Situación de la integración de las TIC en el sistema educativo español

Hace ya algún tiempo publiqué un blog en el que realizaba un análisis cruzado entre indicadores del uso de las TIC en diferentes países de nuestro entorno y la evolución de sus sistemas educativos en las comparativas PISA. En dicha entrada había ceñido el análisis a la búsqueda de correlaciones que pudiesen dar indicios que los factores más determinantes a la hora de obtener una integración exitosa de las TIC en entornos de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, parecía concluirse que el uso regular por parte de docentes y alumnos de las TIC estaba correlacionado con una mejor evolución de los sistemas educativos. Por el contrario, políticas focalizadas en la dotación de recursos parecían descuidar su uso obteniendo peores resultados. Por ello mencionábamos que la planificación previa sobre para qué, cómo y para quién se van a usar las TIC en entornos de enseñanza-aprendizaje constituían un paso previo indispensable en una buena política educativa. Igualmente, la formación y concienciación de los docentes como dinamizadores y guías de los procesos educativos marca, sin duda, una gran diferencia al respecto.

En aquella entrada (“Análisis de factores indiciarios del efecto de las TIC en la calidad educativa”), dado que mi prioridad era hacer un análisis global que emplease diferentes países para evitar sesgos particulares; el análisis específico de la situación de España, aun mencionándose, se dejó en un segundo plano. Por ello, me gustaría recuperar esa entrada para compartir con vosotros dos elementos adicionales relacionados con la misma.

Por un lado, una Excel que recoge los datos fuente que emplee en aquella entrada respecto de indicadores asociados a las TIC. Me ha costado un poco reunirlos dado que no he encontrado la fuente original en formato digital tabulado y he tenido que pasar los datos de las tablas a mano cuando ello parecía factible. Estos indicadores, fruto de un estudio comparativo europeo, abarcan todos los aspectos desde la disposición de medios materiales hasta el acceso a la banda ancha pasando por el uso de las TIC en el aula.

Por otro lado, os dejo una gráfica radial que representa la situación de España en cuanto a la integración de las TIC en el sistema educativo. Para construirla he agrupado diversos indicadores del mismo tipo (dotación de recursos, equidad en su acceso, acceso a la banda ancha, uso de las TIC en procesos de enseñanza-aprendizaje…) puntuando con un 10 al mejor país y un 0 al peor. Mediante una simple recta lineal le he asignado una puntuación entre 0 y 10 a los restantes (para el que quiera el listado de países, me remito al fichero que adjunto o al blog original). Como podemos ver, España destaca en acceso a la banda ancha y equipamiento TIC en general (curiosamente los indicadores asociados a elementos más tangibles y vendibles políticamente en un país tradicionalmente amante de las “infraestructuras” tangibles) pero suspende ampliamente en uso de las TIC en procesos de enseñanza-aprendizaje y aprueba “justilla” en equidad en su acceso. Todo ello nos indica que, aparentemente, el sistema educativo español tiene dos vías claras de mejora en el uso de las TIC: democratizar en mayor medida su acceso en todos los centros y etapas educativas, y promover su uso entre docentes y alumnos. Para ello no sólo son necesarios más medios, sino más planificación y un rol más activo de los principales protagonistas de los procesos educativos: los alumnos, sus familias y los docentes. Sólo apoyando a los docentes con una formación inicial y continua adecuada, así como premiando su esfuerzo y dedicación en esta dirección, se pueden integrar las TIC de un modo adecuado. Respecto a la "democratización" en el acceso a las TIC en los ámbitos educativos, parece claro que, al menos hasta el momento, se enfocaron como experiencias piloto débilmente estructuradas y que se expanden de una forma demasiado lenta. Si bien es cierto que es necesario experimentar, no lo es menos que relegar a una parte del sistema educativo a un segundo puesto de prioridad (ya sea por etapa o por centro) no hace más que lastrar al conjunto. La sociedad del conocimiento se basa en el aprendizaje colectivo y el conocimiento construído a través de él. Por eso resulta indispensable que todos los centros y etapas educativas estén implicadas de lleno en ese proceso, de lo contrario no podremos aprovechar todo el potencial que encierran nuestros alumnos y docentes o, mas bien, el trabajo colectivo que pueden desarrollar como comunidad educativa.


Diagrama radial de la situación de las TIC en el sistema educativo español

 

Figura 1. Diagrama radial de la situación de las TIC en el sistema educativo español. Elaboración propia basado en los datos de “Survey of Schools: ICT in education” (2013)[1].

 

 Comparativa de indicadores TIC

 

 [1] European Commission (2013). “Survey of Schools: ICT in education”.

 http://www.arbeidsmarktplatformpo.nl/uploads/media/ICT_in_education.pdf

 [2] Informe PISA 2003 (datos tabulados en formato xls).

http://www.oecd.org/newsroom/34011082.xls

 [3] Informe PISA 2009 (datos tabulados en formato xls).

http://www.oecd.org/els/family/43138957.xls