Consumir - Colaborar - Producir: ¿dónde me ubico?

En la expositiva del cinco de abril reflexionamos sobre nuestra ubicacicón en cuanto al consumo, colaboración y producción de contenidos en la red. Consumir se define como el hecho de usar, disfrutar o servirse de cierta cosa, material o inmaterial, en especial algo que se gasta o por lo que se paga dinero. Colaborar es trabajar conjuntamente con otras personas en una tarea común, normalmente en obras de creación, y en especial cuando se hace como ayuda o de forma desinteresada. Producir requeire fabricar o elaborar un producto mediante el trabajo.

Pensando en mi situación personal, creo que sobre todo me sitúo en el proceso consumidor, ya que en mi día a día suelo emplear contenidos e información proporcionados por otras personas, tales como artículos, trabajos, música, etc. En un principio esta era mi idea en cuanto a lo que yo aportaba a la red, pero después de comentar en gran grupo las ideas de cada uno, creo que también me podría hubicar en el proceso colaborativo, en el sentido de que, en las diversas redes sociales, comparto de vez en cuando alguna información a través de artículos o mismo imágenes que encuentro y me parecen interesantes. En donde me parece más difícil posicionarme es como productora: realmente no creo contenido y lo subo a la red, si bien como comentábamos en clase, el poner tu opinión a una información que compartes o modificarla de alguna forma sería producir. Aún así, a mi parecer que producir conllevaría un proceso mucho más avanzado y concreto.

Tal y como comentamos durante la sesión, podríamos hablar de un nuevo concepto que se comienza a generalizar: es el llamado prosumidor. Según la página Neurocomunica, el término lo acuñó en 1980 el escritor estadounidense Alvin Toffler en su libro The Third Wave, para sintetizar en un mismo término las palabras 'consumidor' y 'productor'. Tofller tenía la idea de que en este nuevo modelo de sociedad, los consumidores se involucrarían hasta tal punto en el producto que llegarían a convertirse en parte activa de su creación. Esta idea se comprueba hoy en día como realidad, a través de la tecnología, la web 2.0 y la interactividad que nos proporcionana.

En este mismo sentido, conocemos a través de un post en el blog de la Aedemo (Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión) las diferencias existentes entre un consumidor y un prosumidor, que se muestran en la siguiente tabla:

                           image 

Me gustaría, para terminar, reflexionar sobre una frase que me dejó pensando:

"Los fotos tienen ahora más presencia y más valor"

No sé que os parece a vosotros, pero a pesar de que ahora hay más posibilidades de hacer maravillas con las cámaras y los móviles, con mucha mejor calidad, creo que se han dejado de valorar tanto. Antes se revelaban y seleccioanban las fotos, y en aquellas cámaras de usar y tirar con solo 24 opciones de guardado, decidíamos qué era importante y qué no para recordar. Ahora quitamos fotos a cualquier cosa y a todo momento; rara vez las imprimimos, sino que las guardamos en una capeta en nuestro escritorio y no las volvemos a ver hasta meses o incluso años después, si no es que las perdemos o se nos borran.

¿Qué opináis sobre esto? ¿Os parece que seguimos valorando de la misma forma las fotografias y lo que fotografiamos?

 

Referencias Bibliográficas