ¿Qué se debe hacer entonces? yo creo que al igual que se innova hay que intentar que con el paso del tiempo esta no se deteriore y acaba por desaparecer, ahora bien, dudo que esto se consigue si seguimos así. 

            Un saludo.

            • Susana
              Susana

              Es impactante la noticia a la que haces referencia en el blog en la que se menciona que uno de cada cuatro españoles es adicto al móvil, sin embargo, pienso que en mayor o menor medida todos lo somos pues, ¿ Cuantas veces salimos de casa y nos lo olvidamos y tenemos la necesidad de volver para cogerlo ?. Pocas veces nos paramos a pensarlo porque ya es algo con lo que estamos familiarizados pero a día de hoy como dices en tu comentario casi ni somos capaces a salir a comprar el pan sin tener el móvil encima y ,si es el caso, sentimos una inseguridad o una carencia.

               

              • Claudina Garcia Gonzalez
                Claudina Garcia Gonzalez

                Hola Uxía! En relación ha lo que comentas en este blog me gustaría recomendarte este artículo que he encontrado, "Tecnoadictos: Cómo dejarse la salud con las TICS". Te dejo aquí el link, https://www.consalud.es/saludigital/143/tecnoadictos-como-dejarse-la-salud-con-las-tics_59769_102.html 

                En él habla de las adicciones 3.0, que son aquellas que se refieren a los enganches a juegos, compras online, teléfono móvil y a las redes sociales. Como con todo, si no se hace un uso adecuado de las TIC, se puede derivar en trastornos como la adicción a Internet, la nomofobia o el síndrome FOMO.

                Un saludo compañera!  

              últimos comentarios