Mi CEIP y las TICs

Por IriaPG Comentarios (9)

Las TICs llegaron a mi colegio más bien tarde. Yo ya estaba en sexto de primaria y mis amigos de otros colegios ya hacía tiempo que usaban las TICs en sus centros.

Para que os situéis un poco, he de decir que mi colegio era un CEIP público muy pequeño donde la clase más numerosa, la mía, tenía tan solo 17 alumnos. Y por supuesto, no había más de una clase por curso.

Los maestros que me impartían clase ya habían sido maestros de mi padre y sus metodologías de enseñanza no habían cambiado mucho desde aquella época. Lo único que cambia eran los libros de texto, durante toda la primaria jamás le pude prestar un libro a mi hermana a pesar de que tan solo nos llevamos tres años.

El centro se situaba en mi pueblo, Cela, que no llega a los dos mil habitantes. Cela es un pueblo marinero, cuyas ciudades más cercanas (Pontevedra y Vigo) quedan lo bastante lejos como que sus influencias lleguen fácilmente. No es de extrañar pues, que las TICs tardasen en llegar a mi CEIP.

Recuerdo el día que llegó el proyector (y la pantalla). Para que todo pudiéramos disfrutar de él, se instaló en el gimnasio, el cual también utilizábamos como salón de actos. Pocos días después lo utilizamos para ver una película: Matilda. “¡Ir al cole a ver películas, que bien!” pensé por aquel entonces, porque de la película aprender no aprendí nada a pesar de que al día siguiente tuve que entregar un resumen de una carilla, cosa que en aquel momento me pareció muchísimo trabajo e hizo que las escasas sesiones de cine a las que asistí no me gustaran.

Tras el proyector, llegaron los ordenadores. Esto fue tan bien recibido que hasta hicimos una fiesta en el centro. No recuerdo exactamente que dijo el director en el discurso que nos dio, lo que si recuerdo es haberme quedado con la sensación de que los ordenadores eran geniales y que supondrían un cambio muy grande en nuestras clases. ¡Ahora éramos un colegio moderno! O eso creía yo… Lo cierto es que vi esos ordenadores dos veces en todo el curso, el día de la fiesta de inauguración y un día que la maestra me mandó ir a buscar folios, porque resulta que el aula de informática también era un lugar de almacenaje de materiales. Eso sí, aquel año en la revista del colegio todos tuvimos que escribir y dibujar lo genial que había sido la entrada de las TICs en el centro. Y una vez más el director se explayó explicando en un artículo el gran cambio que había supuesto la nueva adquisición de materiales, todo bien adornado de fotos de las preciadas maquinas.

Como bien he dicho antes, mi hermana es tres años menor que yo y por tanto cuando yo me fui del centro para cursar secundaría, ella prosiguió sus estudios en el CEIP del centro. Gracias a ella pude estar al día de lo que hacían en el centro con las TICs. Tras mi marcha, algunos profesores se retiraron y llegaron nuevos docentes al centro, los cuales daban más uso a la sala de informática. Los nuevos maestros enseñaban a los alumnos como utilizar Word a la hora de realizar los trabajos, pero poco más.

Pronto llegó el día en que mi hermana también abandonó el centro y desde aquel momento dejé de recibir nueva información sobre aquel tema.

Hace algunos meses mi tía me comentó que estaba empezando a valorar diferentes centros para matricular a mi prima pues para el año empezará Educación Infantil. Comenzamos por aquel entonces un arduo trabajo de investigación sobre los centros, pues buscábamos uno que se adaptase lo mejor posible a los valores que mis tíos intentaban inculcar en su hija. En un principio, mis tíos se inclinaban por centros educativos con metodologías de enseñanza alternativos pero decidieron no cerrarse a ninguna opción y por tanto visitaron varios centros públicos de los alrededores. Yo, que les ayudaba en la tarea de recoger información sobre los centros, sentía mucha curiosidad sobre los cambios que podría haber sufrido el CEIP donde había estudiado y por tanto el día que acudieron al centro en busca de información, decidí ir con ellos.

A mi llegada al centro me sorprendió el gran cambio en las infraestructuras. Yo pasaba muchas veces por allí y veía como externamente había cambiado pues se había pintado y se había construido un gimnasio nuevo, pero llevaba muchos años sin entrar y ver el centro por dentro. Además de un básico lavado de cara con la nueva decoración, el centro se había provisto de un comedor escolar y había reconvertido el antiguo gimnasio en un confortable salón de actos. Las aulas seguían igual pero las zonas comunes no parecían las mismas. Las TICs estaban presentes en cada rincón, ordenadores, teléfonos, pantallas, etc. campaban libres por el centro, cosa que me sorprendió. Una vez mis tíos vieron resueltas sus dudas, decidí preguntarle a la persona que nos atendía (un docente que formaba parte del equipo directivo), sobre el papel de las TICs en el centro. Esta persona se quedó dubitativa como si no hubiera entendido mi pregunta y después empezó a soltar palabras sueltas sin sentido: “sala de informática, ordenadores, página web…”. En ese momento pensé que era mejor hablar con otra persona y pregunté si alguien me podía facilitar más información. Tras esto llamaron a la profesora de tecnologías que resultó ser mi antigua profesora de Educación Física, la cual me explicó que las TICs en el centro se utilizaban como herramientas de apoyo en las explicaciones o para la búsqueda de información. En cuanto a las clases de tecnologías, se basan por una parte en saber información básica sobre las máquinas (que son, que tipos hay, uso seguro y responsable, etc.), prestándole sobre todo atención a los ordenadores. Por otra parte, hacen especial hincapié en enseñarle al alumnado a buscar y seleccionar información adecuadamente.

Hace unos meses me hubiera ido tan tranquila para casa, pensando el extraordinario cambio que había sufrido este centro. Pero mi visita al centro cuadró en la misma semana en la que en clase habíamos hablado sobre las diferentes perspectivas y enfoques que existen en cuanto a la integración de las TICs en las instituciones educativas. Y por tanto, no me quedé nada satisfecha con la información recibida.

No os voy a explicar de qué trata cada modelo pues creo que a estas alturas ya lo sabréis y sino siempre podéis acudir a los blogs colgados por nuestros compañeros Daniel López, Bianca Rodriguéz o Nerea Patiño, cuyas entradas me ayudaron mucho en su momento a comprender estos términos. Con esta entrada simplemente pretendo mostraros un claro ejemplo de modelo tecnocrático desde mi propia experiencia, y como mi visión sobre los modelos ha ido cambiando gracias a la asignatura de Tecnologías Educativas.

Dado que he retomado contacto con mi antiguo centro y este verano voy a colaborar en un pequeño proyecto de educación a lo largo de la vida con ellos, me gustaría proponerles un pequeño cambio en cuanto de las TICs en el centro. Me gustaría asesorarles sobre como pasar de un modelo meramente tecnocrático a uno relacional, ¿Me ayudáis? ¿Qué propuestas debería proponerles? ¿Veis factible mi propuesta?

Aquí os dejo dos imagenes que ilustran un poco lo que os he contado:

Imagen 1. Mi aula de informática.

Mi aula de informática

 

Imagen 2. El aula de informática actual.

Aula de informática actual

Comentarios

  • Ángela Brenlla

    ¡Buenos días Iria!

    Me parece una idea estupenda que hayas decidido contarnos tu experiencia con el CEIP y los cambios que este presentó. Creo que no me confundo si digo que en la mayoría de los centros de infantil y primaria las tecnologías son un recurso olvidado, no se le da importancia o no se cree que puedan ofrecer nada a la enseñanza y por ello el plan TIC es algo hecho de manera rápida para cumplir. 

    En el proyecto de esta materia mi grupo se centró en el ámbito escolar y pudimos comprobar que, no solo en muchos centros no es público dicho plan sino que incluso no dejan tener acceso a él, el único que pudimos encontrar en internet carece de información y parece más un borrador que un plan en sí, con objetivos poco trabajados.

    En mi caso, no recuerdo que hubiera ningún tipo de aparto tecnológico en mi CEIP: ni sala de ordenadores, ni proyectores... únicamente recuerdo una televisión con reproductor de DVD para aquellas veces (pocas) que nos ponían una película. La primera vez que tuve contacto directo con la tecnología en un colegio fue cuando pasé a la secundaria en un IES, donde, como no, estos aparatos eran empleados como un medio para conseguir un fin, siguiendo así un modelo tecnocrático.

  • Nerea Patiño Fontenla

    Hola Iria. Leyendo tu publicación, he recordado lo vivido durante mi período escolar en un CEIP en un pueblo pequeño y con pocos estudiantes, puesto que coincide mi situación en gran medida con la que tú has vivido. 

    Por otra parte, quería indicar que me parece sumamente interesante que vayas a colaborar en un proyecto en el centro en que tú has estudiado, aunque lo que me parece más interesante es que tengas voluntad de intentar propiciar un cambio en el mismo, tratando de dotarles de nuevas propuestas educativas en las que intentes contar de primera mano con la integración de las nuevas herramientas tecnológicas. 

    Respecto a las cuestiones que nos planteas, pienso que introducir una serie de modificaciones no estaría nada mal y podría costar bien poco, contando con que el centro dispone de ordenadores para uso de sus estudiantes. Me parecería una buena estrategia tratar de fomentar el uso y acceso a estas herramientas a través de las diferentes materias para la profundización de contenidos, por ejemplo, así como podría ser interesante facilitarles recursos educativos a los que poder acceder fuera del aula, tales como juegos educativos relacionados con diversos núcleos temáticos.

    Otra propuesta podría ser la creación de una página web colaborativa entre padres, profesores y alumnos/as.

    Además, sería interesante que se educase en el uso de las TIC fuera del ámbito educativo formal, dotándoles de nuevas oportunidades para su desarrollo; favorecer el uso de nuevas plataformas donde poder hacer trabajos, buscar información sobre determinados aspectos, etc. y no sólo dentro de las clases de informática, como tú indicas. Esto se podría hacer mediante trabajos de investigación colaborativos entre los discentes, por ejemplo.

    También, podría ser interesante la integración dentro del aula de pizarras digitales (que no sé si tienen) para trabajar con contenidos transversales; así como me parece una buena idea la utilización de mecanismos de realidad aumentada que acabo de conocer hoy mismo a través del blog, que se han empezado a utilizar en Madrid. 

    Si bien, existen múltiples propuestas, mas con todo, pasar a un enfoque relacional depende de muchos factores y para ello sería necesario cambiar las teorías de aprendizaje que existen dentro del centro educativo al que haces referencia. 

  • IriaPG

    Gracias por tu comentario Angela, lo cierto es que sigo bastante frustrada con el tema. No puedo entender como los centros invierten dinero en algo que no saben como utilizar. ¿A caso no sería mejor tener un plan donde se concrete como actuar?
    Creo que tener la última tecnología no es lo importante, lo interesante es usar la tecnología que se tiene de modo que beneficie a sus usuarios.
    Si estuviera en mi mano, yo propondría que cada centro que quisiera integrar las TICs diseñase un plan conjunto (todos los miembros de la comunidad educativa han de intervenir) y que este se implementase por fases con ayuda de un asesor externo. Creo que normalmente lo que se hace es comprar una partida de ordenadores, instalarlos y luego creer que se está a la ultima en innovación educativa y esto está muy lejos de la realidad.
    Antes del cambio metodológico o de material (pues muchas veces se aplica solo a eso) se debe aplicar un cambio de mentalidad. Vivimos en la era de las tecnologías, es por ello que no podemos ver las TICs como meras maquinas sino como un nuevo constructo social.

  • IriaPG

    Hola Nerea! Muchas gracias por tu comentario, me has dado muy buenas ideas. También he estado investigando un poco y resulta que ya cuentan con página web, mira: http://www.edu.xunta.gal/centros/ceiptorrecela/​. Si le has echado un ojo comprobarias como yo lo pobre que es la página. No se a ti pero a mi me da la sensación que todo lo que han subido ha sigo por obligación, lo indispensable.

    Dado que mi colaboración va a ser muy breve (solo durante el mes de julio), he pensado centrar mi trabajo en la página web. Creo que si les hago ver lo positivo que resulta darle uso a esta plataforma podré plantar la semillita del cambio en sus mentes.

    En la página web se han de llevar a cabo varios cambios a priori. Por un lado creo que ciertas areas de información básica no deberian de estar vacias. Si mis tios acudieron al centro en persona fue porque no encontraban apenas información por internet. Ellos trabajan y tienen una niña pequeña a la que cuidar con lo cual desplazarse no simpre les es posible, por ello abogo por una mayor cantidad de información en la página (y de mayor calidad). Por otro lado, creo que hasta ahora la poca comunicación que se ha dado ha sido unilateral, del centro a aquellos que consulten la web. Creo que sería muy interesante impulsar una comunicación bilateral donde todos los miembros de la comuniad se impliquen. Además de este modo, y eludiendo a lo dicho anteriormente, padres como mis tios no tendrían que acudir al centro continuamente sino que estarían en contacto directo sin desplazarse.

    Hasta ahora he hablado mucho de lo cómodo que resultaría, pero a su ves es rápido, fácil y barato. Además, a partir de esta web se podría dar salida al resto de las tecnologías del centro. ¿Que tal si los estudiantes tuvieran su propio espacio en la página? Ellos serian responsables de mostrarles al mundo lo que van aprendiendo, sus intereses, sus valores, todo aquello que quisieran comunicar. Para ello utilizarian las herramientas de las que ya dispone el centro y con la ayuda del profesorado integrarían las TICs en su aprendizaje.

    ¿Que te parece mi idea? Aun tengo mucho que investigar pero creo que la idea principal ya la he hayado.

  • Nerea Patiño Fontenla

    Me parece una idea muy positiva Iria y como tú dices, se podría cambiar su metodología tratando de aproximarles a los beneficios que podría suponer el uso realmente efectivo de la página web, puesto que a través del diálogo en general y de la propuesta en particular, podrías hacer que tomaran conciencia de la necesidad de modificar su día a día y de replantear el proceso de aprendizaje de los discentes. 

  • Andrea Rodríguez Caamaño

    Buenas tardes Iria, me ha llamado la atención tu blog porque en mi CEIP ocurría lo mismo. Recuerdo que había una pequeña sala de informática que apenas utilizamos, en la que había dos o tres ordenadores. Cuando pasé al instituto si pude ver un cambio en el uso de las TIC's, aunque no fue significativo, pues únicamente empleábamos los ordenadores en alguna materia y de vez en cuando. Su uso era reducido: buscar en internet, escribir en word...

    Mi hermano pequeño fue al mismo CEIP que yo, y actualmente estudia también en el mismo instituto al que fui. Sé, a través de el, que la presencia de las TIC's en el CEIP sigue siendo pobre, aunque en el instituto si se emplean más.

    Considero que un aspecto muy eficaz y positivo el hecho de que propongas una introducción del uso de las TIC's en el centro, para que de esta forma se replanteen la situación y decidan llevar a cabo cambios. Como tú bien dices, la página web que ofrecen ofrece información muy básica y pobre, por lo que podrías optar por empezar por ahí.

  • IriaPG

    Gracias por tu comentario Andrea. Por lo visto la situación que yo viví a resultado bastante común pues como me comentais a vosotras también os ha pasado. Es por eso que me ha parecido importante introducir el tema TICs en el curso de verano en el que colaboraré con mi centro. En un principio había pensado integrarlas sin más para que tomasen ejemplo, pero ahora creo que no será suficiente y es por ello que he propuesto a la organización dedicarle un tiempo en exclusiva a este tema. Espero que con las charlas y talleres previstos, además de los ejemplos que aportaré, pueda lograr un pequeño cambio en este CEIP.

  • Andrea Bermúdez

    Hola Iria! Me parece una muy buena forma de apoyar tu discurso sobre qué lugar ocupan las tecnologías en los centros educativos desde tu propio recuerdo de tu experiencia. He de decir, que al contrario que a ti, yo si recuerdo acudir con regularidad - una o dos veces por semana - al aula de informática desde que era bien pequeña, y la distribución del espacio era más semejante a la primera imagen que muestras, ocupando las filas de mesas con ordenadores el centro de la mesa. A mayores de esta sala de informática, había una sala de proyecciones para poder ver vídeos y películas, ya que de aquella, las pizarras digitales todavía no se conocían en las aulas. Actualmente, no tengo conocimiento de cómo ha evolucionado el protagonismo de las TIC en mi centro educativo de primaria, puesto que el colegio es Barcelona. En cuanto a mi etapa en secundaria, recuerdo que tuve la asignatura de Informatica en 4º curso y el profesor que impartía la materia era el profesor de plástica que estaba cubriendo una baja y no quisieron/pudieron contratar a un profesor con conocimietnos en esta materia (eso ya de entrada denota en un primer momento, la situación actual del sistema educativo español, y concretamente, la falta de interés hacia el ámbito de las TIC desde la institución),y el profesor en cuestión tenía que mirar tutoriales en Youtube para poder dirigir más o menos las clases, por lo que los contenidos que pudimos adquirir durante el curso, fueron más bien pobres.

    Volviendo a las cuestiones que planteas, considero que sería favorecedor que las TIC se integrasen de forma transversal al currículo y a la metodología de trabajo, y no que se viesen relegadas a un espacio concreto y aislado. Esto se puede conseguir proponiendo prácticas en las que se necesite emplear las nuevas tecnologías, como por ejemplo, realizar trabajos por proyectos con una parte de investigación adaptada a cada curso escolar, en donde se enseñe cómo obtener información de Interet, o prácticas tan sencillas en relación a así como se enseña a realizar búsquedas en el diccionario, actualizarlo y enseñar a hacer estas mismas búsquedas por Internet., etc.

  • IriaPG

    Gracias por tu comentario Andrea. Me alegra conocer una realidad distinta a la mia y a la de los compañeros que comentaron anteriormente, aunque me pregunto si esta situación no será diferente por el echo de desenvolverse fuera de nuestra comunidad autónoma. Sobre este hecho me gustaría investigar un poco más pues es bien cierto que vivimos en un país en cuyas comunidades autónomas se pueden hayar realidades muy diferentes.

    Por otro lado, lo que viviste en la secundaria me resulta, desgraciadamente, muy común. A las TICs, como bien tú dices, no se les da importancia alguna y es por ello que el puesto de profesor de esta materia suele ser asignado a cualquiera.

    Al igual que tú, creo que la integración transversal de las TIC en el currículo y en la metodología de trabajo es esencial. Y hablo de una integración real, no lo que se suele hacer (escribirlo en el PAC y luego pasar de todo). Me parece muy interesante la propuesta que tu haces, y es que por lo que tengo leído en otros paises ya trabajan con el sistema de proyectos y les funciona. Si nosotros ademas de aprovechar las ventajas que la elaboración de proyectos tiene en el aula podemos incorporar las TICs, creo que estariamos dando respuesta por fín a lo que los educandos de hoy en día demandan.