1. Metáfora de mi proceso de aprendizaje

Última actualización de en Ana Karina Obaya

Ahora que supongo que estaréis atentos, comenzaré explicando la metáfora.

La metáfora se llama: "El tren y la barca"                                                                                                                          

image

Recuperado de: http://www.telemadrid.es/noticias/madrid/Tren-Fresa-Madrid-Aranjuez-vuelve-octubre-0-2053894597--20180930055236.html

image

Sergio Heredia. Fuente recuperada de: https://www.lavanguardia.com/magazine/20110805/54194923266/la-trastienda-de-las-traineras.html

El tren nos comprende a todos, tanto a los alumnos como a la profesora. La diferencia recae en que es la profesora quién lo conduce y somos los alumnos los que estamos en los vagones de atrás. El tren avanza con o sin vagones, de manera que en este caso, el objetivo principal de la profesora es pasar por todos los recorridos del proceso, llegando a "concluir el temario". Los alumnos que no hayan querido continuar el proceso correctamente, se quedan atrás, ya que el tren sigue avanzando. Y, al llegar al final del viaje, la profesora es quién evalúa y observa cuántos vagones llegaron a la meta.

Algo parecido ocurre con la barca, solo que en la barca se ve mucho más el esfuerzo individual. En ella, también es la profesora la que va a marcar el rumbo, pero si los alumnos dejan de remar, ésta inmediatamente se para. Es decir, que si durante todo el rumbo previsto, el alumno decide parar de remar en medio del proceso, este no puede continuar, de manera que no se llega al final.

Todo esto lo relacionaría con lo abordado en clase. La profesora era la que nos guiaba, nos marcaba la dirección hacia el rumbo correcto, pero luego eran los alumnos los que por propia responsabilidad y voluntad, decidían si seguir remando, remar a un ritmo más lento/ rápido o dejar de remar. 

Sin la profesora nada de esto tenía sentido, porque no sabríamos ni qué rumbo coger ni hacia dónde dirigirnos, ya que fue ella la que en un primer momento nos explicó el funcionamiento de la Red Social Stellae y la que, en unos casos proporcionó las referencias para tratar los temas o, nos facilitó mediante las clases expositivas e interactivas los temas sobre los que podríamos hablar en nuestras propias elaboraciones. 

En la misma línea, sin los alumnos tampoco tendría sentido, ya que el objetivo de la profesora no tendría sentido porque nadie llegaría al final del camino. Y, además, en el caso de la Red Social Stellae, si solo un alumno era el que publicaba sus propias cosechas, nadie podría interactuar con nadie, conocer diferentes opiniones, respetarlas, saber usar la red, aprender también del resto de compañeros... 

Me gustaría hacer referencia al ritmo del remo, ya que en un principio, creo que todos remamos un poco lentos, porque sinceramente en mi caso, no tenía mucha idea de cómo funcionaba la Red Social. Una vez que fui aprendiendo y sumando pasos de aprendizaje, mi ritmo de remada aumentó, de manera que podía observar un avance en mi camino. Después de la autoevalución, creo que a todos nos sirvió para estabilizar un poco el ritmo de la remada para evaluar si llegábamos o no con ese ritmo a la meta final. Unos debían seguir en su misma línea, otros deberían remar más rápido y casi nadie, siendo sinceros, debía remar más lento.

Finalmente, me gustaría relacionar este tema de la metáfora con el sociograma. Como hemos podido comprobar, cuando la profesora nos enseñó el avance del sociograma, en un principio algunos alumnos estaban muy lejos del camino final, mientras que otros tenía un ritmo muy bueno para llegar al mismo. Se veía claramente quiénes eran los alumnos que más se esforzaron en remar durante el proceso y quiénes no dejaron pasar el tren. En otros se notaba cómo fue evolucionando su ritmo de remada, de manera que fueron estabilizando su ritmo para conseguir los objetivos propuestos.