Traballiño

¡Muy feliz Sábado a todos!

He pasado una felicísima semana encerrada en la biblioteca de sol a sol, y lo de felicísima que se me entienda, y no he tenido un minuto para parar aquí, por lo que os tengo a todos muy abandonados pero, por fin, ¡he sacado tiempo!

Me gustaría hablaros de la realización de nuestro proyecto. Voy a empezar con una recomendación, y es que os paseis por el perfil de nuestra compañera Ángela Brenlla y le echéis un ojo a su última entrada "Reflexión y un poco de autocrítica", en ella os cuenta un poco como fue nuestro dilema a la hora de poner orden a nuestro proyecto "Forma-T" (el que, por cierto, ya cuenta con su maravilloso vídeo de presentación en Vimeo, si no lo habéis visto aún... ¡no sé a qué estáis esperando!). En su entrada también hace una pequeña descripción de nuestro proyecto, no tiene pérdida.

No vengo a hablaros del mismo tema que Ángela, vengo a hablaros del montaje de nuestro vídeo de presentación. La verdad es que mis compañeras y yo hemos quedado muy satisfechas con el resultado final de nuestro vídeo, pero, ¿y el trabajo que hay detrás? Nos hemos vuelto locas dándole vueltas a qué programa podíamos usar, cómo funcionaba cada uno de los programas que encontramos... En un inicio se nos antojaba complicado salir airosas de esta tarea. Al final conseguimos aclararnos y realizar adecuadamente la actividad, pero no sin su dosis de esfuerzo.

Lo que quiero decir es que me ha sorprendido como algo tan simple nos ha dado tanto trabajo, y es que todas hemos trabajado con las TICs en nuestros respectivos institutos pero nunca nos han enseñado a utilizar algo tan simple como un programa de montaje de vídeos. Lo que me hace cuestionar cómo hemos trabajado con las TICs, y si desde los centros pretendían que este aprendizaje fuera significativo o si simplemente nos llevaban a las aulas de informática a cumplir horas. 

Personalmente considero que proyectos como el nuestro son inmensamente necesarios en los centros educativos, para ayudar a que situaciones como la que hemos vivido, entre muchas otras, se puedan evitar.