PROXECTO ABALAR

Por motivos laborales no pude acudir a la sesión en la que se trató el Proyecto Abalar y el Proyecto E-dixgal.

Del Proyecto Abalar ya había escuchado hablar, sabía lo que era, pero no supe realmente como funcionaban las aulas Abalar hasta que en el prácticum III estuve en una de estas, en el CIEP Monte dos Postes. De primeras me pareció algo asombroso que en un aula todos los alumnos y alumnas pudiesen disponer de un PC propio y que en el aula hubiese una pizarra electrónica con la que poder realizar infinidad de actividades. En el colegio en el que estuve había aulas Abalar en 5º y 6º de primaria. Por la experiencia vivida durante un mes observé que los ordenadores se están quedando obsoletos. Por lo que experimenté yo, trabajan muy lento a la hora de crear una presentación en el software libre o a la hora de reproducir un video, entre otras. Todo esto hace que se ralentice mucho el desarrollo de las actividades con este soporte. La tutora del aula pese a estar muy cansada de los problemas continuos de los ordenadores no dejaba de trabajar con ellos en el aula. El alumnado cuando se le decía que iban a hacer una actividad con los ordenadores o con la pizarra digital se les veía en sus caras un entusiasmo especial.

La parte que no se ve de este proyecto es que es un proyecto que segrega a unos centros y a otros ya que no todos los centros albergan este proyectos. Tienen que darse una serie de requisitos para poder disponer de aulas Abalar y esto provoca diferencias entre alumnado de centros con ordenadores en aula con los alumnos que no disponen de estos ordenadores. Creo que la administración debería hacer todo o nada en este tipo de iniciativas para crear una brecha digital entre el alumnado.

En cuanto al poyecto E-dixgal, nunca había oído hablar de el hasta que Fernando Fraga lo nombró en clase. Por lo que sé, es un complemento que se suma a las aulas Abalar donde se dispone de un libro de texto digital de la editorial Netex. No obstante, por lo comentado en clase estos libros ofrecen lo mismo que un libro en formato físico. A priori veo una ventaja ya que las aulas que disponen de este recurso no tienen porque tener libros de texto en formato físico lo cual le puede ahorrar a las familias un montante de dinero importante.


Estas dos iniciativas me parecen muy interesantes, todas las aulas y todos los centros deberían disponer de ordenadores para todos y todas. De este modo acercamos al alumnado a un gran manantial de información que es internet. Enseñándolos desde pequeños a separar la información buena e interesante de la mala. Con esto y con muchos otros proyectos que se pueden desarrollar con estas herramientas obtendrán de forma exitosa la competencia digital.