¿cursos a distancia?No, gracias

El e- learning es una vía para realizar cursos a distancia y gratuitos que atrae a muchas personas. Estos cursos a distancia son, a priori, una opción bastante factible para obtener títulos que nos pueden servir para insertarnos de manera efectiva en el mundo laboral.

Pero el e-learning tiene sus desventajas como todo, aunque en este caso, las desventajas tienen más peso que los aspectos positivos.

Para comenzar, existe una clara dependencia de la tecnología para poder acceder a la formación, pero no todas las personas tienen la posibilidad de contar con estas tecnologías requeridas. Por otro lado, la plataforma de aprendizaje suele utilizarse de manera errónea ya que no se explota todo el potencial que tiene sino que la mayoría de las veces se utiliza dicha plataforma como “simple “contenedor de materiales” ” según Antonio M. Seoane Pardo y Francisco J. García Peñalvo (s.f). Los contenidos tratados en estas plataformas virtuales deben adaptarse a este nuevo medio, pero la realidad es otra ya que los contenidos y la manera de exponerlos no evolucionan  sino que siguen estancados, sin adaptarse a las nuevas posibilidades que las plataformas virtuales traen consigo.

No solo son estas las desventajas que las plataformas virtuales plantean; el poco interés ofrecido en los cursos de formación a distancia, el contenido poco interesante, la falta de puesta en práctica de los contenidos o la sensación de no haber aprendido nada son también aspectos negativos que se comentaron en clase por diferentes compañeros y que ponen de manifiesto la poca calidad de este tipo de cursos.

En un principio tenía la idea de que este tipo de cursos gratuitos de formación sí que eran una buena opción para obtener un título y aprender unos contenidos que me servirían para mi vida personal, pero según lo escuchado en clase y lo leído en algunos artículos modifico este pensamiento y concluyo que, hasta que no cambien algunos aspectos clave de los cursos de formación a distancia, soy partidario de una formación presencial.

 

Referencias bibliográficas:

Universidad de Salamanca. (s.f). Introducción al eLearning. Recuperado de http://antia.fis.usal.es/sharedir/TOL/introelearning/index.html

Comentarios

  • Milagros

    Bos días Javi!!!
    Creo que os diversos cursos online que existen pretenden informar e ensinar diversos materiales de diferente forma que ten unha clase presencial.
    Para min o fallo que poden ter e que ese material pódelo ir vendo cando realizas o examen oportuno para poder acreditar o título correspondente, o que non estimula a xente a estudar, polo que esos contidos non son memorizados e nin aprendidos. O que me fai preguntar si vale a pena ter un título e nin saber de que trata dito contido teórico. O que produce que as persoas que o realicen non esteñan preparadas e só o consigan para o currículum.
    Polo que este tipo de cursos online deberían cambiar certa dinámica para poder aprender certos contidos necesarios.

  • Ainhoa

    Buenas tardes Javi! 

    Estoy de acuerdo contigo en que en un principio pensaba que los cursos gratuitos eran una buena opción formativa, pero que tras escuchar las anécdotas de nuestras compañeras en la clase expositiva, mi visión se ha visto modificada, aunque quizá no tan radicalmente como la tuya.

    En mi opinión, creo que la responsabilidad del proceso de aprendizaje reside en cada uno de nosotros, y que los cursos formativos que proporcionan un material documental y posteriormente te hacen un examen no son de por sí negativos, ya que uno debería ser responsable de lo que aprende y cómo lo aprende, así como de no "hacer trampas" a la hora de realizar la prueba. Tomando esto como ejemplo, creo que se relaciona también con lo que sucede con determinadas materias, que al proporcionarte el material a estudiar, hay quien únicamente se limita a memorizarlo la semana antes y plasmarlo el día del examen, sin haber realizado un aprendizaje por su parte. Aprender y utilizar el material para ello está en la mano de todos en ambas opciones, pero cada uno escoge si hacerlo o no.

    Por otra parte, lo que sí queda demostrado (a mi parecer) con el testimonio de nuestras compañeras en la última sesión de clase es que hay determinados contenidos que no se pueden abordar a través de un curso online, o por lo menos en su totalidad, como por ejemplo el curso de Primeros Auxilios que nombró Sara, ya que predominantemente son competencias prácticas las que hay que desarrollar y considero que a través de una pantalla no resulta viable.

  • Sara

          Buenas! Bueno creo que soy un poco la culpable del cambio radical de vuestro pensamiento pero creo que no debería ser del todo así.

           Es cierto que mi experiencia en cuanto al curso de Primeros Auxilios no fue la mejor pero realicé muchos otros y creedme, fueron muy fructíferos. El primero, el de Primeros Puxilios, era necesario para poder trabajar como coordinadora en  un campamento y lo hice a través de e-learning porque era una opción rápida y sencilla. Yo ya tenía conocimientos en este ámbito puesto que tuviera ya la asignatura de primeros auxilios en el ciclo y posteriormente en el curso de monitor, lo que implica que tuve muchas horas teóricas pero también muchas presenciales, así que consideré que era suficiente y que para adquirir el título con un curso online me bastaría. Es verdad que si no tuviera conocimientos de antes, este no me serviría para nada, pero como aprendizaje complementario me parece muy interesante, todo hay que decirlo.

          También realice muchos otros como de voluntariado, de cooperativismo, de formación y coordinación de empresas, de manipulador de alimentos y algunos más, todos ellos online y he de decir que en estos casos sí que adquirí mucha información y me resultaron muy interesantes a la par que necesarios para mi formación y mi trabajo.    

         Creo que el fallo fundamental reside en nosotros mismos, ya que si podemos hacer trampas las hacemos, y si podemos hacer el examen con los apuntes en otra pestaña y al mismo tiempo también lo hacemos, por lo que así apenas nos implica esfuerzo ni la necesidad de retener la información.  También es verdad que en algunos sería fundamental una parte presencial, pero también los hay, el caso es saber buscar y encontrar los más óptimos.

         A modo de conclusión deciros que no os quedéis solo con los aspectos negativos, la realización de cursos online, el e-learning es muy buena opción, sobretodo como aprendizaje complementario al ya adquirido y como recuso de ampliación, pero sobretodo haciendo una buena selección y buscando aquellos que se adapten mejor a nosotros, a nuestras necesidades y siempre intentando aprender y superarnos, sin trampas  con mucha motivación y actitud positiva.

  • Nerea Patiño Fontenla

    Buenos días. Tras leer tu nueva aportación a la materia, he de indicar que mi experiencia personal me lleva a posicionarme conforme muestra en el comentario de la misma Sara.

    Tras conocer diversos cursos de formación que siguen la metodología e-learning, he de decir que las diversas plataformas a las que he podido acceder funcionaban de manera distinta y en algunas el proceso didáctico era realmente efectivo, a mi parecer. Aunque, si es cierto que otras de las plataformas facilitaban la información y las condiciones para la obtención de un título, que apenas requería la lectura de los documentos para la obtención de esta documentación. Pero en todo caso, opino que el mayor problema reside en nosotros mismos, puesto que cuando tenemos la facilidad para conocer las soluciones, no intentamos profundizar en nuestros conocimientos para intentar llegar a los resultados. 

    Pòr tanto, no pienso que debamos juzgar la metodología de un curso, comparándolo con otros que no alcanzan los objetivos que pretenden y que por tanto, no mejoran el proceso de enseñanza-aprendizaje.

  • Andrea Bermúdez

    Hola Javier. Los cursos a distancia, como decía Adriana en la última clase expositiva, tenían una finalidad en sí misma de complementar el aprendizaje, que en la actualidad se ha desvirtualizado como herramienta para la acumulación de títulos sin ninguna trascendencia en nuestra formación.

    La crítica que realizas al e-learning como un sistema de enseñanza en ámbitos específicos de conocimiento la entiendo y en muchos aspectos pienso igual que tu. Sin embargo, el aprovechamiento de esos cursos que los usuarios hagan, depende en gran medida, de la predisposición hacia el aprendizaje que cada uno mantenga; esto puede ser comparable inclusive a nivel de la educación reglada: puedes ser un alumno que la única aspiración que tenga sea promocionar de curso, con independencia del crecimiento personal y profesional, realizando el mínimo esfuerzo para conseguirlo, o puedes tener una actitud activa hacia construir tu propio aprendizaje.