1.3. Desenlace

Última actualización de en Lucía

 

Para finalizar con esta última parte, haré una pequeña reflexión de todo lo aprendido, de lo que me llevo conmigo y que, por supuesto, esto no es nada más que el principio de un largo camino que queda por recorrer.

Algo que nos enseñaron los cuentos cuando éramos muy pequeños es que todos tienen un final y que, casi siempre, este final es un final feliz. Desde luego que esto no es ni un poco parecido a la vida real. Lo que quiero decir con todo esto es que no se trata de un acabamiento, sino que simplemente es el principio de lo que todos deberíamos saber viviendo en la era de la tecnología.

Haciendo referencia a la palabra innovación, no cabe duda de que esto ha sido una experiencia del todo innovadora a pesar de todos y cada uno de los nuevos conocimientos y aprendizajes adquiridos a lo largo de todo el camino. Esto todo fue conseguido a través de la metodología llevada a cabo con la plataforma virtual Stellae, un aspecto muy relevante a lo largo de todo el proceso de aprendizaje llevado a cabo, algo que en un principio infundió miedo ante el desconocimiento e incertidumbre, pero sin embargo un proyecto que si se sabe hacer un buen uso de él y sacarle el mayor provecho posible, pueda llegar a ser muy enriquecedor.

Por último, decir que sigo teniendo que mejorar muchos aspectos que resultan muy importantes en mi día a día, como la constancia y dedicación para que la satisfacción y los resultados positivos se reflejen en todo lo realizado. Desde luego, si pudiera volver a empezar habría muchas cosas que me gustaría cambiar.

Para cerrar este cuento, me gustaría que se pudiese reflexionar sobre esta frase de Paulo Freire sobre la libertad, y lo que nos hace libres es la educación, el saber:

‘Nadie tiene libertad para ser libre, sino que al no ser libre lucha para conseguir su libertad’