El libro de texto digital

Recientemente hemos hablado de la Escuela 2.0, sus orígenes, consecuencias y factores más importantes, pero yo todavía tengo una duda, ¿por qué no se ha generalizado aún el uso del libro de texto digital?

Es evidente que los intereses económicos mueven el mundo y las editoriales, que año tras año fabrican los libros que los estudiantes españoles han de comprar, condicionan el funcionamiento del propio sistema. Estas empresas, se han negado, por el momento a modernizar los formatos para el libro de texto, manteniendo el libro de texto en papel como principal material didáctico y de uso casi obligatorio para el personal docente. Recordemos que el precio de los libros de texto supone cantidades astronómicas que las editoriales ingresan inevitablemente, ingresos que de substituirse el formato del libro de texto, se verían reducidos por el menor coste que supone la creación de libros en formato digital.

Paralelamente a esta realidad, según el estudio del Gabinete de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (2013), más del 57% del profesorado cree que en pocos años el libro electrónico substituirá al libro en formato papel. Debemos comprender que el libro de texto en formato papel ha cumplido su misión y hoy en día es un  elemento desfasado que ha conseguido sobrevivir a la era digital. Es incomprensible el hecho de que  tengamos la posibilidad de utilizar el libro electrónico y no lo hagamos. El libro electrónico supone  que los alumnos puedan accedera una fuente de información mayor, en donde puedan comparar sus respuestas a las actividades de forma inmediata y favorecer la autoccorrección. Además, aporta ejemplos muy ilustrativos e interactivos  y nos permite realizar búsquedas de información en tiempo real.

No debemos olvidar un factor importante, la salud. Los  más de 6 libros de texto que los niños necesitan en una jornada escolar pueden pesar hasta 12 kg, mientras que una tablet o ordenador portatil supone muchísimo menos peso de carga para jóvenes en edades de crecimiento.

En definitiva el libro digital es una plataforma que nos permite interactuar con miles de contenidos, se adapta a lo que cada docente necesite y permite personalizar el espacio de trabajo de cada alumno. A su vez, es una plataforma actualizable y reutilizable, que concuerda con la propuesta de sostenibilidad que en teoría, la escuela debería de promover.

Los principales escollos a salvar por el libro digital, son las reticencias del propio docente a su implementación. Son muchos los que alegan que es necesario utiizar el lápiz y papel, que el uso de la tecnología desvía al alumnado de la actividad,  que su uso supone demasiada información para el alumnado o que el docente percibe que el alumnado no le presta atención si tiene un ordenador delante. ¿Pero realmente esto son argumentos válidos? En todos ellos subyace el egocentrismo del docente y su necesidad por tener el control absoluto de la clase, así como la incapacidad por gestionar los medios digitales como fuente de aprendizaje.

Desafortunadamente, tal y como nos señala Area(2014), a pesar de la llegada de abundante tecnología a las aulas, los medios didácticos tradicionales como el libro de texto siguen representando el principal recurso didáctico para el proceso de enseñanza, lo cual permite afirmar que la mayor parte del profesorado  sigue mostrando una gran incapacidad para generar materiales didácticos propios para el día a día. 

¿Seremos capaces de superar estas barreras?...

 

Referencias bibliográficas:

-Area, M. & Sanabria, A,L. (2014). Opiniones, expectativas y valoraciones del proferosaro participantes en el Programa Escuela 2.0 en España. Educar, 50, 15-39.

-Gabinete de educación y comunicación de la universidad autónoma de Barcelona.(2013).  La integración de las TIC y los libros digitales en la educación.  Editorial Planeta. Documento recuperado de: http://www.aulaplaneta.com/descargas/aulaPlaneta_Dossier-estudio-TIC.pdf

 

Comentarios

  • ...

    Ola Adán! Interesante entrada!

    Como ben expuxestes, son diversas as causas que impiden ou dificultan a introdución do libro dixital nos centros escolares. Poida que unha sexa a evasiva do profesorado intentando xustificarse en base a diferentes casuísticas, pero persoalmente considero que o principal problema é a falta de inversión que se produce na educación. Un bo mestre ten ou debe saber que as tecnoloxías deben ser parte do día a día da vida académica dun estudante nos tempos actuais. Unha das cousas que seguramente critiquen os mestres é que o libro dixital non está supoñendo un cambio das actividades que se expoñen en comparación co tradicional libro de texto. Isto é, seguen sendo actividades conductistas onda os erros non son vistos como parte da aprendizaxe (un exemplo vímolo na clase interactiva de tecnoloxía) e nas cales se lle da pouca liberdade ao alumnado.

    Aínda así, indirectamente considero que as editoriais cada vez danlle máis importancia a estes recursos xa que por exemplo agora cada libro de texto soe incorporar un CD con actividades e os principais conceptos do temario.

    Espero que nun futuro poidamos superar estas barreiras e tanto o libro dixital como as TICS se incorporen ao proceso educativo de xeito flexible e adaptadas a cada contexto en particular.

    Un saúdo! :)

  • Jessica

    Hola Adam!

    Casi al principio de la asignatura le dediqué una entrada a este mismo tema “¿Libro de texto impreso o digital?”. Si le echas un ojo verás que, en mi opinión, actualmente no se está aprovechando todo el potencial que los libros digitales pueden llegar a ofrecer, sino que suelen ser una exclusiva la digitalización del libro de texto impreso. Esto provoca que se siga manteniendo una estructura educativa obsoleta, rígida, como venimos haciendo hasta el momento. Por ello, la introducción y utilización de dichos libros no es la solución a este problema, porque si no se utilizan de una forma provechosa de nada valen. Además, como dice Araceli, otro aspecto fundamental a tener presente es la formación que los profesorados tienen o deberían tener para utilizar este tipo de materiales. Sin duda, necesitamos a profesionales preparados para que, poco a poco, este tipo de recursos u otros se empelan de una forma efectiva y aprovechando todas sus  potencialidades y no quedándose en un mero usos superficial. 

    Un saludo!!!