• Blogs
  • Sandra
  • ¿Estamos preparados para el uso de las tecnologías?

¿Estamos preparados para el uso de las tecnologías?

Por Sandra

 

Hace un par de días, en las noticias, se hacía referencia al  Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información. A su vez, también enfatizaron uno de los problemas más habituales ligado a las tecnologías, el ciber-bullying, es decir, el uso de las redes sociales con el fin de ridiculizar, amenazar, humillar o intimidar a una persona, especialmente menores de edad.

A medida que la noticia se iba desarrollando pusieron el ejemplo de Finlandia, donde se  desarrolló un programa anti-intimidación conocido como KiVa, el cual se lleva a cabo en las escuelas, y hizo posible que este problema se redujese en, aproximadamente un 80%. Principalmente este programa ayuda a reducir el acoso escolar, pues hoy en día, como salió en las noticias, cada vez son más los vídeos que se cuelgan en internet para hacer “mofa” de la o las víctimas.

Como he dicho anteriormente, una fuerte evidencia de la efectividad que está causando este programa, es que la victimización e intimidación ha disminuido notablemente en este país. Asimismo, el KiVa va dirigo a diferentes edades para que sean capaces de reconocer el acoso. Para ello, el quipo de profesionales que lo lleva a cabo, debe estar formado en este ámbito y tener un amplio conocimiento sobre el tema.

Por otra parte, también insistieron en los altos casos de control que se producen mediante el Whatsapp entre niños y niñas menores de edad. La necesidad constante de saber que hace tu pareja, cómo va vestida, de tener conocimientos sobre lo que está haciendo, con quién y cuándo, están causando graves problemas. Creo que esta herramienta aunque tiene muchas utilidades es un gran medio controlador y , especialmente, tras la innovación de poner la doble v azul, la cual te dice que han leído tu mensaje si la persona lo recibe y no te contesta. ¿Dónde quedó nuestra libertad para decidir si queremos o no contestar? ¿Dónde está nuestro derecho a la privacidad?

Evidentemente cada uno es libre de contestar o no, pero una vez que la persona que hay detrás del otro móvil sabe que lo leímos y no contestamos, ¿cuáles serán las consecuencias?

Vivimos en el mundo de las tecnologías pero mi pregunta es:

¿Realmente estamos preparados para ello?