Tecnología en la escuela.

La escuela como todos los demás contextos también ha entrado en un cambio. A la vez que la tecnología se hace cada vez un hueco más grande en nuestras vidas, al mismo paso se lo hace dentro de la educación y las escuelas.

Los recursos digitales como son  los ordenadores, pizarras digitales, acceso a internet en las aulas… que hace unos años ni nos planteábamos dentro del aula, ahora se hacen indispensables. Sobre todo recalcamos aquí la aparición del libro digital frente al libro en papel, el tradicional. Pero esta modificación aun no aparece dentro de las escuelas pero si que nos encontramos cada vez con el libro tradicional “renovado”, en el cual cada vez aparecen más recursos digitales en ellos tanto como para el alumno como para el profesor. Hace unos años lo digital quedaba relegado a asignaturas como música o inglés, pero ahora aparecen también en asignaturas como, sociales, matemáticas, lengua… en los que cada libro tiene una clave para acceder a estos recursos, como son, juegos, ejercicios…

Desde mi punto de vista estos libros “renovados” presentan unas ventajas pero también unos inconvenientes, como ventaja destacamos el hecho de la introducción de los alumnos en las competencias digitales ( a un nivel técnico), también el poder reforzar lo dado en el aula con actividades interactivas y más llamativas para los alumnos. Pero también cabe decir que  cada alumno necesita de un libro para acceder a la clave de recursos on-line, y esta es una clave intransferible  esto quiere decir que el año que viene ese libro ya no servirá para otro alumno porque este necesita una clave nueva para poder acceder a estos recursos.

¿Qué creéis que supone la introducción de estos recursos en la escuela?

Comentarios

  • Cristina Martínez Álvarez

    Como vimos hoxe na clase interactiva penso que está moi ben renovarse e empregar os recursos dixitais e, mellor aínda, se existe unha combinación destes cos “libros tradicionais". Debemos avanzar e pensar no futuro o que supón unha mellora nos procesos de ensinanza.

    Pero por outra banda, penso que todo se queda en formalismos ou en intereses económicos por dicilo dalgunha maneira, xa que como ben mencionas, cada alumno necesita un libro para acceder a unha clave e así poder empregar os recursos online; unha vez máis podemos observar que o coñecemento non é libre.

    Como alternativa temos plataformas como a “Marea Verde” que dispoñen de recursos dixitais gratuítos que aínda que non disporán de tanta calidade (ilustracións..) si que reflicten os contidos de cada materia.