Cerrando una etapa

La tecnología irremediablemente está irrumpiendo en nuestras vidas y modifica nuestros comportamientos y nuestra forma de integrarnos en la sociedad. Teniendo en cuenta esto, la tecnología educativa no iba a ser menos e incide en nuestra forma de educar y formar tanto a futuros y como a presentes profesionales de distintos ámbitos.

Durante toda la materia hemos estado incorporando nuevos conocimientos a cerca de esta temática y aumentando aquellos que aún estaban incompletos. Recorrimos infinidad de contenidos y descubrimos numerosos conceptos útiles dentro la pedagogía que permanecían ocultos, ya que, desde mi punto de vista, se encuentran infravalorados.

Primeramente he de destacar mis primeras reacciones de rechazo hacia la materia, puesto que no conocía la infinidad de cuestiones que podía abarcar. Desde mi ignorancia he aprendido que no se puede juzgar un libro por su portada y, tras las sucesivas clases interactivas y expositivas, mi actitud y mis conocimientos empezaron a cambiar. Desde mi pequeño mundo, es decir, desde mi espacio en la red social, he intentado exponer los temas que más me interesaban y que, así mismo, podían ser objeto de interés de mis compañeros/as.

En concreto, me gustarían resaltar las temáticas sobre la identidad digital, los peligros y los beneficios de las redes sociales, las políticas educativas y la existencia de infinidad de recursos educativos. Estos contenidos fueron los que particularmente me abrieron la mente hacia un nuevo concepto de tecnología educativa que, como hemos tenido la oportunidad de comprobar mediante el juego de recortes propuesto en el aula, ha cambiado desde el inicio del curso. Gracias a estos ámbitos, mi definición sesgada de este término se ha convertido en una mucho más amplia que incluye no sólo los aparatos físicos tecnológicos, sino también conceptos como brecha digital, economía, enfermedades y problemáticas, recursos, redes sociales, entre otras.

Debido a todo esto mis valores y actitudes hacia la inclusión tecnológica en la educación también se han visto modificados y reformados continuamente y, aunque siempre poseemos algún que otro concepto negativo, he de decir que día tras día me he cerciorado que una formación sin este tipo de recursos no sería adecuada para la sociedad actual. En relación a ello, me gustaría incluir mis nuevos hallazgos sobre las nuevos recursos para personas con algún tipo de discapacidad, los beneficios que pueden tener los videojuegos educativos en el aula, la cantidad de colegios, institutos y universidades del mundo que viven aisladas y no tienen en cuenta este tipo de avances, etc.

Por último,  y no menos importante, es necesario tener en cuenta la formación continua de las personas en este tipo de conocimientos. Recientemente he descubierto que estancarse en el pasado no es bueno ni para los discentes ni para los docentes y que todo método educativo innovador eficaz puede llegar a favorecer el trabajo de ambos. Es por ese motivo por el cual no debemos poner un punto y final, sino que es necesario “reciclar” todos nuestros conocimientos cada cierto tiempo y modificar nuestra visión tradicional de la formación. Por este motivo, la “llave” de nuestro conocimiento sobre tecnología educativa debe de estar siempre a nuestro alcance para que, aunque cerremos una etapa, siempre estemos dispuestos a añadir nuevas experiencias.

Recuperado de:  http://1.bp.blogspot.com/_BnLrhyGuXSw/THeWfYK6OHI/AAAAAAAAAK4/MrjsX5UxqFI/s1600/cerradura+dibujos.jpg