Clarificación conceptual: Tecnología y Herramienta.

En este segundo blog me gustaría dedicarlo a reflexionar y clarificar algunos de los conceptos en torno a la tecnología que después de las dos primeras sesiones de clase no me han quedado lo suficientemente claros, esta sería la diferencia entre los conceptos de tecnología y herramienta.

Clarificación conceptual: tecnología y herramienta.

En mi primera entrada del blog recogía una definición de tecnología entendida como “el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten al ser humano modificar su entorno material o virtual para satisfacer sus necesidades, esto es, un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles”. (http://peapt.blogspot.com.es/p/que-es-la-tecnologia.html).

Durante mucho tiempo el término tecnología estuvo vinculado a las reglas, métodos y herramientas relacionados con el conocimiento de las ciencias naturales (química, geología, física…) especialmente en lo que se refiere a la producción de materiales. Ello es debido a que durante la era de la economía industrial (S. XVIII - XX) la producción de materiales jugaba un rol vital dando lugar a lo que muchos autores denominan hoy en día “tecnologías duras” cuyo conocimiento proviene de las ciencias naturales con una manifestación en el mundo físico (ropa, armas, coches, ordenadores…).

Por otro lado, el conocimiento derivado de las ciencias sociales, las ciencias no naturales y el conocimiento no científico (entendido en un sentido tradicional) da lugar a lo que se denomina como “tecnologías blandas” por tener su manifestación en el mundo espiritual (la economía, la educación, la sociología…).

Sin embargo, con el desarrollo de la economía y lo cambios tecnológicos, las fronteras entre las tecnologías blandas y duras se difuminan quedando como lo más representativo de cada una su énfasis en los materiales (tecnologías duras) o el ser humano (tecnologías blandas). Como ejemplo de la interrelación entre las tecnologías duras y blandas, los smartphones y ordenadores actuales son el resultado de la unión de elementos propios de las tecnologías duras (procesador, pantalla, batería, cámara…) con otros más vinculados a las tecnologías blandas (sistema operativo, aplicaciones…). (fig. 1)

FIG. 1 Clasificación tecnologías: duras y blandas

Por su parte, el concepto de herramienta está vinculado al de tecnología al tratarse de una de sus posibles manifestaciones. En este sentido, aunque podemos considerar que una herramienta es tecnología, en realidad tecnología es un concepto más amplio que abarca todas aquellas técnicas que son necesarias para fabricar esa herramienta, pudiendo ser esta el resultado último de su aplicación. De ese modo podemos ver a las herramientas como una manifestación de la tecnología con un uso práctico determinado (por ejemplo la tecnología láser que da lugar a un láser de mano o un láser industrial para el corte de láminas de metal). Por otro lado, el resultado de aplicar una serie de tecnologías puede dar lugar a una herramienta que se emplee como instrumento en otro contexto tecnológicamente diferente (fig. 2).

FIG. 2 Esquema. Diferencias entre tecnología y herramienta

 Por ejemplo, un ordenador puede verse como el resultado de aplicar una serie de procesos industriales y a su vez una herramienta que puede ser utilizada como soporte para una serie de aplicaciones en un contexto educativo (por ejemplo una plataforma de e - learning). En este escenario, se combinan una serie de herramientas procedentes de ciertos ámbitos de la tecnología (tecnología industrial, tecnología de las comunicaciones e ingeniería del software) para potenciar un ámbito tecnológico diferente (educación).

Sin embargo, incluso en el ejemplo anterior de un ordenador con aplicaciones instaladas para un uso educativo, la maraña de tecnologías que están implicadas resulta mucho más intrincada de lo que podría parecer. Ello es debido a que el propio ordenador aunque es un objeto del mundo físico vinculado a la producción de materiales, y por tanto se podría asociar a las  tecnologías duras, para su producción son necesarias herramientas propias de la organización del trabajo, los negocios o las finanzas que son propias de las tecnologías blandas. Es por esto que hoy en día es prácticamente imposible desligar el uso de tecnologías blandas y duras, puesto que en la mayor parte de los casos se encuentran estrechamente interrelacionadas.

Fuentes bibliográficas:

http://peapt.blogspot.com.es/p/que-es-la-tecnologia.html

http://millennium-project.org/millennium/beijing-0702.PDF