¿Y las TIC?

¡Aquí estoy de nuevo!

¿Cómo van vuestras prácticas? ¡Espero que estéis disfrutando tanto como yo!

En mi caso, estoy con los mismos niños y la misma profesora que el año pasado (2º curso de Educación Primaria), lo que me facilitó mucho a la hora de llegar y poder realizar con los alumnos las actividades que quisiese y conociendo ya los diferentes ritmos de trabajo que me encontraría.

En esta semana y poco que llevamos en los colegios, me he estado fijando en diversos aspectos: uso de la tecnología, metodología de la tutora con la que estoy, conducta de los niños, uso del libro de texto y otros materiales, etc.

¿Cual fue mi sorpresa? En el centro cuentan con una pizarra digital en cada aula. Pues bien, el único momento en el que deben mirar para ella es cuando el profesor de matemáticas utiliza el proyector al empezar cada tema del libro que siguen. Este, utiliza los recursos que añade la editorial al libro de texto en un CD y los proyecta mientras expone y explica los nuevos contenidos. Todo esto mientras utiliza al mismo tiempo la pizarra de rotulador que hay al lado para aclarar diferentes conceptos, aspectos u operaciones.

La pizarra digital no se utiliza en ningún momento como recurso didáctico y los niños la ven como una pantalla en la que se proyectan imágenes o vídeos.

La tutora del curso, responsable de impartir las materias de Lengua, Lingua y Coñecemento do Medio, está formándose para poder incluir las nuevas tecnologías en el aula, sobre todo la pizarra. Como ha tenido muy poco contacto con las TIC, ha empezado por cosas básicas como los procesadores de texto, para poder enseñarles a los alumnos a utilizarlo, y algún programa que le sirva de apoyo como el PowerPoint. Respecto a esto, trato de ayudarla en todo lo que pueda, resolviendo sus dudas cuando se decide a llevar al aula lo aprendido o en ratos libres que ella tiene. De esta forma, existe una retroalimentación entre ambas: yo aprendo sus técnicas para enseñar y ella aprende lo que sé como usuaria de las TIC.

Por otra parte, me llama mucho la atención que en el horario de los diferentes cursos de primaria, no se especifique la materia de informática. Después de preguntar a mi tutora, sé que algunos cursos sí acuden al aula de informática, pero que estas clases son ocasionales (nulas en el caso del grupo con el que estoy) y que deciden los profesores tutores cuándo utilizar los ordenadores en función del horario establecido (pues los alumnos de secundaria cuentan con una o dos horas a la semana de esta asignatura).

En los próximos días, asistiré a alguna de estas sesiones con un grupo de alumnos de 5º o 6º de primaria, ya que son los más suelen trabajar con ordenadores. Observaré con qué programas trabajan y cómo dirige la clase la profesora, así como las actividades que lleven a cabo durante la sesión.

Me gustaría saber como es el trato o el uso de las n uevas tecnologías en los centros en los que estáis, pues creo que la realidad que estoy viviendo, por desgracia, no consiste en un caso aislado.

 

¡Espero vuestras respuestas!

Comentarios

  • Andrea Fernández López

    Hola Nerea! 

    Me parece interesante lo que cuentas, ya que creo que el día de mañana si llegamos a ejercer más que de las clases magistrales de la facultad, nos acordaremos de las experiencias de las prácticas y esto será, bajo mi punto de vista lo que más nos ayude. 

    Mis primeras prácticas las realicé en un grupo de 1º y cabe añadir también que bastante conflictivo. Como ya conté previamente en mi autobiografía, en la clase no había pizarra digital ni proyector. Tan solo un ordenador que se usaba para poner música y vídeos. Sin embargo, creo sinceramente que aunque hubiera todas las infraestructuras tecnológicas del mundo estarían infrautilizadas, y a mí no me extrañaría, ya que más de la mitad de los niños tenía todavía severos problemas con la escritura, entre otras cosas, y bajo mi punto de vista eso es primordial. Por eso, no me parece raro que tu profe no use los recursos que posee. Obviamente pienso que podemos introducir a los niños en competencias digitales desde pequeños, y que incluso puede ser beneficioso y una fuente de motivación, además de un recurso alternativo ya que no dudo que los niños facilmente pudieran realizar ejercicios con LIM o cualquier otro software, sin embargo, me pregunto: ¿es oportuno un uso considerable de las tecnologías a estas edades? Bajo mi humilde punto de vista creo que no, pero quizá piense así debido a las características particulares que tenía esta clase.

    La verdad, espero que cuando hagamos una reflexión sobre las prácticas alguien cuente experiencias satisfactorias en primer ciclo y me haga cambiar de opinión.

    Un saludo NereaSmile

  • Zoraida Golobardas Magdalena

    Hola Nerea!

    Si te sirve de consuelo he pasado por la misma situación que tu tanto en el Practicum I como en el Practicum II; también estuve con niños del primer ciclo, en un aula con recursos que se prestaban a mucho más que para exponer aquello que proponen algunas editoriales, y con una tutora con escasa preparación en lo que respecta a las TIC.

    No obstante, he de reconocer que del primer año al segundo, adquirió una mayor seguridad que le permitía aunque fuera en pocas ocasiones ir más allá de la simple explicación (realización de juegos interactivos, busqueda de información por parte de los niños, visionado de videos,...)

    Es cierto, tal y como señala Andrea, que en muchas ocasiones el poder emplear estos depende de las características del alumnado. Sin embargo, yo creo que no debemos pensar en un NO rotundo, pues el abanico de posibilidades es muy amplio.

    Dentro de poco haré un post relacionado con el uso de las TIC en este Practicum III, pero os adelanto, que si lo comparo, lo descrito se lleva una clara victoria.

    Un saludo Smile

  • Adelaida Carballude Losada

    Hola Nerea !!

    Quizás este comentario no te ayude mucho en lo que respecta al los usos que hacen de la tecnología en el colegio en el que estoy, pero si servirá como punto de inflexión para el futuro que nos espera, y, que, a pesar de nuestra inexperiencia esta muy próximo.

    Pues bien, mi caso en concreto, estoy en un colegio público del centro de mi ciudad. El primer día que llego al aula, visualizo con que materiales puedo contar, lo que me ayuda a comprender cual es la metodología del profesor. Verdaderamnete me llevé un sorpresa cuando, no observaba ni un ordenador. Los recursos del aula, además de los amados libros de texto, eran dos pizarras (una de tiza y otra de rotulador).

    Ante esta situación le pregunto al profesor si no cuentan con algún tipo de ordenador, pizarra digital... Y su respuesta fue: "Si en el colegio hay un aula de infórmatica, cerrada bajo llave, nadie la utiliza, en el caso de que quieras hacer algo tengo que consultarlo, pero no estoy seguro de que se pueda ir, porque los ordenadores que alli hay no creo que funcionen muy bien". 

    Mi pregunta era a que se debía la anomalía de los ordenadores, porque bajo mi punto de vista la causa principal, era el DESUSO TOTAL.

    Bien, me adapté a esta situación prehistórica, pero un día que tuve la oportunidad de dar clase en ausencia del profesor, surgió una palabra "GAMELA (un tipo de embarcación)", que los niños no sabían lo que era y yo tampoco. Lo primero que hice fue echar mano del diccionario, pero no aparecía ninguna fotografía y los niños insistían en que querían observar una imagen.

    Ante la insistencia saco el móvil, y busco la palabra en GOOGLE. El simple echo de sacar el móvil del bolso fue para los niños algo que parecía que jamás habían visto y empezaron a decirme "Estas con el móvil en clase, se lo vamos a decir al profe, porque tu eres profe y esas cosas no se pueden hacer". Me asusté y abandoné mi búsqueda.

    Una pregunta os dejo: ¿HE COMETIDO UN GRAVE ERROR?

    Un saludo.

  • Paula.Boquete.Lopez

    Boas tardes Nerea;

    Realmente paréceme moi interesante a túa aportación; creo que non é para nada un feito illado o desuso de recursos que se dá nos centros de ensino.

    No meu caso tiven moita sorte, durante as miñas prácticas en 5º de Primaria tiven a oportunidade de aprender moito da súa mestra, que está moi formada e utiliza con destreza tanto a pizarra dixital como o traballo cos ordenadores por parte dos alumnos/as. Están dentro do programa ABALAR e contan por primeira vez con libros dixitais. O problema é que dentro do mesmo centro é un caso illado.

    Entre os demais docentes existe moita confusión, desconfianza e rechazo en ocasións. A miña percepción é que non se sinten seguros nin formados para levar a cabo toda esta chegada de Novas Tecnoloxías ás aulas.

    A solución, na miña opinión está xustamente na formación a mestres, dende o mesmo momento que comeza estudos na facultade de ciencias da educación para chegar aos centros ca convicción e seguridade necesaria para enfrontarse a todos estes recursos tan valiosos e útiles.

  • Nerea Casdelo Mosquera

    Hola chicas!

    En primer lugar, estoy totalmente de acuerdo con lo que decís. Me parece casi imposible dejar de lado los libros y las libretas en el primer ciclo de primaria, ya que todavía están aprendiendo a escribir y a leer, pero sé que si es posible por casos que otros compañeros han comentado o experiencias que nos han contado diferentes profesores.

    Aún así, con las características del alumnado con el que trabajé durante este practicum, no creo que fuese buena idea dejar totalmente de la do los libros e implantar una metodología totalmente diferentes, pues en esa clase hay muchos ritmos de aprendizaje y de trabajo diferentes y creo que el uso de la nueva tecnología para la realización de la mayor parte de las actividades aún reforzaría más estas diferencias.

    Por otra parte, es un hecho que los profesores no se encuentran tan formados como nos gustaría, por lo que es la base de que sigan con metodologías tradicionales. A pesar de haber un gran número de profesores que intentan formarse, hay otro gran grupo (y creo que más amplio) que prefiere la comodidad en su trabajo, por lo que no le da importancia a la formación permanente. Aunque creo que nosotros somos menos conformistas y, ya que no dejamos de quejarnos de parte de la formación que nos dan en la facultad, espero que de verdad nos sigamos formando para ofrecerles lo mejor a nuestros futuros alumnos.

    Por último, me ha gustado mucho tu comentario, Aida. Creo que en tu caso haría lo mismo, aunque al no ser tu clase y escuchar esos comentarios por parte del profesor entiendo que te diera miedo, pues algunos profesores piensan que estamos en los centros para "amoldarnos" a esas clases durante nuestro practicum, sin poder experimentar lo que realmente nos gustaría.

    Si los niños insisten en querer aprender algo nuevo, ¿por qué no aprovechar esa curiosidad que sienten? En mi opinión, los niños con los que has trabajado siguen una metodología tan tradicional (por lo que puedo intuir leyendo tu comentario) que les asusta todo lo que no esté dentro de su rutina. Me ha chocado mucho lo que cuentas porque en el colegio en el que estuve el móvil está presente en gran parte de las aulas. Con esto no me refiero a que todos le den uso al móvil en horario de clase, si no que los profesores siempre tienen su móvil encima de la mesa o lo llevan al aula para buscar cualquier información que les sea necesaria.

    No se si tendrá muchas ventajas el hecho de normalizar el uso de los dispositivos móviles, pero nuestro trabajo es enseñar y si hay algo que les llama la atención a los alumnos y es positivo para su formación no podemos dejar de mostrarselo, sea en un ordenador, en un diccionario o en un móvil.

     

    Gracias por vuestras reflexiones!!Smile