Compras a ciegas

Comprar por internet se ha convertido en una práctica muy habitual. Son obvias las ventajas que ofrece este nuevo método de compra, los clientes desde nuestra casa tenemos una oferta infinita de cosas, todo aquello que puedas imaginar es muy probable que lo encuentres de este modo. Aún así existen muchos escépticos, sobre todo con el método de pago porque este obliga a facilitar datos bancarios. Para esto, la red de redes ha facilitado métodos de pago con cierta garantía, como es PayPal o Google Wallet entre otros. Mediante estos, el comprador puede recuperar su dinero en caso de no cumplirse lo acordado en la venta.
Existen varias amenazas para argumentar este miedo, el phising que trata de suplantar la página web para robarnos el usuario y la contraseña; el malware que se traduce por programas que ejecutan comandos sin conocimiento del usuario; y las famosas interceptaciones de información (tus datos leídos por terceros).
Debemos reconocer en las páginas web que habitualmente aparece un símbolo de un candado cerrado junto a las siglas https. Vemos de este modo que siempre habrá un peligro en estas compras, pero también hay que reconocer que la comodidad que llevan consigo habría que plantearse si vale la pena correr ese peligro (que podemos hacer mínimo).
Otro punto a tratar es el hecho de que como el capitalismo dicta, si uno vende mejor, más rápido y más barato competirá con otro (en este caso una tienda física) lo que puede acabar con varios puestos de trabajo. Se dice que el ser humano debe reinventarse para sobrevivir, la pregunta que me hago es si realmente haciendo esto estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado como sociedad, puesto que China siempre lo hará más barato.
compras-online.jpg
Webgrafía:
http://www.lavanguardia.com/opinion/temas-de-debate/20120603/54302878903/es-seguro-comprar-por-internet.html

Comentarios

  • Ixchel Roman

    Hola Alberto, creo que el miedo no solo viene por el medio de pago que también ya que mucha gente tiene a pavor a poner su número de tarjeta pero también por el producto que pueden recibir ya que cada día aparecen más publicaciones de gente que compran por internet y reciben productos de muy baja calidad o completamente diferentes.

  • Lara Bello Rey

    Ola!

    Na miña opinión, o temor principal da xente é ter que dar os seus datos bancarios. Non embargante, agora mesmo xa hai máis facilidades para non ter que usar a túa domiciliación bancaria habitual posto que podes crear unha tarxeta específica para iso.

    Ademais, están as falsas expectativas, esto é, que o produto que elixiches non sexa como se mostra nas imaxes pero sempre existe a opción de devolver o produto.

    Como conclusión, comprar por internet é un método cómodo, rápido e sinxelo.