Lifelogging

El Lifelogging es un concepto que se relaciona con el término "diario", la práctica del mismo permite el registro de nuestra actividad diaria y a su vez el acceso a cualquier recuerdo, sea del tipo que sea, a través de aparatos tecnológicos: cámaras, teléfonos, tablets...

Buscando por la red me encontré con este blog Ounae, en el cual los adictos a las nuevas tecnologias ofrecen recomendaciones, opiniones, análisis, noticias, etc. Dentro de este blog me encontré con una entrada,  que define al Lifelogging, "Lifelogging, 15 apps para un registro cotidiano de tu vida"cuyo enlace es el siguiente:  http://ounae.com/lifelogging-15-apps-para-un-registro-cotidiano-de-tu-vida/. Además de hablar sobre este término nos muestra 15 ejemplos de aplicaciones que nos hacen posible ejecutar el lifelogging con nuestros dispositivos móviles.

He escogido esta parte de la entrada porque considero que puede incitar al debate: "(...)la tecnología evoluciona y nos abre caminos más sofisticados para un comportamiento que siempre ha existido: esa necesidad de tener un confidente, esa necesidad de repasar lo que nos ha ocurrido y reflexionar sobre ello, esa necesidad de contarlo con nuestras propias palabras y compartirlo en busca de la aprobación ajena,… Esta última parte es más reciente: todo empezó con el fenómeno del blogging, luego llegaron las redes sociales y esa necesidad de compartir cualquier cosa que en definitiva nos define y participa a la creación de nuestra identidad social digital. Te hace ser más consciente de lo que haces en tu vida, de quién eres".

A partir de lo anterior me paro a pensar sobre todo lo que toma parte en mi identidad digital, la cantidad de elementos que la conforman, y el mero hecho de que actualmente dispongo de tres dispositivos con acceso a la red que me ayudan a darle cuerpo... El lifelogging lo que nos permite es registrar todo aquello que podemos considerar de gran importancia y todo aquello que en un futuro podamos querer consultar: canciones, noticias, experiencias e incluso días enteros de nuestras vidas, gracias a innovadoras cámaras que nos permiten grabar el día a día. Es cierto que esta alternativa nos ofrece un sinfín de comodidades, la capacidad de hacer memoria con el mínimo esfuerzo, la seguridad de no olvidar, la oportunidad de reflexionar sobre nuestros hábitos y rutinas... Es así, es cómodo, sin embargo, bajo mi punto de vista, lo sé voy a exagerar, nos hace menos humanos, el ser humano se caracteriza por el pensamiento, por el pensamiento lógico y racional, sin embargo, aplicaciones como estas evitan la necesidad de pensar e incluso la de recordar. No puedo negar que es una herramienta útil, y que a partir de ella se pueden abrir muchos caminos, comentábamos en el aula su utilidad para pacientes con alzheimer o para la resolución de casos de delincuencia pero ,como a todo, hay que saber marcarle unos límites, dejarnos beneficiar por las opciones y potencialidades de las nuevas tecnologías sin dejar de ser humanos.

Relacionando lo anterior con la identidad personal me gustaría hablar del uso, a veces, poco adecuado, que hacemos de las redes sociales e incluso de las aplicaciones, para dar vida a identidades completamente distintas a las reales. Desde el momento en el que comenzamos a hacer uso de las mismas somos parte de ellas, y al igual que en la realidad se nos asigna una un "nombre" (haciendo referencia a un elemento identificador), en la red sucede algo similar, sin embargo este nombre nos lo vamos asignando nosotros mismos, creamos nuestro "yo". El problema aparece cuando no sabemos diferenciar entre el "yo" y el "yo ideal/digital". Las tecnologías nos ofrecen la oportunidad de mejorar nuestra identidad pero somos nosotros los que debemos saber conciliarla con con la verdadera. 

Por último recomendaros que le deis un vistazo a las apps de la página, hay algunas muy interesantes como Lift, que registra nuestra actividad diaria con la finalidad de proponernos cambios en nuestra vida, o alguna considerada como "arma de doble filo", como Lifebox, que graba no solo lo que ves, sino que también lo que dices e incluso lo que oyes.

Me gustaría tener opiniones queridos amiguitos de Stellae.

 

 

Comentarios

  • Isabel Gulías Sieiro

    Qué interesante esta entrada Rocio!

    Bajo mi punto de vista el liffeloggin no es más que un aprovechamiento de la demanda que la sociedad hace inconscientemente de necesidades inexistentes. Quiero decir, nos pasamos el día compartiendo fotos, momentos, vivencias, muchas veces antes que hablarlo con alguien preferimos simplemente twitearlo, blogearlo... Cuantas veces hemos escuchado un comentario como " pero; no te has enterado ? Si lo subí a facebook" de esta forma, bajo mi punto de vista  el mercado se aprovecha de esas falsas necesidades que vamos creando y opta por instrumentos como este, que a simple vista nos pueden aportar infinidad de ventajas, pero bajo mi punto de vista son totalmente incesarios. 

  • Andrea Iglesias Morenza

    Me ha gustado mucho tu entrada Rocío! Había escuchado alguna vez ese término, pero nunca me había puesto a buscar información sobre él. Sin duda pienso igual que tu y que Isa. Creo que en la actualidad se están empezando a crear aplicaciones y dispositivos, que si, son un avance, pero ¿para quién?. Considero que si que es verdad que facilitan la vida diaria, pero la facilitan de una forma innecesaria, porque si seguimos así, dentro de no muchos años no seremos capaces de hacer nada nosotros mismos, porque total, ya habrá una aplicación que lo haga por nosotros. 

    Apoyo completamente el avance de la tecnología, pero como siempre, creo que lo principal es inculcar el mejor uso de esta, porque como dices tu "hay que saber marcarles unos límites, dejarnos beneficiar por las opciones y potencialidades de las nuevas tecnologías sin dejar de ser humanos."

    Muy buena entrada :)

  • Rocío Rodríguez Estévez

    Estoy completamente de acuerdo con lo que dices Isabel, se crean necesidades antes de que estas puedan llegar a existir, cuando crees que necesitas algo ya existe una aplicación que te pueda ayudar a solucionarlo..Es práctico sí, pero los dispositivos y las nuevas tecnologías no pueden llegar a substituír nuestras responsabilidades...SOMOS HUMANOS.

    Andrea, me alegra que te haya gustado mi reflexión,es cierto que el día de mañana puede darnos incluso miedo, hasta que punto nos vamos a dejar llevar por la tecnología?