• Blogs
  • Angela
  • Relación teoría-practica en la materia de tecnología educativa

Relación teoría-practica en la materia de tecnología educativa

En la actualidad la relación entre la teoría y la práctica en el ámbito educativo es una temática bastante presente. Pero este debate no existe tan solo en la actualidad ya que también era una preocupación de autores y especialistas del pasado, tal y como podes ver por medio de una cita de Einstein: “no hay nada más práctico que una buena teoría”. Esta cita es adecuada para expresar lo ligados que están la teoría y la práctica para poder alcanzar un aprendizaje verdadero. De este modo, podemos disponer de mucha teoría pero mientras que no sepamos aplicarlo a la práctica poco nos vale y lo mismo ocurre al revés, es decir, si somos capaces de actuar en la práctica pero no existen unos fundamentos teóricos que demuestran un entendimiento adecuado de nuestras acciones no se puede hablar realmente de un aprendizaje o conocimiento. Así, considero que la combinación adecuada entre ambas partes es fundamental para que los sujetos en cualquier edad sean capaces de crear un aprendizaje significativo y que este no se reduzca a un mero aprendizaje memorístico.

Si tengo en cuenta mi historia académico puedo observar que en España la educación es muy teórica y, por lo tanto, muy memorística. Con respecto a este aspecto existen quejas, tanto por parte del alumnado como también por el profesorado. Es verdad que el alumnado quizás pudiera invertir más tiempo para alcanzar una verdadera comprensión de las temáticas impartidas en las aulas, pero a su vez considero que el propio profesorado tiene que aportar más de su parte y permitir una aplicación práctica de los contenidos impartidos para fomentar así un aprendizaje verdadero en el alumnado.

Con respecto a esta materia, por lo que vimos hasta este momento, considero que es una de las pocas que tratan de relacionar lo que es la teoría y la práctica, ya que por medio de ejemplos que tomamos de la realidad surgen numerosas preguntas y, a su vez, reflexiones que nos permiten crear nuestro propio conocimiento. Estas actividades siempre se ven acompañadas de unas breves explicaciones teóricas que nos permite fundamentar nuestro conocimiento y entendimiento. Algunas veces se parte de la teoría para llegar a una aplicación práctica mientras que otras veces se procede de forma contraria. Ambas formas son correctas y su combinación es adecuada para variar y romper con la rutina.

Así considero que esta combinación entre teoría y práctica que se lleva a cabo en este materia es una buena forma para ir más allá de la teoría llegando a  reflexiones y a cuestionarnos aspectos que nos permiten indagar más sobre la temática hasta llegar finalmente a lo que se puede considerar realmente como aprendizaje.