Noelia Oliveira Porto

Los rasgos que más me definen son: la empatía, la timidez, el nerviosismo y la humildad.

Dudillas

Después de la sesión de la clase de ayer, donde por fin hemos tratado el tema de las diferencias entre la orientación y el asesoramiento que tantos conflictos nos estaba produciendo, cabe decir, que debatiendo con una de mis compañeras de clase, me han surgido nuevas dudas en relación a la diferencia  de poder que caracteriza la orientación como un proceso asimétrico (se establecen diferencias de poder entre la persona que orienta y la que es orientada) y el asesoramiento como un proceso simétrico (trabajan al mismo nivel, con el mismo estatus, es decir, no hay diferencias de poder). Una de ellas es que, ¿hasta qué punto dirige un orientador?

Pues personalmente, considero que hoy en día esta característica va más en la misma línea, es decir, en lo presentado ayer, se percibe la orientación como una orden, como una guía del camino que se debe seguir si o si… hoy en día, creo que quizás desde la orientación se opta más por el consejo y la sugerencia al igual que en el asesoramiento. Pues por ejemplo aprovecho aquí para exponer un caso similar al que se puso ayer sobre la mesa y que no me quedó nada claro, si un alumno de 4º de la ESO acude a junto del orientador u orientadora del centro educativo donde estudia para preguntarle que estudios profesionales le recomienda en relación a las ventajas económicas del mercado actual, que estaría haciendo ¿orientación o asesoramiento?, porque le está aconsejando en función de lo que él cree y conoce, pero por otro lado, se está estableciendo una relación de poder asimétrica.

Espero que se entienda lo que quiero decir y me podáis ayudar a aclararme con respecto a estas cuestiones.

Gracias

Comentarios

  • Yolanda Ocampo Garrido

    Querida Noelia:

    He leído tus dudas y me dispongo a dar mi opinión al respecto. En referencia a la primera cuestión planteada (¿hasta que punto dirige un orientador?), considero que aunque el asesor trabaje de igual a igual con otros profesionales del centro, sigue existiendo un mínimo poder por parte del orientador, pero no poder de mandato, si no poder de conocimientos, puesto que al fin y al cabo el orientador es un experto que tiene conocimientos específicos de psicopedagogía, y los demás profesionales (se supone en un principio) no poseen estos saberes.

    Con respecto al caso que planteastes, si tenemos en cuenta lo explicado en las últimas sesiones de clase, se puede decir que en este caso el orientador estaría orientando porque es una relación directa orientador-alumno, pero por otro lado, seguimos con el dilema de si orientación y asesoramiento van de la mano o no, puesto que ¿se puede hacer orientación sin asesorar?

    Espero, que este breve comentario te sirva de ayuda para aclarar tus ideas.

    Un saludo.

  • Noelia Oliveira Porto

    Gracias yolanda por tu participación me ha ayudado a entender mis dudas un poco mejor, pero por otro lado, con respecto a la primera parte de tu aportación me surge otra duda, pues según lo defiendes el orientador adoptaría una cierta posición de poder con respecto al profesor, que a pesar de que sea poder por conocimientos implica una cierta diferencia en el status de esa relación, entonces, hasta que punto es simétrica esa relación?

  • Patricia Negreira Souto

    Con referencia a tu duda de poder, desde la posición del psicopedagogo, considero que debemos partir de la consideración de que la orientación es un proceso y no una persona y como tal, en ella tiene una importancia trascendental el término colaboración. El trabajo en equipo es una de sus características básicas y va mucho más allá de quién sabe más, quién tiene más formación o quién tiene más poder... puesto que, entre todos, cada uno desde su formación, su experiencia y sus vivencias pueden aportar su pequeño grano de arena para dar resolución al conflicto planteado. 

    Por todo ello debemos tomar en consideración las palabra de Selvini cuando nos dice:

    “[...] El psicólogo que de entrada se define a sí mismo como complementario en relación con la trascendencia del problema y necesitado de la información y los conocimientos que pueden proporcionar los demás, implícitamente define a sus interlocutores como pares y los invita, a cada uno en el marco de su competencia, a formar una alianza que apunta a un objetivo común. Cuando el psicólogo logra marcar el contexto como “colaborador” da un gran paso adelante para entablar una relación franca con los educadores [...]”. (Selvini y otros, 1985, p. 74).

  • Adriana Sixto Carrillo

    Ola a todas, eu tamén teño as miñas dúbidas á hora de ver na prácticas as diferenzas que se plasman na teoría...con todo, considero que o exemplo que expuso Noelia a función que está a desempeñar o orientador é a de asesorar, posto  que aínda que é unha práctica directa, está a aconsellar a ese alumno que non ten moi claro o camiño a escoller de cara o futuro. 

    Dende o meu punto de vista, aínda que na súa orixe a orientación e o asesoramento tiveron diferenzas clarificadas, hoxe en día esas diferenzas xa non o son tanto, iso implica un certo solapamento da actividade profesional. Considero que a compañeira Patricia ten razón cando di que é un traballo de colaboración, pero tamén considero que a información (máis que a formación en si mesma) xoga un papel fundamental tanto na orientación como no asesoramento, e iso de por si é unha forma de asimetría e de poder en relación ca persoa que é asesorada ou orientada, si ben é máis visible no segundo dos casos.

    Non sei si aclararía algunha dúbida ou si xeraría outras novas, saúdos

  • Yolanda Ocampo Garrido

    Estimada Noelia: voy a explicar otra vez mi aportación. Considero que entre asesor y asesorado existe una relación simétrica, puesto que son dos profesionales del mismo estatus laboral, y como bien dice Patricia, la colaboración entre profesionales es importantísima. Sin embargo, creo que existe un "cierto poder de conocimientos" por parte del asesor, puesto que si no fuese así, no tendría ningún sentido que el asesorado acudiese al asesor, por que como dije anteriormenete, se supone que el asesor tiene conocmientos de experto, que en un principio el asesorado no tiene.

    Espero haber aclarado un poco más tu duda.

    Un saludo

  • Noelia Oliveira Porto

    Muchas gracias a todas, me habeis servido de gran ayuda.

    Un saludo