Los niños como nativos tecnológicos

Está claro que las nuevas generaciones han crecido inmersas en un mundo nuevo, un mundo totalmente tecnológico. Los niños nacen y crecen rodeados de aparatos electrónicos: móviles inteligentes, tabletas, juguetes interactivos, ordenadores... Crecen inmersos dentro de una era tecnológica, la era de las nuevas oportunidades y facilidades. 

Hay personas que opinan que estas tecnologías en exceso  pueden resultar negativas para la gente, especialmente para los niños ya que carecen de la madurez necesaria. Bajo mi punto de vista creo que no debemos prohibir, sino regular. Con esto quiero decir que es necesario limitar el uso de las tecnologías y sobre todo regular su uso. 

Leí hace poco un estudio que decía así: " Los niños no deben jugar más de 30 minutos a los videojuegos porque si su uso se prolonga puede resultar muy prejudicial". Me pareció una afirmación muy interesante a la vez que complicada. Hoy por hoy la familia también ha cambiado, los padres ya no pasan tanto tiempo en casa y los niños salen mucho menos con sus amigos al parque o de paseo. Se encierran en sus casas y esto les provoca un profundo aburrimiento, por eso muchos de ellos recurren a las tecnologías para apaciguar este aburrimiento. 

En conclusión, creo que los padres deben controlar a sus hijos e imponerle límites de tiempo, también de debe controlar todo lo que visitan (si por ejemplo los juegos son acordes a su edad, si no visitan páginas inadecuadas con contenido peligroso...) bajo mi punto de vista pienso que los niños de hoy en día han dejado atrás los juegos tradicionales, los juegos de movimiento, de compañerismo... Las tecnologías son muy positivas pero por ejemplo, no permiten el contacto físico y eso es muy importante sobre todo a edades tempranas.