SEGUNDA ETAPA DEL ÁRBOL

Última actualización de en Fernanda Paniagua

Muy emocionada yo, ya contaba con mi árbol listo para el día de revisión, exactamente la primera, la primera autoevaluación, me sentía nerviosa y a la vez bastante orgullosa de mi misma y de los trabajos que hasta ahora estaba cosechando, asimismo de los frutos que mi árbol me estaba dando.

Sin embargo cuando recibí mi calificación, me di cuenta que mi árbol estaba creciendo mal y no tenía el aspecto que yo pensaba, yo pensaba que estaba creciendo bien, grande y fuerte, pero no, le faltaba más amor, más detalles, que lo regaba aún más, según yo estaba trabajando constantemente con el pero el problema es que lo estaba haciendo erróneamente, no estaba consiguiendo el aspecto que debería tener y que yo pensaba que tenía, todo parecía tan bien pero no lo fue.

No esperaba una tan mal evaluación ya que yo creía que estaba creciendo de la mejor manera pero creo que si realmente quería conseguir un árbol grande y fuerte al final del cuatrimestre debería empezar a trabajar de una mejor manera. Así que me tocaría empezar otra vez de nuevo, de cero, pero esta vez ya sabía lo había que fortalecer y como hacerlo, la maestra Adriana me ayudo con lo que debía mejorar día a día. 

Tenía que cambiar la manera de enfocar mis enfradas hacerlass más atractivas, llenarlas de información interesante, de citar correctamente y sobretodo de analizarlas fijamente. Creo que lo que más falto en este proceso fueron las citas bibliograficas correctamentem, ya que que no las hice de la mejor manera posible. Básicamente debería seguir realizando el trabajo constante de cada semana pero desde un nuevo enfoque  y trabajar mucho más en cada entrada para poder mejorarlas.

Por otro lado, los comentarios que les realizaba a mis compañeros eran un poco simples y no decían mucho de mi opinión, así que era otro punto que debería cambiar de mi, tenía que empezar a ser más antenta y a la vez reflexiva y crítica tanto con mi árbol , como con los de los demás compañeros de clase.

Según yo regaba todos los dias mi árbol, pero hubo un problema, el agua no era la suficiente y no llegó a crecer lo que yo estaba buscando y esperando.

Lo que quiere decir que tenía que empezar a ser más reflexiva con todo lo que publicaba, tenía que aprender todavía aún más. 

 

 

Imagen recuperada: https://eljaya.com/index.php/revista/lectura/28135-el-arbol-triste